artículo no publicado
  • La Revolución de la Dignidad de 2014 sacó a la calle a miles de ucranianos cansados de la corrupción, la inseguridad y la falta de oportunidades. Ese año, Putin invadió el este del país y se anexionó la península de Crimea. Los activistas y reformistas que ocuparon las plazas intentan mantener el espíritu del Maidán, pero se enfrentan a una clase política inmovilista y a la amenaza de una guerra abierta con Rusia.
  • La Revolución de la Dignidad de 2014 sacó a la calle a miles de ucranianos cansados de la corrupción, la inseguridad y la falta de oportunidades. Ese año, Putin invadió el este del país y se anexionó la península de Crimea. Los activistas y reformistas que ocuparon las plazas intentan mantener el espíritu del Maidán, pero se enfrentan a una clase política inmovilista y a la amenaza de una guerra abierta con Rusia.
  • A pesar de que con frecuencia se ve al humor como una herramienta crítica, en numerosos espectáculos apenas sirve para favorecer la homofobia y la misoginia. La confrontación entre dos herederos de la carpa –las caravanas de chistes y el cabaret– deja en claro cómo el humor político puede empezar por cuestionar al humor mexicano y sus prejuicios.
  • Durante las últimas décadas la violencia se ha extendido en el continente. Los grupos delincuenciales han diversificado sus negocios y su influencia política no ha dejado de crecer. Para entender la manera en que se ha transformado el panorama, y el perfil inédito de la más reciente generación de capos, es necesario ver hacia el Caribe, la nueva zona crucial del tráfico de drogas.
  • Durante las últimas décadas la violencia se ha extendido en el continente. Los grupos delincuenciales han diversificado sus negocios y su influencia política no ha dejado de crecer. Para entender la manera en que se ha transformado el panorama, y el perfil inédito de la más reciente generación de capos, es necesario ver hacia el Caribe, la nueva zona crucial del tráfico de drogas.
  • En estos tiempos, proponer una fiesta como la de San Fermín, en Pamplona, sería un escándalo. ¿A quién se le ocurriría promover una celebración peligrosa y tan poco consciente del maltrato animal? Su permanencia y éxito muestran las tensiones que todavía existen entre tradición y modernidad.
  • Por Anónimo
    Por Anónimo
  • En estos tiempos, proponer una fiesta como la de San Fermín, en Pamplona, sería un escándalo. ¿A quién se le ocurriría promover una celebración peligrosa y tan poco consciente del maltrato animal? Su permanencia y éxito muestran las tensiones que todavía existen entre tradición y modernidad.
  • En estos tiempos, proponer una fiesta como la de San Fermín, en Pamplona, sería un escándalo. ¿A quién se le ocurriría promover una celebración peligrosa y tan poco consciente del maltrato animal? Su permanencia y éxito muestran las tensiones que todavía existen entre tradición y modernidad.
  • En estos tiempos, proponer una fiesta como la de San Fermín, en Pamplona, sería un escándalo. ¿A quién se le ocurriría promover una celebración peligrosa y tan poco consciente del maltrato animal? Su permanencia y éxito muestran las tensiones que todavía existen entre tradición y modernidad.