Isabel Zapata | Letras Libres
artículo no publicado
  • La colección Vindictas, editada por la UNAM, busca rescatar del olvido importantes obras literarias escritas por mujeres. Dos de sus títulos cuestionan la idea de para quién se escribe y por qué.
  • El doble estándar que le celebra a un hombre la misma conducta que es condenada en una mujer está presente todos los días, y el caso de Karen Espíndola lo ilustra de manera clarísima.
  • Frente a la exclusión del canon literario de escritoras cuyo trabajo ha avanzado por los márgenes, hace falta construir uno nuevo que refleje mejor las transformaciones que ha vivido el mundo.
  • A nueve décadas de su publicación, el libro de Virginia Woolf sigue siendo un referente obligado no solo en términos de teoría feminista, sino del pensamiento político del siglo XX.
  • La alta participación de las mujeres en la labor de búsqueda de personas desaparecidas no es un secreto para nadie. Sin embargo, estos esfuerzos no siempre son representados en el espacio público.
  • La misoginia que suele expresarse cuando las mujeres alzan la voz en la esfera pública se ha mostrado con especial claridad en el debate sobre la crisis ambiental.
  • Ridiculizar el lenguaje incluyente no es difícil, basta un poco de ingenio y conservadurismo. Lo interesante es hablar de qué hay detrás de las ideas que tenemos sobre el lenguaje y sobre la manera que éste tiene de adaptarse a los cambios sociales.

  • La imposibilidad de amamantar en público relega a las mujeres que deciden hacerlo al ámbito doméstico y hace imposible el ejercicio del derecho a la lactancia. A pesar de ello, la lactancia sigue siendo un tabú.
  • La decisión de permitir el uniforme neutro en escuelas públicas de la Ciudad de México no terminará de golpe con la discriminación y la violencia de género, pero disparará conversaciones que harán que los estudiantes crezcan en ambientes más abiertos a la diversidad.