Álvaro Díaz | Letras Libres
artículo no publicado
  • Ibargüengoitia –que supo revisitar con mordacidad las páginas de oro de nuestra historia y exponer los rituales ridículos de la sociedad mexicana– fue también un despiadado crítico de teatro y un minucioso cronista de viajes. Los siguientes retratos acuden a ese otro Jorge: hablan del polemista, del trotamundos y del autor que puede ser “descubierto” por lectores de otras latitudes.