John Lanchester | Letras Libres
artículo no publicado
  • Las consecuencias de la crisis han cambiado el paisaje político de Occidente: han debilitado la confianza en el sistema y han despertado una conciencia de la desigualdad.
  • Cuando el Brexit ganó el referéndum, tras una campaña llena de mentiras y tergiversaciones, muchos analistas hablaron de un país partido en dos. La fractura es más profunda y compleja de lo que parece, y para entenderla hay que tener en cuenta la geografía.