Marcos Natali | Letras Libres
artículo no publicado
  • Por más relevante que sea lo que Bolsonaro llegue a hacer como presidente, no hace falta esperar a su toma de posesión para juzgar si puede ser definido como fascista.