Gabriel Zaid | Letras Libres
artículo no publicado
  • Para combatir la corrupción, dice Gabriel Zaid en su libro El poder corrompe, hay que centrarse en los frentes más visibles y con efecto multiplicador.
  • Cuatro de las figuras más importantes de la cultura mexicana del siglo XX –Rulfo, Arreola, Chumacero y Martínez– se desarrollaron fuera del ámbito académico. No necesitaron títulos universitarios para realizar una labor editorial invaluable.
  • En la actualidad hay alrededor de 3,000 kumiai en el sur de California y el norte de Baja California, pero pocos hablan la lengua. Uno de sus cantos tradicionales son las salmodias repetitivas.
  • Negociar es regatear y ponerse de acuerdo (o no). El proceso suele estar enmarcado por leyes, reglas previamente acordadas entre las partes, usos y costumbres o realidades circunstanciales que se imponen a los negociadores. Hay unos 200 libros sobre el tema.
  • Las quadras, las cuartetas de ocho sílabas similares a nuestras coplas, son una alta muestra del cancionero popular portugués. Fernando Pessoa las escribió durante casi toda su vida.
  • En nuestros días, quedan pocos hablantes del kiliwa, a pesar de que la lengua tiene dos o tres mil años de existir. Algunas iniciativas admirables están luchando contra su extinción.
  • La creación de una buena base de datos es difícil. Todavía más difícil es mantenerla actualizada, depurarla y enriquecerla. Sin mantenimiento, las bases de datos se vuelven basura.
  • La palabra tertulia es una singularidad de la lengua española. Su origen sigue siendo un misterio. Hay explicaciones que la relacionan con Tertuliano y Cicerón, con el teatro y el número tres.
  • ¿De dónde surge la tendencia corruptora del poder?