Ernesto Diezmartínez | Letras Libres
artículo no publicado
  • Los melodramas cabaretiles y las comedias campiranas, géneros populares de la Época de oro, tenían algo en común: en ninguno faltaba el trago ni sus consumidores: los borrachos.
  • Para el crítico de cine Manny Farber, las cintas “termitas” son aquellas que apuestan por los momentos efímeros, difusos e inestables. Es uno de esos instantes el que salva a "Enamorada", la cinta clásica de "El indio" Fernández, de su asfixia formal y discursiva.
  • Breve encuentro, el cuarto largometraje del británico David Lean, no tuvo gran éxito al momento de su estreno, pero sembró en la cabeza de Billy Wilder una pregunta que acabaría dando origen a su clásico Piso de soltero.
  • A Lenny Bruce, el "cómico enfermo" cuya vida retrató Bob Fosse en su tercer largometraje, de 1974, no le faltarían enemigos en nuestros días.
  • "La gallina clueca", de Fernando de Fuentes, sigue siendo una de las pocas películas mexicanas de la historia que propone un matriarcado diferente: no el de la madre aplastada por el macho, por la sociedad, por el infortunio, sino uno activo, abierto, luchón, moderno.
  • Pocas películas nacionales han retratado a los indígenas sin condescendencia. Ya sea a través de la idealización o del franco menosprecio, nuestros cineastas han fracasado en su intento por dibujar personajes más allá del folclorismo.