Lucía Núñez | Letras Libres
artículo no publicado
  • Al concentrarse en la actuación de las redes sociales, las críticas al MeToo mexicano pasaron por alto los errores y omisiones del gobierno y las empresas. Es tiempo de hablar de sus responsabilidades aunque la atención mediática se haya disipado.