Ernesto Flores Vega | Letras Libres
artículo no publicado
  • El festival de Avándaro marcó el inicio de la satanización y marginación del rock mexicano durante los 70. Pero, a medio siglo de distancia, se puede decir que la incomprensión hacia todo lo que oliera a rock, jipismo y contracultura, no logró acabar con él.
  • Nunca aparatoso, jamás protagónico, enemigo del estrépito, el baterista que murió ayer a los 80 años fue el pulso esencial del sonido de los Rolling Stones.
  • El emblemático álbum de The Who abarca la paleta de sentimientos que puede convocar el rock: la furia y la fragilidad emocional; la búsqueda de un orden superior y el escepticismo al mirar al poder y a los poderosos.
  • Al cumplir 80 años, Bob Dylan es un cosmos, una biblioteca abierta, y su discografía ostenta algunas de las producciones más logradas en la historia del rock.
  • Desde hace once años, este melómano omnívoro se ha adentrado en el exuberante ecosistema sonoro del siglo XXI, proponiendo escuchas en un formato adecuado para una era eminentemente visual.
  • Con sus briosos riffs y personalísima técnica, el guitarrista holandés-estadounidense abrió nuevos caminos para la guitarra eléctrica, y ayudó a popularizar los sonidos del rock pesado entre más de un adolescente.
  • En la pandemia, los melómanos han contado con el livestream para seguir escuchando música en el momento en el que se está haciendo. Pese a sus ventajas sobre los conciertos, esta experiencia deja algo esencial sin satisfacer.
  • En su lista de los mejores 500 discos, la Rolling Stone reconoce nuevos imperativos demográficos, desplazando a la música centrada en la guitarra eléctrica con la rica vertiente afroamericana y un océano de ritmos urbanos.
  • The Clash redefinió y ensanchó los parámetros del punk con este álbum de lucha, que no es ni nihilista, ni sombrío, ni azotado, ni claudicante.