José Antonio Crespo | Letras Libres
artículo no publicado
  • Gemelos enemigos, animales políticos en estado puro, Calderón y amlo se miden, se ofenden, se temen. Dos libros recientes ponen al centro de la discusión sus aciertos y errores en la silla presidencial.
  • La narrativa lopezobradorista de buenos contra malos y héroes contra villanos no es original. Es típica de diversos gobiernos populistas.
  • Al prevalecer un alineamiento en torno a los partidos –leales frente a adversarios–, la sociedad se divide y polariza más entre sí que frente a la clase política. Parte de ese pleito entre entusiastas y detractores consiste en que cada bando descalifica como antidemócrata al contrario.
  • En tiempos de confrontación y polarización social, los moderados son vapuleados de un lado y otro y sus matices pierden capacidad de influir sobre los radicales o sobre el conjunto del pueblo enardecido.
  • Aunque faltan varios meses para las elecciones intermedias en las que se renovará la Cámara de Diputados, la situación actual permite vislumbrar que los resultados serán similares a los de 2018.
  • El debate sobre lo que ocurrió el pasado fin de semana en Bolivia ha buscado más afianzar posiciones ideológicas que explicar lo que ocurrió. La realidad está en algún lugar intermedio entre las dos posiciones enfrentadas.
  • La coalición lopezobradorista obtuvo una victoria contundente en los comicios de julio, pero fue una anacrónica ley electoral, y no los votantes, la que consolidó su poder en las cámaras.