Un buen libro de economía

A Ugo Pipitone seguramente le tembló la mano cuando escribió El temblor interminable, publicado recientemente por el CIDE. Y no lo digo porque sus ideas sean inestables. Todo lo contrario: nos ha entregado un ensayo agudo y muy lúcido. Pero está sacudido por esos temblores existenciales kierkegaardianos que en la izquierda hemos heredado de la tradición comunista y socialdemócrata, de Marx y de Keynes, de Lenin y de Kautsky. Los ejes en torno de los cuales gira el libro de Ugo Pipitone son los temas fundacionales de la izquierda: la igualdad y la libertad. Hay una tensión inquietante que recorre todo el libro: Ugo Pipitone sabe muy bien que la libertad y la igualdad no se garantizan solamente con leyes. Para que la igualdad y la libertad se extiendan a todos es necesario que, además de cristalizar en derechos, se asocien a recursos que permitan a los que viven sumidos en condiciones de desigualdad acceder a una situación en la que puedan ejercer su libertad. La derecha desde luego acepta una igualdad que asigna las mismas reglas para todos en el juego de la competencia. Pero en la carrera, aunque todos pueden participar y a nadie se impide jugar, los más desposeídos llevan una piedra atada al cuello que les estorba. La derecha suele preferir derechos negativos y prohibiciones: no violar la propiedad privada, no robar, no matar, no impedir la libertad de expresión o de movimiento. La izquierda, en cambio, ha impulsado también la redistribución de recursos para afianzar los derechos de aquellos que compiten en desventaja.

Pero, como señala Ugo Pipitone, aun desde la perspectiva liberal hay que reconocer que el estado de bienestar y la educación masiva son indispensables para el crecimiento económico. Sin ellas el capitalismo no podría sobrevivir. La desigualdad no es un mero subproducto del movimiento de los mercados que no pueda evitarse o corregirse. No hay economía con crecimiento elevado a largo plazo basada en una profunda polarización de los ingresos. Las décadas que siguieron al fin de la Segunda Guerra Mundial son un buen ejemplo de ello.

El problema es que, en algún momento de los años ochenta se terminó el auge. Por supuesto, no llegó la catástrofe ni el final del sistema capitalista, y sí en cambio se derrumbó el bloque socialista. El advenimiento de un mundo unipolar reveló la presencia de nuevos problemas. Ugo Pipitone los resume con el apoyo de metáforas biológicas y físicas. El orden y el caos conviven. El problema es que ahora la gran velocidad de las recombinaciones económicas es mucho mayor a la de las mutaciones internas de cada sociedad. Al aumentar la turbulencia y la complejidad, resulta evidente que un solo polo de vigilancia es incapaz de controlar las tensiones globales. Estados Unidos, como gran potencia central, no puede con la tarea de administrar los procesos mundiales con eficiencia. Como dice Ugo Pipitone, sólo se abre una posibilidad sistémica: la fractura del cuerpo. Por ello están naciendo cerebros regionales que se encargan de las funciones que ya no puede realizar un poder central. Podemos ver ya cómo operan tres de estas regiones: la Unión Europea, el NAFTA (o TLC) y el Caucus Económico de Asia Oriental (EAEC).

La escapatoria de las trampas sistémicas globales parece ya esbozada. Y aquí, en este modelo impecable, Ugo Pipitone introduce su mano temblorosa y estropea el juego. Para que la solución sistémica al crecimiento comience a resolver los grandes problemas globales de la desigualdad, las corrientes de desarrollo deben alcanzar el Tercer Mundo, ya que la más grande fuerza polarizadora de los ingresos tiene un origen en las regiones atrasadas. Sin embargo, sostiene Ugo Pipitone, en este proceso llegamos a un trágico dilema: el éxito económico y el crecimiento contribuyen al desastre ecológico. El otro camino, el fracaso económico, conduce al desastre político. Posiblemente Brasil sea el ejemplo paradigmático de este dilema. Y habría que agregar que hay siempre algo peor: la combinación de calamidades ecológicas y desastres políticos, por la coexistencia de crecimiento económico en algunas regiones y de calamidades en otras.

