artículo no publicado

Israel y la guerra en Gaza: El fin de la guerra

¿Cuáles son las perspectivas de este trágico enfrentamiento a la luz de los motivos brevemente reseñados y considerando el desenvolvimiento de las operaciones militares y de los arbitrajes propuestos por Francia, Egipto y las Naciones Unidas?

Esta nueva constelación regional y política alentará las gestiones de paz iniciadas por el actual gobierno de Ehud Olmert con el activo arbitraje de Turquía. Incluso si una coalición de derecha gana las elecciones de este mes, le será sumamente difícil desandar los pasos ya dados hacia una reconciliación regional. Por tres razones:

La primera: hay signos visibles de fatiga en el país y, principalmente, en la juventud israelí para sustentar y tomar parte activa en un conflicto que abarca un siglo. El número de muertos es un precio que se antoja ya excesivo, especialmente en los últimos años. Además, la corrupción de los gobernantes ha llegado a niveles insoportables para la democracia israelí.

La segunda: Washington, bajo de la tutela de Obama y con el debido apoyo de la Unión Europea, parece resuelto a poner fin a esta secular contienda regional que pone en peligro el abastecimiento fluido a Occidente de petróleo a precios razonables y las voluminosas inversiones extranjeras en Arabia Saudita y en los países del Golfo. La alta probabilidad de una guerra civil religiosa en Iraq como resultado del retiro anunciado de las tropas norteamericanas apresura y acentúa la necesidad de forzar soluciones en el secular y trágico conflicto palestino-israelí.

Finalmente: la proximidad de Irán al poder nuclear trastorna bruscamente la situación y los futuros del Medio Oriente. Se perfilan en este contexto dos escenarios: primero, la parálisis del empeño iraní, ya sea a través de severas sanciones económicas y militares, ya sea merced a una componenda similar a la concertada por Estados Unidos y Corea del Norte; segundo, la cristalización de un (des)equilibrio del terror atómico en una región inestable, donde la irracionalidad impera.

Como nos instruye la Historia, se arriba al fin de las tragedias colectivas más por los aguijones del miedo que por los ardores de la generosidad. ~

 

Jerusalén, 11 de enero de 2009