Juan Soto Ivars | Letras Libres
artículo no publicado
  • Una sociedad infantilizada y dogmática crea nuevos tabúes. Hipersensible y obsesionada por la identidad, convierte las palabras en amenazas y blasfemias.