Luis Miller | Letras Libres
artículo no publicado
  • No todo conflicto político es polarización. Conocer la polarización afectiva ayuda a enfrentarla y a dimensionar sus efectos sobre la democracia.