Gloria M. Bastidas | Letras Libres
artículo no publicado
  • Venezuela sufrió cinco apagones generales durante el mes de marzo. En esta suerte de “período especial” cunde el pánico. Escasez de alimentos y medicinas. Sequía: se requieren 600 megavatios para bombear el agua a Caracas. La paciencia comienza a agotarse.
  • La capital de Venezuela es un elefante que recién despierta de un apagón. Ésta es la crónica de un día en la ciudad.
  • El Grupo de Lima descartó el uso de la fuerza para desalojar al régimen. La Unión Europea tampoco avala una solución militar. La estrategia es asfixiar a Maduro con un cerco económico y geopolítico hasta que se produzca una implosión. ¿Qué pasa si, en el entretanto, la cúpula chavista logra entronizarse y terminar de afianzar un Estado fallido?
  • El régimen chavista donó medio millón de dólares para la investidura de Trump; ahora, el presidente de Estados Unidos ha puesto a Maduro contra las cuerdas. Para este sábado está previsto el ingreso de ayuda humanitaria y la gran pregunta es si los militares la dejarán pasar.
  • Desde Caracas, nuestra colaboradora narra la tensión que experimenta la ciudad y el país. Al encargarse de la cabeza del Poder Ejecutivo, el joven parlamentario abre inusitados escenarios para Venezuela. Las próximas horas serán cruciales. ¿Es el comienzo de una transición?
  • El balance de la gestión de Maduro durante 2018 es desolador. Acaba de jurar para un segundo mandato sin el aval del grueso de la comunidad internacional y el pronóstico para 2019 es reservado. En medio de este cuadro: ¿Habrá espacio para una transición hacia la democracia?
  • En medio de la tremenda crisis en el país sudamericano, existen tremendos esfuerzos organizados que intentan dar alivio y marcha atrás a la ruina.
  • La crisis migratoria escindió al país en dos: la Venezuela que está adentro y la que está afuera.
  • El FMI advierte que la escalada de precios en Venezuela podría llegar al millón por ciento en 2018. Pero eso no es lo peor. Lo espeluznante es que ante esta hecatombe el gobierno de Maduro hace mutis. El corsé revolucionario le impide actuar. No da miedo. Da vértigo.