Lídice Rincón Gallardo | Letras Libres
artículo no publicado
  • Las protestas que han tenido lugar en oficinas de la CNDH exhiben a una comisión debilitada en un país que enfrenta una grave crisis en derechos humanos, y a un gobierno que contribuyó a ese debilitamiento y que está fallando.
  • Sin el Conapred se perdería la posibilidad de continuar con lo que a través de él se ha construido: los fundamentos de lo que podría ser una auténtica política del Estado mexicano en materia de igualdad y no discriminación.