David Toscana | Letras Libres
artículo no publicado
  • Entre los libros abandonados hay unos que ya nadie quiere: las enciclopedias. Así como el video mató a la estrella de radio y las series están matando al libro, Wikipedia hace tiempo que sepultó a las enciclopedias.
  • En asuntos de pavoneo, el libro impreso tiene un poder que nunca tendrá el electrónico.
  • Se habla mucho de que el ser humano no ha transformado su esencia en miles de años, pero tenemos muchas diferencias con los antiguos griegos y romanos.
  • Lecciones obtenidas en una malsana y fallida aventura literaria que condujo a leer por una breve temporada novelas del oeste.
  • "Entran Galeno y Virgilio en una biblioteca contemporánea. El primero se dirige a la sección de medicina; el segundo, a la de novedades literarias. ‘Cuánto han avanzado’, dice Galeno hojeando un tomo. ‘Cuánto han retrocedido’, dice Virgilio."
  • Quizá la cultura necesite estar en un estado de guerra permanente para que no se le aguade la musculatura.

  • En La mente cautiva, Czesław Miłosz puso luz en la libertad o en el sometimiento como hechos individuales en un mundo de apariencia libre.
  • Louise Glück ha estado en el centro de una polémica sobre un asunto contractual que pasó a la contemporánea usanza del juicio mediático. En este mundo al revés, los editores se sentaron en el trono y los escritores tomaron el papel de cortesanos.

  • En 1849, Iván Goncharov comenzó a publicar los primeros capítulos de una novela titulada Oblómov. Fue el inicio de un viaje como el de un mensaje en una botella, que terminó 171 años después.