Ángel Jaramillo | Letras Libres
artículo no publicado
  • El gobierno de BIden ha convocado a una cumbre de países democráticos, una definición que supone diferencias. El llamado debería centrarse en las democracias liberales, y en la defensa de los principios que las unen.
  • La Ilustración fue un ejercicio propagandístico impresionante en favor de la causa de la filosofía política en su batalla contra la teología política. Pero no se dio cuenta de que, mientras haya humanidad, habrá quienes busquen los consuelos de la vida orientada hacia la obediencia al designio divino.
  • Una remembranza del recientemente fallecido catedrático, formador de varias generaciones de prominentes funcionarios públicos y de académicos que han enriquecido la vida mexicana.
  • Detrás del eslogan “Hagamos que Estados Unidos vuelva a ser grande” hay ideas relativas al proteccionismo, el tamaño de la burocracia y la corrección política. Examinarlas permite entender qué ven en Trump sus simpatizantes.
  • Lawrence Wright (Oklahoma, 1947) es uno de los periodistas más reconocidos de Estados Unidos. Staff writer de The New Yorker, sus artículos y crónicas sobre el mundo islámico, los servicios de inteligencia en Estados Unidos o la cienciología funcionan como telescopios que nos acercan a mundos en eclosión. Experto en el polvorín de Medio Oriente –de joven enseñó inglés en la Universidad Americana de El Cairo–, Wright es autor de La torre elevada: Al-Qaeda y los orígenes del 11-s, que obtuvo el Pulitzer en 2007. Con la gracia de un narrador hábil, Wright explica las fuerzas que condujeron a la hecatombe del 11 de septiembre. Una serie de televisión que dramatiza el contenido del libro saldrá pronto a la luz.
    Wright es un personaje del Renacimiento: ha escrito reportajes, pero también guiones para películas, obras de teatro y una novela. Lo conocí en el bar Skylark Lounge, donde, detrás de un teclado, acompañaba a su banda de blues. Su audiencia los festejaba bailando en una escena que habría envidiado más de un rodeo. A la mañana siguiente me encontré con Wright en su casa de Austin, Texas. Ahí hablamos de los retos y amenazas del periodismo, de Medio Oriente y de su prolífica obra.
  • En el verano de 1989 Francis Fukuyama (Chicago, 1952) publicó “¿El fin de la historia?”, un ensayo en el que argumentaba que la democracia liberal era el punto final de la evolución ideológica de la humanidad. En 1992 el ensayo se expandió en el libro El fin de la historia y el último hombre (Planeta), que se convirtió en una de las obras más citadas y comentadas del siglo XX. Diez años después Fukuyama publicó El fin del hombre. Consecuencias de la revolución biotecnológica (Ediciones B), un libro en el que advierte de los peligros de entrar en un estado “poshumano” de la historia. Este año aparecieron en español los dos tomos de su fascinante relato del origen y desarrollo de las instituciones políticas. En Los orígenes del orden político. Desde la prehistoria hasta la Revolución francesa y Orden y decadencia de la política. Desde la Revolución Industrial hasta la globalización de la democracia (Ediciones Deusto), Fukuyama echa mano de distintos recursos –de la biología evolutiva a la economía– para explicar las raíces del orden político de la civilización. Para conocer con más profundidad a su autor viajé a San Francisco, donde un tren matutino me llevó a Palo Alto. En un diminuto cubículo de la Universidad de Stanford, Fukuyama respondió mis preguntas con la pericia del orador que ha llenado auditorios en el mundo.