artículo no publicado

Cuando el nepotismo era una “lacra de la política”

Qué lejos quedaron las buenas intenciones de la primera campaña presidencial de Andrés Manuel López Obrador cuando en cada entrevista y plaza pública repudiaba con vehemencia el nepotismo y demás lacras de la política.

Ayer el diario La Razón publicó una nota en la que señala que Andrés Manuel López Obrador, presidente del Comité Ejecutivo Nacional de Morena, designó a su hijo Andrés Manuel López Beltrán como dirigente de Morena en la Ciudad de México.

Nunca he creído que todo tiempo pasado fue mejor pero, si la información de la nota es correcta, ¡caray! qué lejos habrán quedado las buenas intenciones de la primera campaña presidencial de AMLO, cuando en cada entrevista y plaza pública repudiaba con vehemencia el nepotismo y demás lacras de la política. 

Entrevista con Martha Zamarripa en  La otra versión. 30 enero de 2006

AMLO: [...] Aprovecho también para decir que no va a haber influyentismo, ni amiguismo, ni nepotismo. Yo tengo familia, desde luego, tengo tres hijos...
MZ: ¿No van a estar en los cargos?
AMLO: No van a estar en los cargos.
MZ: ¿No va a haber orgullos de tu nepotismo?
AMLO: No van a estar mis hijos metidos en esto. Ellos están formados para desenvolverse de manera distinta, tienen una buena formación, no son ambiciosos del dinero, no se les va a subir, no van a actuar con prepotencia […] Y quiero aclarar algo también, soy juarista y si algún familiar comete algún delito va a ser castigado, mucho más cualquier otro funcionario o, mejor dicho, vamos a castigar por parejo a todos.

Entrevista con La Jornada, 21 junio 2006

“Si no permito el nepotismo, si evito, como lo haré, que mis hijos, mis hermanos, mis familiares actúen en asuntos públicos o políticos; si no permito el influyentismo, el amiguismo y ninguna de esas lacras de la política, voy a tener autoridad moral”

Discurso en  Toluca, Estado de México,  26 junio 2006

“En mi gobierno no va a haber nepotismo, es decir, no van a estar mis familiares en el gobierno, ni mis hijos, ni mis hermanos, ni mis cuñados, nada de eso; no van a tener ninguna influencia. Se acabo eso de los recomendados, se acabo el nepotismo, se acabo el amiguismo, eso de que dame una oportunidad para ocupar un cargo; no, los cargos se van a dar a partir de la sensibilidad social, de la honradez, del conocimiento”.

Convención Nacional Democrática.- 16 septiembre 2006

“No  aceptamos el nepotismo, el influyentismo, el amiguismo, ninguna de esas lacras de la política”.

Y si creen que aludo aquí a promesas incumplibles de tiempos muy remotos, lean los estatutos de Morena, se escribieron hace solo dos años:

Estatutos Morena

 

Related notes block