Gisela Kozak Rovero | Letras Libres
artículo no publicado
  • Nicolás Maduro ha aprovechado el coronavirus para su proyecto totalitario. Pero teme a otro contagio: el de la traición.
  • En estos días en que tanta gente en el mundo empieza a encerrarse en sus casas, vale la pena seguir las huellas abundantes de la belleza.
  • Desde los orígenes del movimiento feminista en el siglo XVIII hasta la actualidad, parece que hay una tendencia por separar los intereses y preocupaciones de sus integrantes, como si las demandas de las primeras generaciones de feministas hubieran quedado superadas o si la producción teórica del pasado fuera obsoleta para entender las problemáticas actuales. Interesados en descubrir cuáles son los puntos de encuentro entre las diferentes generaciones de feministas, les preguntamos a cuatro académicas que se han dedicado a los estudios de género por aquellas lecturas que han orientado sus reflexiones, por los ecos que resuenan entre las diferentes generaciones de feministas, por las diferencias y similitudes que perciben entre la teoría y la práctica del feminismo y por las preocupaciones esenciales para sus generaciones. Sus testimonios arrojan luz sobre las ideas compartidas que inspiran a los feminismos y, a la vez, sobre las luchas que siguen pendientes.
  • El evangelismo pentecostal ama el espectáculo, pero detrás de la pasión y el carisma puede fomentarse el culto a la ignorancia y el machismo.
  • Mientras en Silicon Valley se están discutiendo las formas de la razón en la inteligencia artificial desde la epistemología y la filosofía política, humanistas y científicos sociales en América Latina nos entretenemos con clichés, ajenos precisamente a la razón, a la hora de debatir sobre cómo sostener la universidad pública autónoma.
  • La cultura se compone de relatos contradictorios y conflictivos, frente a los cuales el trabajo crítico no se reduce a la denuncia.
  • Aunque el feminismo atraviesa un momento de gran visibilidad, el auge de populismos y fundamentalismos religiosos lo amenaza. Ante ellos se hace necesaria una alianza entre movimientos e individualidades de distintas ideologías.
  • La ya complicada situación de Venezuela, país donde desde el año pasado existen dos primeros mandatarios, se ha complicado más con la imposición, por medio de la violencia y la corrupción, de una directiva títere en la Asamblea Nacional.