artículo no publicado

Letras Libres, diez años

Sr. director:

Me siento afortunado de ser asiduo lector de ustedes desde el número uno de su revista, como lo fui en su época de Vuelta. Encuentro en ambas un hilo conductor que las enlaza con fibras de semejante urdimbre: una pasión por la libertad y por la democracia, una aspiración permanente por la sociedad abierta, plural, diversa e influyente, y por el rigor intelectual templado por la ética de la verdad. La apertura al mundo y el diálogo cultural y entre las civilizaciones es otro rasgo que también viene desde Vuelta y que, creo, en buena medida se debe a Octavio Paz. Enhorabuena por la primera década de Letras Libres. ~

Federico Zertuche

 

Sr. director:

Soy una lectora permanente de Letras Libres. No siempre estoy de acuerdo con el material publicado y los puntos de vista vertidos, y de hecho en muchas ocasiones me encuentro justo del otro lado del espectro cultural. Como sea, soy capaz de reconocer el valor de la revista: diez años no son poco y menos si son, como los de esta revista, diez años de rigor e inteligencia y combatividad. Por el bien de nuestra vida cultural, le deseo más años y éxito a Letras Libres, y lo mismo a las demás publicaciones culturales del país. ~

Maricela Alcántara Gómez

 

Sr. director:

Hace cinco años, o algo más, que accedí por primera vez a su página en internet; la vida me ha cambiado con su aporte. También le confieso que cuando descubrí esa fina relación de Letras Libres con el legado de Octavio Paz, ello fortaleció mi relación con esta revista, pues me es imposible olvidar mi lectura de La llama doble o de Vislumbres de la India. ~

Omar Ocariz Rubio

Táchira, Venezuela