Carlos De La Torre | Letras Libres
artículo no publicado
  • El saldo de once días de movilizaciones y represión no es alentador para el presidente Lenín Moreno, y aunque el expresidente Rafael Correa, su rival político, salió favorecido, la inseguridad y el miedo a saqueos pueden permitir que emerja un candidato de ultraderecha. Así, Ecuador enfrenta una vez más el espectro del autoritarismo en sus versiones de izquierda o de extrema derecha.
  • Tanto los partidarios como los detractores de Rafael Correa veían a Lenín Moreno, su sucesor en la presidencia de Ecuador, como una marioneta. Pero las acciones de Moreno han sorprendido a propios y extraños.