Lisa Sánchez | Letras Libres
artículo no publicado
  • El acuerdo alcanzado alcanzado en el Senado para la creación de la Guardia Nacional devuelve la posibilidad de la vía civil en el tema de la seguridad. Pero antes de festejar la victoria es importante entender las dimensiones del otro camino, que, por ahora, parece desechado.
  • Si bien incluye algunas buenas intenciones, el plan de Paz y Seguridad 2018-2024 augura la profundización de la militarización de la seguridad pública y el desmantelamiento de la institucionalidad civil, empezando por las policías.