artículo no publicado

Para esta Semana Santa, un regalo excepcional

Amigo católico: te presentamos el juego de video que sí puedes dejar entrar a tu hogar (y esta vez es verdad).

Amigo católico: ¿Estás cansado de que tus hijos estén todo el santo día en el Xbox o el Play Station? ¿Harto de que no asistan a sus reuniones de Pastoral Juvenil porque “hoy tenemos noche de Call of Duty”? ¿Frustrado acaso porque aquel juego de video que les compraste llamado Legionarios trataba de la guerra franco-prusiana? Si respondiste afirmativamente a todas estas preguntas, tenemos el regalo perfecto para ti y tu familia.

 

¡El juego que puedes dejar entrar a tu hogar! (Y esta vez sí es verdad)

 

Juana Pérez, campeona mundial en 2009.

 

Sólo agrípate, desafina la voz, o simplemente envejece y ya estarás listo para la diversión.

 

El juego donde ganas puntos en tanto peor cantas. En donde el único requisito es saberse la letra de la canción y no perderse en la cuenta de los Aves Marías.

 

Con lo mejor del repertorio de todas las épocas: “Desde el cielo una hermosa mañana”, “Oh, consuelo del mortal”, “Mexicanos, volad presurosos”, “Ven con nosotros a caminar, Santa María, ven” o “Adiós, reina del cielo”.

 

Con cuatro niveles: 1. Misterios gozosos, 2. Misterios Luminosos, 3. Misterios Dolorosos. 4. Misterios Gloriosos (para rezadores avanzados).

 

Disponible para Pray Station.

Incluye joystick.