Carlos Ramón Morales | Letras Libres
artículo no publicado
  • Desde que apareció, aún siendo un niño, en las televisiones de México, Luis Miguel ha sido un ídolo estético y estático, un modelo para emular. Este texto repasa la compleja atracción que el cantante ejerce sobre su público.