Cynthia Ramírez | Letras Libres
artículo no publicado
  • Un estudio reciente muestra que la corrupción política erosiona los valores cívicos y fomenta conductas deshonestas. Pero antes que depender del buen o mal ejemplo de los líderes, es vital que las instituciones se vuelvan garantes de su correcta actuación.
  • El cambio climático y la resistencia antimicrobiana son algunos de los monstruos que hoy en día provocan terror.
  • Por la manera en que ha sido organizada y puesta en marcha, la consulta sobre el nuevo aeropuerto no sirve para empoderar a una ciudadanía sin poder. Por el contrario, siguiendo a Mary Beard, es la ocasión para desahogar nuestros prejuicios y descontentos en una votación de sí o no.
  • Las naciones nórdicas suelen ponerse como ejemplo de modernización exitosa. Pero tal vez lo que México puede aprender de ellas no está en sus programas, sino en sus instituciones, indispensables para que las políticas de desarrollo funcionen.
  • El actual periodo de transición entre administraciones es novedoso por el protagonismo que ha tenido el presidente electo. Pero las esperanzas y preocupaciones que ha generado la etapa preliminar no tienen por qué indicar cómo será el gobierno.
  • A pesar de los merecidos reconocimientos a Frances Arnold y Donna Strickland, la participación de las mujeres en los Nobel, y en las ciencias en general, es increíble e injustamente reducida.
  • Darle a la cultura un lugar estratégico y humanizar el sistema de salud han sido temas recurrentes de funcionarios del próximo gobierno. Entregarle las comisiones legislativas de dichos sectores a un partido ultraconservador no parece el mejor camino para lograr esos propósitos.
  • La presión sobre los investigadores para producir estudios científicos ha traído consigo la proliferación de editores deshonestos y papers falsos o innecesarios. Algunos medios de comunicación y agencias de gobierno han alertado sobre el fenómeno.
  • Si la meta es reducir las inequidades sociales, económicas y ambientales, el crecimiento económico no será nuestra bala de plata. Hay que pensar en estrategias que pasen por mayor recaudación tributaria, impuestos específicos y mayor eficiencia en el gasto público.