artículo no publicado

No.170 /

La democracia traicionada

Las democracias se pierden, por obra de demagogos, por traiciones militares. Necesitan para sobrevivir una atención ciudadana constante. Hace cien años, los mexicanos no supimos defenderla: murió con el asesinato de Madero durante la Decena Trágica. Enrique Krauze recuerda el episodio, repasa su trayectoria maderista y se pronuncia “contra el misticismo en la política”. Clara Guadalupe García, Antonio Saborit y Manuel Guerra de Luna hacen un breviario de los intelectuales antimaderistas, de las feroces burlas de los caricaturistas contra Madero y de cartas del círculo íntimo del presidente asesinado. Julio Hubard, en su lectura de Hansen, nos recuerda cómo murió la democracia en Atenas, y señala: “Comparada con los otros sistemas, que se proponen como montañas edificadas, sólidas, completas, la democracia es una choza de palos en una explanada.”