artículo no publicado

Territorio latinoamericano en peligro

El presidente de Nicaragua, compañero y comandante Sr. Daniel Ortega y Sra., criticó la llegada de tropas estadounidenses a Haití.

A mí me preocupa seriamente lo que está aconteciendo en Haití. Hay un desastre terrible que demanda solidaridad. Nosotros enviamos unas brigadas solidarias a Haití, en lo que está en nuestras posibilidades. Estamos muy contentos en que participe la comunidad mundial, pero me preocupa que Estados Unidos está haciendo acompañar la ayuda humanitaria de un ejército.

Nosotros no organizamos frentes de lucha para agredir a nadie, ni para mover tropas a ningún lado; son otros los que mueven tropas a Irak y Afganistán y ahorita a Haití, y eso es el colmo.

Los norteamericanos tienen barcos de guerra alrededor de la isla, como si la tragedia fuera el resultado de una guerra. Hay un despliegue militar, como el que hicieron cuando invadieron Grenada.

Parece que no son suficientes las bases militares de los estadounidenses en América, y quieren aprovechar esta tragedia del pueblo haitiano para instalarse en Haití y yo quiero denunciar esto.

Quiero pensar que al presidente de Estados Unidos Barack Obama le están creando una situación de hecho los intereses militares en los Estados Unidos, que están vinculados a las grandes trasnacionales de la guerra que se enriquecen con la guerra y el armamentismo.

Quiero creer que el presidente Obama no está viendo lo grave de esta presencia militar norteamericana en Haití, en un momento tan dramático como este.

Espero que retire las tropas, porque al ocupar Haití está ocupando Estados Unidos un territorio latinoamericano y caribeño.


Al darse cuenta de que el compañero presidente Ortega y Señora le había quitado la delantera en el concurso de ver quién es el más perfecto idiota latinoamericano, en su gustada sección “Aló presidente”, el compañero presidente de Venezuela, estuvo de acuerdo con lo dicho por su compañero Ortega y Señora y dijo que

Parece que es cierto que están ocupando militarmente Haití, hechos los pendejos.

Luego dio a entender que los tres mil “márine” (así les dice él) que Estados Unidos ha enviado a Haiti no se ven por ningún lado y se preguntó con aire intrigado “¿dónde están esos soldados?”

Luego dijo que la CIA quiso matarlo “por pendejo yo, porque tenía un ministro de defensa que era de la CIA”.

Luego contó una bonita anécdota que se trata de cómo puso al presidente Bill Clinton en su sitio.

Luego dijo que lo que se necesita en Haiti son médicos, “no márine”.

Y para terminar dijo:

Parece que allá en Haití pareciera que están desembarcando miles de hombres armados, como si fuera una guerra.

Ilustración: Mark Bryan