artículo no publicado

Hollywood en busca de yenes

Una recopilación de los mejores Yen-jamins: anuncios japoneses estelarizados por actores de Hollywood.

¿Cómo olvidar los anuncios que hace Bob Harris (Bill Murray) para promocionar un whisky en Lost in Translation? La segunda película de Sofía Coppola usa la figura de un renombrado actor hollywoodense, inserto en la extraña mecánica promocional de Japón, para subrayar su premisa: un hombre, extraviado en una cultura ajena, que ha perdido contacto con todo lo que verdaderamente le gustaba de su profesión:

 

El escenario de Coppola no es fantasía. Muchas –pero muchas- estrellas de Hollywood han cruzado el charco para salir por dos nanosegundos en un comercial y recibir un montón de ceros. Aquí recogemos los mejores, los más absurdos de estos anuncios:

1- En un mismo video, dos joyas de confusa narrativa promocional. Primero, Sean Connery aparentemente olvida cómo hacer un nudo de corbata hasta que le da un llegue a su whisky. Después, tal vez alumbrado por el alcohol, decide acompañar su elegante atuendo con una flor liliputense. El segundo comercial cala más hondo: alejado de las presiones actorales de Hollywood, el viejo Bond medita antes de dibujar… pero pierde la inspiración. De nueva cuenta, es un trago de whisky lo que lo incita a, ¿imaginarse en una playa con su perro? El gesto del final solo le añade más ingredientes a un coctel harto desconcertante. ¿Está ebrio Connery?, ¿el whisky le supo a agua de tuna? Sabrá Dios.

 

2- Connery se viste de Mago Frank y, en compañía de un conejo con voz de Alvin (la ardilla), llega hasta un gigantesco recipiente de Yoghurt antes de exclamar, con una voz que no suena como su bramido escocés: “Veri guuuud… bioguuuuur”.

 

3- Al parecer, Connery se pone tímido a la hora de promocionar embutidos. Solo nos toca una breve caminata en cámara lenta, antes de que exclame “Ham… Ito Ham” (como Bond... James Bond, ¿entienden?): 

.

 

4- Tommy Lee Jones es el director de una secundaria en Japón. Tiene superpoderes. Es estricto. Bebe café al atardecer. #Esenserio.

 

5- Vestido de Santa Clos en una calle Tokiota, Tommy Lee Jones ve pasar un par de niños. Horas después, cuando cae la noche, sube hasta la ventana de uno de ellos, pero ahí encuentra a otro Santa Clos (el real, ¿quizás?). Y decide tomar un poco de café.

 

6- ¿Cómo empezar a describir lo que es casi indescriptible? Lee Jones se encuentra debajo de un túnel. Inspecciona planos. Vemos a un grupo de japoneses golpeándolo con pedazos de papel. Después grita fuego y abre un hueco en el túnel. La gente lo aclama.

Nos enteramos de que Lee Jones es un alienígena. Claro. Porque eso le da coherencia al comercial.

 

7- El Governator como genio de la lámpara. Solo que la lámpara es, en realidad, una bebida energética que, cual comercial japonés para estrella hollywoodense, te hace millonario de un instante a otro. También provoca risas incontrolables… y ligeramente aterradoras.

 

8- Michael J. Fox le tiene miedo a sus fans, pero sobre todo le tiene miedo a los perros blancos. Aquí la prueba:

 

9- J. Fox es el joven manos de tijera, a quien el café impulsa a podar arbustos en forma de figuras de animales. Luego lo persigue una mucama. Antes, sin embargo, nos saluda. “Good Afternooooooon”.

 

10- Michael Jackson baila al lado de una rubia que no sabe bailar. Frente a ellos: una motoneta. Después, quizás porque él lo pidió, MJ guiña y asegura que “el amor es su mensaje”. 

 

11- Harrison Ford en un comercial de Kirin Beer que, comparado con el resto de los que aparecen en esta lista, brilla por su coherencia. “Una cerveza Kirin, por favor”, le pide Ford al hombre con el que comparte un sauna. Ambos imaginan a qué sabría una chela bien muerta. Durante todo el comercial, Ford repite las únicas palabras que se aprendió en japonés: Kirin, Biru y Kudasai. Indiana Jones convertido en Tarzan de las chelas. 

 

12- Pierce Brosnan recita un verso de Pérez Botija mientras observa con gran detenimiento el vestíbulo de una mansión. En un comercial de cosméticos.

 

13- Antes de salir en una película de Olallo Rubio e inhalar siete toneladas de cocaína, Furlong salió en este comercial. La garra de una máquina de juguetes lleva su rostro, Furlong escoge una sopa maruchan y después –con la miradita odiosa que lo caracterizaba- recomienda el fideo.

 

14- Ben Stiller disfruta su bebida acompañado de cuatro porristas hasta que aparece un equipo de futbol americano que amaga con robarle su –muy literal- frescura.

 

15- Bruce Willis contesta teléfonos hasta que encuentra una tarjeta para llamar de larga distancia (suponemos). Finalmente, justo antes de bostezar y dormir, Willis exclama (sin darse cuenta de la ironía): “Move you”.

 

16- ¿Cuál es la mejor manera de vender la nueva camioneta de Subaru? Es obvio: filmar a Bruce Willis comiendo helado de limón.

 

17- Más que comercial, el siguiente podría ser parte de una instalación de arte contemporáneo. Dos partes lo dividen. En una, Stallone dirige un comercial mientras mueve las manos y gesticula como Bob Fosse. En la otra se filma una cruenta película de guerra, con orientales asesinados, extremidades amputadas y cuerpos baleados. Stallone se emociona de manera afeminada. Y corte a una sopa Knorr. ¿Por qué?

 

18- Sobre una moto, imitando a Borat, Brad Pitt voltea a ver a la cámara y pregunta, “Do you like my ass? It is niiiiiiiice”. Después grita el nombre de una marca de jeans como si se tratara de su peor enemigo. Hipnótico.

 

19- Bend it like Beckham versión japonesa. Pobre Beckham no actúa ni en defensa propia.

 

Videos recopilados por Nicolás Conti.