Ana Laura Magis Weinberg | Letras Libres
artículo no publicado
  • A 405 años de la muerte del dramaturgo, el confinamiento abre la ocasión para apreciar numerosos montajes que demuestran que Shakespeare es nuestro contemporáneo porque siempre podemos decir algo nuevo con él.