Ana Pamela Romero Guerra | Letras Libres
artículo no publicado
  • En México, los mecanismos para salvaguardar los derechos de las víctimas de delitos no funcionan de manera eficaz. Las víctimas sufren desatención y los encargados de representarlas se ven sometidos a cargas de trabajo insostenibles.
  • En su decisión de no atraer el caso del amparo promovido por uno de los acusados en el caso de los Porkys, la SCJN dejó pasar oportunidades para enmendar un error muy grave en un caso que ha indignado a la sociedad, así como para sentar precedentes que eviten errores similares.
  • Muy poco ha cambiado en el primer año de funcionamiento en todo el país del sistema penal acusatorio: persisten vicios y resistencias en las instituciones encargadas de hacerlo funcionar. Es necesario tomar nota de estos obstáculos para que la apuesta por este marco legal sea exitosa.
  • El plazo para implementar un nuevo sistema penal se cumple este mes. Su capítulo más divulgado es el juicio oral, pero no es el único. Su funcionamiento depende de una ciudadanía informada.