artículo no publicado

Retrato del artista maduro

Arcadi Espada es un apasionado de la obra periodística de Josep Pla. Lo ha escrito muchas veces y lo ha dicho otras tantas, como en los programas especiales de Negro sobre blanco que Fernando Sánchez Dragó dedicó a Josep Pla. La defensa de Arcadi Espada de la faction frente a la fiction: cómo hay que limpiar la prensa escrita de fiction y llenarla de faction. Pero en Josep Pla, su primer ensayo largo sobre el escritor ampurdanés, no se ocupa de su obra periodística sino de Notes per a un diari, el diario que escribió entre 1965 y 1968, durante el mismo tiempo en que preparaba y conseguía editar El cuaderno gris, el libro que acabaría convirtiéndose en el más importante de su extensa obra. Notes per a un diari no se publicó nunca en vida de Josep Pla, y existen todavía hoy algunos problemas con el manuscrito, relacionados, como de costumbre, con el trabajo del editor Josep Vergés, que a veces se excedía en sus funciones. Notes per a un diari no ha sido nunca traducido al castellano y Arcadi Espada traduce los fragmentos que cita.
     El ensayo de Arcadi Espada (Barcelona, 1957) sobre Josep Pla está articulado en forma de glosas a las Notes per a un diari. La glosa es un género que practica habitualmente Arcadi Espada, a menudo en su blog en Internet: www.arcadi.espasa.com. La glosa le permite saltos temáticos en el discurso; le permite sugerir; le permite tocar asuntos completamente diferentes en un breve espacio; le permite saltar de un argumento a otro argumento; le permite concentrar el pensamiento casi homeopáticamente; le permite el humor y la seriedad; le permite la confidencia y el guiño; le permite, también, evitar los asuntos peliagudos; le permite la erudición y el impresionismo; le permite la interpretación y el subrayado; le permite hablar de los muchos pasados y de los muchos presentes; le permite exponer ideas y lanzar ocurrencias; le permite construir biografía y sugerir la autobiografía; le permite la exégesis y la crítica; le permite la ligereza y, algunas veces, la densidad. Arcadi Espada utiliza todos los recursos que permite la glosa. Es curioso, cuando menos, que Arcadi Espada utilice la glosa, el género que consagró a Eugeni d'Ors, el escritor ante el que se rebeló estéticamente Josep Pla, aunque luego coincidieran en algunas ideas políticas.
     El ensayo de Arcadi Espada es un diario sobre el diario de Josep Pla.
     Josep Pla tenía 68 años cuando empezó a escribir las Notes per a un diari. Vivía en su masía de Llofriu, Gerona. Llevaba una vida tranquila: le gustaban la conversación con los amigos y la buena comida, que raras veces disfrutaba. Seguía escribiendo artículos y reportajes, y recopilando esos artículos y reportajes, ligeramente modificados, en libros. Seguía publicando sus volúmenes de Obra completa, azuzado por su editor, Josep Vergés. Su situación entre los escritores catalanes era difícil, porque había aceptado escribir en castellano: era casi un traidor. Pero ¿cómo no ser un traidor si lo único que sabe hacer es escribir y no se puede vivir de escribir en catalán? Josep Pla había apoyado a Franco en la Guerra Civil, como la mayoría de la gente de Cambó, y de alguna manera seguía apoyándolo ante la incertidumbre de un futuro que podía ir a peor. Eso no le impedía estar completamente desencantado: la represión, la censura, la negación de la cultura en catalán... Que no estaba muy confiado en lo que le podía deparar el futuro, lo evidencia su esfuerzo por poner a buen recaudo su dinero, en Suiza, asesorado por gentes de toda confianza de la dictadura. Leía a Paul Léautaud y a Marcel Proust, con fascinación. Seguía enamorado de A., Aurora Perea, que había marchado a Argentina, donde se había casado con un hombre mucho mayor que ella y contrahecho. Josep Pla estaba completamente enamorado de Aurora desde hacía muchos años y le escribía cartas continuamente, con la esperanza de que ella las contestara, aunque lo hiciera tarde y con desgana. Quizás Aurora sólo le escribe porque Josep Pla le envía dinero todos los meses. Las cartas que Aurora le escribe despiertan el deseo de Josep Pla, en medio de una segunda juventud, la última juventud. Sigue haciendo largos viajes a América Latina con el único propósito de estar con ella unos días en Buenos Aires, aunque los reviste, incluso ante su propia familia, como viajes de trabajo.
     El ensayo de Arcadi Espada es una reflexión sobre esta historia de amor, o, más apropiadamente, sobre esta historia erótica, entre Josep Pla y Aurora. Cómo alguien que ocultó tanto su vida íntima se expuso tanto en sus Notes per a un diari. Cómo el escritor que se dedicaba a contar sólo lo que veía, su aportación al periodismo y a la literatura, se mostró tan desnudo en estos textos de los años sesenta. Josep Pla ya no volvió a escribir, hasta su muerte en 1981, ningún otro diario.
     Josep Pla es un libro que rebate otros libros, en especial la biografía de Josep Pla que escribió Cristina Badosa, Josep Pla. Biografía del solitario (Alfaguara), construida a la medida de Adi Enberg, una de las mujeres de Josep Pla y fuente principal de información de la biógrafa.
     Arcadi Espada glosa a Josep Pla y trata de ofrecer una visión ajustada de Josep Pla. No todos los perfiles de Josep Pla resultan gratos y Arcadi no los rehuye. El Josep Pla de Arcadi Espada es el escritor maduro, aquejado de un sarampión amoroso adolescente que le lleva, incluso, a escribir poemas. Es un Josep Pla complejo, que seduce. Ojalá que este primer ensayo sobre Josep Pla de Arcadi Espada no sea el último. -

Tags: