Gisela Kozak Rovero | Letras Libres
artículo no publicado
  • La democracia liberal es más favorable a los movimientos LGBT que la izquierda revolucionaria.
  • El régimen bolivariano aprovecha el asesinato de George Floyd.
  • ¿Está en peligro el derecho a la estética? Hay razones para preocuparse.
  • El marxismo sigue en el mundo de la crítica cultural. ¿Hasta cuándo?
  • ¿Cuál es el lugar del humanismo hoy? Peter Sloterdijk y Martha Nussbaum ofrecen diferentes respuestas pero ambos admiten la posibilidad de un resurgimiento.
  • La pandemia nos fuerza a preguntarnos otra vez sobre la vejez solitaria ante la muerte.
  • Nicolás Maduro ha aprovechado el coronavirus para su proyecto totalitario. Pero teme a otro contagio: el de la traición.
  • En estos días en que tanta gente en el mundo empieza a encerrarse en sus casas, vale la pena seguir las huellas abundantes de la belleza.
  • Desde los orígenes del movimiento feminista en el siglo XVIII hasta la actualidad, parece que hay una tendencia por separar los intereses y preocupaciones de sus integrantes, como si las demandas de las primeras generaciones de feministas hubieran quedado superadas o si la producción teórica del pasado fuera obsoleta para entender las problemáticas actuales. Interesados en descubrir cuáles son los puntos de encuentro entre las diferentes generaciones de feministas, les preguntamos a cuatro académicas que se han dedicado a los estudios de género por aquellas lecturas que han orientado sus reflexiones, por los ecos que resuenan entre las diferentes generaciones de feministas, por las diferencias y similitudes que perciben entre la teoría y la práctica del feminismo y por las preocupaciones esenciales para sus generaciones. Sus testimonios arrojan luz sobre las ideas compartidas que inspiran a los feminismos y, a la vez, sobre las luchas que siguen pendientes.