Fernando García Ramírez | Letras Libres
artículo no publicado
  • El gusto de Gabriel Zaid por el juego no se detiene en la mera aplicación de métodos estadísticos a la lectura de un libro o de los signos mediante los cuales se hace coherente una cultura; se trata de relativizar el poder de un discurso al confrontarlo a un método extraño, se trata de insertar en un orden un caos que parece otro orden.
  • No es cierto, como se suele afirmar, que los jóvenes no leen. A juzgar por la profusión de libros en los que un adulto, versado en la materia que recomienda, le escribe a un joven una serie de cartas para orientarlo en su vocación o en su vida, los jóvenes leen muchísimo.
  • En las pasadas elecciones, de forma contundente se rechazó el modelo liberal. Toca al liberalismo renovarse. Como nunca, su tarea central –poner diques al poder absoluto– está vigente.
  • Un andamiaje legal que privilegiaba al PRI terminó por favorecer al partido del presidente electo, que puede modificar las leyes y la Constitución a su antojo.
  • Al principio fue solo un rumor, uno de tantos bajo este nuevo gobierno. A unos les parecía motivo de orgullo: ¡será el monumento más grande del mundo!