Gloria M. Bastidas | Letras Libres
artículo no publicado
  • El FMI advierte que la escalada de precios en Venezuela podría llegar al millón por ciento en 2018. Pero eso no es lo peor. Lo espeluznante es que ante esta hecatombe el gobierno de Maduro hace mutis. El corsé revolucionario le impide actuar. No da miedo. Da vértigo.
  • Las amañadas elecciones del 20 de mayo colocan al régimen chavista en una situación comprometida. Maduro se halla más deslegitimado que nunca y frente a una bomba de tiempo. ¿Le dará tiempo de cerrar el círculo o se producirá antes una implosión?
  • El gobierno de Maduro se alistó en las filas de la era bitcoin para evadir el cerco financiero impuesto por Estados Unidos. Venezuela se convirtió en el primer país en acuñar una criptomoneda. Washington no tardó en responder: prohibió toda transacción con cualquier moneda digital venezolana.
  • Los jefes chavistas temen que una vez que sean desalojados del poder se produzca una suerte de juicio final contra ellos. La alternancia es una palabra prohibida para los hijos de Chávez. Aun así, se han sentado a la mesa a negociar garantías electorales para la carrera presidencial. La crisis económica y las sanciones internacionales los ahorcan.
  • El Consejo Nacional Electoral le ha asignado al régimen de Maduro 18 de las 23 gobernaciones en competencia en las elecciones. Aún así, el gobierno registra 80 por ciento de rechazo en las encuestas. ¿De dónde ha salido esta felicidad electoral? Del fraude estructural que ha montado el Big Brother
  • Los venezolanos pasaron cuatro meses en las calles. Ahora la batalla ha pasado a otro plano: las elecciones regionales que se celebrarán el 15 de octubre. Godzilla no se rinde. Godzilla se batirá en duelo con King Kong. Esta vez es en las urnas electorales.
  • La élite gobernante de Venezuela prepara el escenario de su inmolación. Por eso ha echado mano de una Asamblea Constituyente que le permitiría saltarse las elecciones presidenciales y enterrar el principio de la alternancia.
  • El Consejo Nacional Electoral de Venezuela inventó, al menos, un millón de votos de cara a la elección de los diputados para la Asamblea Constituyente. No lo dice la oposición. Lo dice la empresa que presta el servicio de asesoría tecnológica al gobierno.
  • La policía política en Venezuela suelte tocar la puerta de los perseguidos políticos en la alta madrugada para llevárselos presos. A esta modalidad se le llama en el argot revolucionario “Operación Tun Tun”. Leopoldo López y Antonio Ledezma la sufrieron esta semana