Fernando García Ramírez | Letras Libres
artículo no publicado
  • En las pasadas elecciones, de forma contundente se rechazó el modelo liberal. Toca al liberalismo renovarse. Como nunca, su tarea central –poner diques al poder absoluto– está vigente.
  • Un andamiaje legal que privilegiaba al PRI terminó por favorecer al partido del presidente electo, que puede modificar las leyes y la Constitución a su antojo.
  • Al principio fue solo un rumor, uno de tantos bajo este nuevo gobierno. A unos les parecía motivo de orgullo: ¡será el monumento más grande del mundo!
  • Es relevante el gesto de López Obrador al designar un número paritario de mujeres en su gabinete. Pero, como ha dicho Mary Beard, la mayor presencia de mujeres en cargos públicos no garantiza una mayor atención a los problemas que las aquejan.
  • ¿En qué medida el resultado de las pasadas elecciones representa una derrota liberal? El siguiente texto aporta claves para entender el papel del liberalismo ante el próximo gobierno.