artículo no publicado

Wonderbooks

Una combinación de experiencia literaria y videojuego con posibilidades didácticas.

Durante la conferencia de prensa de Sony en la exposición de videojuegos E3, a mediados de año, se anunció con bombo y platillo la iniciativa de Wonderbooks, libros de realidad aumentada para utilizarse mediante la consola de videojuegos PlayStation 3 con ayuda de la cámara de video "Eye" y un control sensible al movimiento “Move”. ¿Qué significa esto? Que el usuario podrá navegar a través de las páginas de los tomos virtuales viéndose a sí mismo en pantalla interactuar con cosas y situaciones virtuales, simuladas.

El ejemplo mostrado en esa ocasión fue algo de lo que será el primer título en utilizar el nuevo periférico como interfaz, Wonderbook: Book of Spells, un libro interactivo creado en conjunto con J.K. Rowling, escritora de las novelas de Harry Potter. En la demostración, una persona abría el libro frente a la cámara y en pantalla se veía el contenido de las páginas, texto, imágenes y animaciones. El control "Move" aparecía en pantalla como si fuera una varita mágica, que al agitarse en la forma indicada sobre la página lanzaba un hechizo que atraía un dragón y producía fuego, todo en pantalla. El fuego se extinguía del libro cuando el usuario abanicaba sus manos sobre él y una vez dominada la técnica, se participaba en un reto eliminando criaturas en un entorno virtual arrojándoles fuego con el hechizo aprendido. Además de la práctica de conjuros, se mostró cómo se narraría la historia mediante animaciones que parecían salir de las páginas, simulando un libro animado tridimensional del tipo "pop-up". En el evento también se anunció que ya se trabajaba un Wonderbook de la serie Walking with Dinosaurs y otro en conjunto con Disney, mientras que de manera hipotética se comentó que se podría hacer un libro de acertijos o un atlas del espacio.

A comparación con otros anuncios de videojuegos ese mismo día, Wonderbooks no fue tan bien recibido por los asistentes, aunque despertó mucha curiosidad por su potencial entre el público que escuchó o supo de él posteriormente. Wonderbooks suena bien: una combinación de experiencia literaria y videojuego con posibilidades didácticas, pero ya en la práctica es un sistema bastante complejo como para ser verdaderamente entretenido. Lo mostrado sí se llevó algunos bostezos; eso por no mencionar los costos que implican además de una pantalla y la consola, desembolsar 1,599 pesos por el kit de juego, libro, cámara y control de movimiento.

Hay experiencias que valen eso y más, incluso libros convencionales, pero la incógnita radica en qué tan bien aprovecharán los recursos para la interactividad los desarrolladores y qué tanto necesitará o dependerá de esta un libro. El libro electrónico o una computadora tableta podrían ser plataformas que justifiquen más la combinación de lo que conocemos como libro con interactividad y que resulten más intuitivas, hasta más económicas.

Por otra parte, se ha dado a conocer un avance de otro Wonderbook llamado Diggs: Nightcrawler, que luce fenomenal, pero no por ser una especie de libro o por el formato sino por plantear una extraordinaria historia de ficción animada con altos valores de producción. Poco a poco sabremos si Wonderbooks, más allá de sus buenas intenciones, funciona o no. Book of Spells saldrá a la venta el 13 de noviembre en América.

Related notes block