artículo no publicado

Plan de París

El "espectador urbano" de Walter Benjamin viene a cuenta al ver el proyecto de Daniela Franco, Plan de París, que se presenta en la Galería Libertad en Querétaro.

"¿Y para qué llevar proyectos a término, si el proyecto es en sí mismo un goce suficiente?"
Baudelaire, El spleen de París.

 

En la segunda mitad del Siglo XIX Baudelaire definió al "flâneur" como el artista de la ciudad moderna, de París.  En su artículo "El pintor de la vida moderna" (1863) dice que este personaje es capaz de “ver el mundo, ser el centro del mundo y permanecer oculto al mundo, tales son algunos de los menores placeres de esos espíritus independientes”. Y añade: “Es un yo insaciable del no yo, que, a cada instante, lo restituye y lo expresa en imágenes más vivas que la vida misma, siempre inestable y fugitiva”.

En el siglo XX Walter Benjamin empleó el concepto de "espectador urbano" para referirse al "flâneur", tanto a su capacidad de análisis del entorno como a su estilo de vida, lo que lo llevó a escribir su monumental obra "Los pasajes".

Este personaje viene a cuenta al ver el proyecto de Daniela Franco, Plan de París, que se presenta en la Galería Libertad en Querétaro. Se puede decir que ella se autodefine como un "flâneur" contemporáneo. En la presentación anota: “La ciudad es mi taller y caminar una de mis herramientas de trabajo: este proyecto intenta recuperar la cartografía parisina a través de recorridos personales, topografías y diarios y con la ayuda de los recuerdos, historias y archivos de otros”.

La exposición presenta tres piezas que tienen como eje un mapa. La primera (Tentativa de agotamiento de una calle parisina) es el de una calle, la segunda (J'aime mon quartier, je ramasse ) es de la ciudad de París y la tercera (Topografía anecdótica de París, con Luis Safa) una zona de la misma ciudad. En cada una la artista no solo plantea diferentes formas narrativas que a su vez dan al espectador diversas formas de lectura, sino también, diferentes formas de colaboración con otras personas. Porque una de las características de la obra de Daniela Franco es que no se trata de un trabajo individual, sino que involucra a otros.

Las piezas van de una estructura (aparentemente) lineal y causal, hasta un (aparente) caos, pasando por una estructura abierta en la que el espectador selecciona la forma de lectura: de la imagen-al texto-al autor o partiendo de cualquiera de estas opciones siguiendo la ruta que desee. Las formas de colaboración contrastan con la estructura. En "Tentativa de agotamiento de una calle parisina" recopiló imágenes propias y de sus amigos a fin de agotar, como lo hizo Perec en "Tentativa de agotamiento de un lugar parisino", un espacio, solo que aquí lo hace con fotografías en lugar de palabras. Tomando como eje el trazo de la calle acomoda fotografías tomadas en cada punto de la misma. La rigurosa retícula aglutina las más diversas y azarosas fotografías tomadas en diversos momentos.

A su vez "Topografía anecdótica de París, con Luis Safa" es un trabajo realizado in situ, en el que las ilustraciones de Safa surgen de los textos de Daniela en una colaboración directa. Por último, "J'aime mon quartier, je ramasse", está armada a la manera de los análisis policiacos de casos en que relacionan hechos, personas y lugares con hilos rojos. Solo que aquí los objetos recolectados/encontrados son el pretexto para generar historias que son entregadas para conocer la ciudad con una visión en la que la realidad y la ficción pierden sus límites.

La exposición demanda del espectador una participación activa, dedicación, atención y tiempo, para apreciar los detalles, leer las historias y encontrar las relaciones. ¿Qué podemos encontrar? La historia de un viaje a París, el hallazgo de un libro de Nabokov (El regalo) en una caja abandonada, pases de abordar lo mismo de Air France que de Korean Air, una foto del cartel de la exposición “David Bowie is”, un aparador que reproduce la portada del disco Goo de Sonic Youth y un indigente acostado, un graffiti obituario a Chris Marker, un encuentro con los miembros de Yo la tengo, la visión de Orlan con glitter en los pómulos, un dibujo de Walter Benjamin, una foto de retratos de Marx y Lenin en la calle, la historia de un fotógrafo de fantasmas, Duchamp is innocent, una cartelera que anuncia a Mr. Big, una mujer acaricia una paloma herida, frente al restaurante Chez Omar, uno con una camiseta que dice: FREE MIRELES, fotos de ventanas, balcones, aparadores, dos cartas que acompañan una fotografía rota, una dibujo de la foto de Robert Mapplethorpe para la portada del disco Horses de Patti Smith, las fichas biográficas de los escritores Ignasi Duarte, Sisi Rodríguez, Juan Pablo López, Inmaculada Pérez Parra, Yuri Herrera, el anuncio de un concierto de Joan Baez, la foto de los cassettes de las obras completas de Mujeres Encinta, la historia de quienes quisieron vivir en un palacio…

La exposición estará hasta el 13 de marzo.