Ernesto Diezmartínez | Letras Libres
artículo no publicado
  • The Family y Nada es privado, dos documentales recientes, exhiben las maquinaciones contra la democracia que se urden desde las tinieblas del poder –y también ofrecen su antídoto.
  • Es inevitable que cada época tenga su cine adolescente. En Share, la joven cineasta Pippa Bianco plasma una adolescencia marcada por el abuso sexual y el escaparate inquisitorial de las redes sociales.
  • En dos cintas recientes, el cineasta Joe Berlinger retrata, desde el documental y desde la ficción, al asesino en serie Ted Bundy.
  • Es común que las obras de ficción –en la literatura, el cine y la televisión– sean poco rigurosas cuando se trata de temas históricos. Los personajes infames y sus leyendas negras se sobreponen a la evidencia, pero quizá haya buenas razones para que así suceda.
  • En Live in concert, la filmación de una rutina cómica con la que volvió al escenario tras un escándalo originado por un episodio de violencia doméstica a finales de los 70, Richard Pryor entregó una narración de su vida tan absurda como creíble.
  • Aunque peca de cierta obviedad dramática, Years and years, serie de ficción especulativa escrita por Russel T. Davies, no se aleja demasiado del presente o, por lo menos, de muy justificadas ansiedades liberales y democráticas.
  • En la miniserie Así nos ven, la directora Ava DuVernay retrata una injusticia social y racial del pasado –el célebre caso de "los cinco de Central Park, ocurrido en 1989– al tiempo que busca llamar a la acción y compromiso del espectador en el presente.
  • Años antes de que la serie de HBO narrara el accidente de Chernobyl, Jack Lemmon interpretó, en El síndrome de China, al supervisor de una planta de energía nuclear que exhibe el manejo negligente de sus protocolos de seguridad.
  • La teleserie documental estrenada hace un par de semanas en Netflix vale la pena por sus innumerables hallazgos visuales, que integran un deformado mosaico de la clase política mexicana de fines de siglo pasado.