Alberto Fernández | Letras Libres
artículo no publicado
  • Tras las alusiones felinas de Andrés Manuel López Obrador, la pregunta que viene a la mente no es qué pasará con el tigre si el candidato no gana, sino qué pasará con el mismo tigre si efectivamente gana.
  • La lucha por la libertad sindical incluye garantizar la autonomía, el respeto a las decisiones de los miembros de los sindicatos. Esta no se alcanza otorgándoles senadurías a los nuevos amigos, sino renunciando a la actuación discrecional desde el gobierno.
  • A primera vista, los dedazos en favor de Napoleón Gómez Urrutia o Germán Martínez parecen torpezas tácticas. Pero es probable que detrás de ellos haya un intento de AMLO por responder una pregunta: ¿hasta dónde están dispuestos a llegar sus seguidores en la negación de los principios que supuestamente dieron origen a Morena?
  • Morena no tiene el deseo ni la capacidad de obliterar la experiencia empírica, como lo hicieron los esbirros del Big Brother en 1984, pero sí tiene demasiados simpatizantes y voceros gradualmente acondicionados al doblepensar.

  • Steve Bannon, el estratega de la Casa Blanca caído en desgracia, no fue el primero en pensar que un movimiento identificado fuertemente con un liderazgo personal podía convertirse en un partido político. Tampoco fue el primero en pagar las consecuencias de su error de cálculo.
  • Cada vez que el zapatismo se ha aventurado más allá del ámbito geográfico y simbólico de las comunidades indígenas desde mediados de la década pasada, sus acciones se ven afectadas por una especie de torpeza táctica y una mala lectura de los tiempos políticos. La candidatura presidencial de María de Jesús Patricio es un nuevo ejemplo de ello.
  • El principal factor que define la relación de Andrés Manuel López Obrador con la democracia es la desconfianza. El tabasqueño desconfía de los demás políticos, adversarios y aliados por igual; desconfía de lo que percibe como fuerzas oscuras empeñadas en detenerlo. Pero de quien más desconfía es de la ciudadanía y, sobre todo, de sus votantes.
  • La decisión de resucitar el "destape" para José Antonio Meade ha sido interpretada como un intento de garantizar la unidad del PRI. El problema es que se basa en una valoración incorrecta del peso simbólico del añejo ritual, ya que equipara a los sectores del PRI con la sociedad entera