Enrique Krauze | Letras Libres
artículo no publicado
  • En el epílogo a la edición definitiva de Biografía del poder comparaba los últimos veinte años con la era del PRI, que creía superada. ¿Cuál es la situación actual?
  • Aunque era un hombre de convicciones absolutas y nunca rehuyó el peligro o el sacrificio, ingeniero al fin, Heberto Castillo era demasiado práctico para confiar el flujo vertiginoso de su vida al misterio de una religión secularizada. No era un redentor, era un hombre de acción.
  • El principio del “sufragio efectivo” es esencialmente democrático. Si no se cumple, es imposible determinar la voluntad mayoritaria y establecer un gobierno legítimo. Pero sin la “no reelección”, principio esencialmente liberal, ese mismo mandatario puede caer en la muy humana tentación de perpetuarse en el poder, sepultando a la democracia.
  • Han pasado treinta años de la muerte de Maquío. Con el afán de aquilatar su contribución específica a la democracia y la libertad, he recorrido su biografía y advierto en ella un mensaje a los empresarios de hoy: "el empresario tiene que ser político, porque ser político es ser ciudadano y ser apolítico es ser apátrida".
  • Cuando en todo el mundo occidental la democracia liberal atraviesa por una crisis de identidad y aún de subsistencia, América Latina está en la posibilidad real de abrir una etapa histórica inédita en la que todos nuestros países sin excepción sean democráticos y libres.
  • Generaciones enteras vivieron una infancia como la que evoca Alfonso Cuarón en Roma, pero solo él la ha llevado al cine, proustianamente, volviéndonos al origen.
  • La supervivencia de la democracia mexicana depende ahora, en no poca medida, de la defensa de la verdad.
  • ¿Puede el gobierno que acaba de publicar la Cartilla moral de Alfonso Reyes cerrar los ojos ante el espantoso sufrimiento del pueblo venezolano?