El pesimismo alegre de Ugo Pipitone nos lleva a considerar otras alternativas menos desastrosas. Para mostrarlas nos pone los ejemplos de Kerala y de Malasia. En Kerala un gobierno de izquierda ha colocado todos sus esfuerzos en el combate a la pobreza y ha hecho a un lado los estímulos al crecimiento económico. El resultado es que el pastel no aumenta pero se ha reducido el malestar colectivo gracias al gasto social. En Malasia ha habido tanto un crecimiento acelerado como una drástica disminución de la pobreza. Este modelo es, más o menos, el que han seguido algunos países de Asia oriental: Tailandia, Singapur, Corea del Sur y China. Con frecuencia la democracia política fue hecha a un lado mientras se intentaba alcanzar los objetivos sociales y económicos. Por otro lado Kerala no es un modelo sino, más bien, una alternativa política en una región muy pobre dentro de un enorme país que, acaso, se ha comenzado a mover en la dirección de los países del oriente asiático.

Acaso estamos ante un círculo vicioso: aunque es mejor enseñar a pescar que repartir pescado, como sugiere Ugo Pipitone, antes hay que darle de comer pescado al pescador para que no se muera de hambre. ¿Y si se acostumbra a que le repartan pescado los viernes y no aprende a pescar?

En sus conclusiones Ugo Pipitone propone, siguiendo a Giddens, “desenfatizar la economía”. Los políticos son acaso los más economicistas de todos: hablan incansablemente de economía sin que, presumiblemente, tengan muchos conocimientos especializados o sofisticados. Pero quieren ser los pilotos de la nave de la economía, solucionar los problemas, dirigir el sistema a nuevos puertos. Falta que llegue el niño ingenuo que les diga que, además de ir desnudos, tripulan una nave que funciona con piloto automático o con un piloto que no les obedece. Un niño que les explique cómo la acumulación de riqueza y el crecimiento han entrado en un ciclo de rendimientos decrecientes, en términos de bienestar. Más allá de ciertos límites (Ugo Pipitone propone los 15-18 mil dólares anuales) nos espera un horizonte de depresión, inseguridad, delincuencia urbana, soledad y alcoholismo. Muchos dirán que ya quisieran tener la oportunidad de deprimirse y sumirse en las penas de la postmodernidad. Y, en cambio, están condenados al hambre y al SIDA. Cierto: pero ello no nos debe hacer olvidar los grandes males que llegan con el crecimiento económico.

Ugo Pipitone ha escrito un libro excelente. Divertido e instructivo, pesimista pero alentador. Comienza con una cita de José Saramago: “Mejor sería no hacer nada, dijo uno de los filósofos optimistas, los problemas del futuro, el futuro los resolverá. Lo malo es que el futuro es ya hoy, dijo uno de los pesimistas”. Más pesimista sería, digo yo, pensar que el futuro ya pasó.

Comentar ›

Comentarios (32)

Mostrando 32 comentarios.

Yo les receto UN CUENTO DE ECONOMIA, EMPRESA, BANCA Y POLÍTICA. Libro muy crítico e ilustrativo de cómo funcionamos hoy en día.... Muy divertido y para todos los públicos. Genial.

un buen libro de economia: UN CUENTO DE ECONOMIA EMPRESA, BANCA Y POLÍTICA. Ji ji

un buen libro de economia: UN CUENTO DE ECONOMIA, EMPRESA, BANCA Y POLÍTICA. Ecitorial cultivalibros.

un buen libro de economia: UN CUENTO DE ECONOMIA EMPRESA BANCA Y POLÍTICA. yO LO DEjo ahí y no digo nada más.

 

un libro interesante. Yo les recomiendo un libro de economia, mejor, un buen libro de economia que se llama UN CUENTO DE ECONOMIA, EMPRESA BANCA Y POLÍTICA. yA ME dirán. muchas gracias

muy interesante el blog. enhorabuena. Yo creo que un buen libro de economia podría ser este, ya me dicen. Muchas gracias
Un cuento de economia, empresa banca y política.

Chao

O lo sabe robar u obtenerlo explotando a sus semejantes, ¿no es cierto, señor Alice?

el ministro de la inteligencia dijo: "si se
repartiese todo el dinero del mun-
do de manera iguales entre todos los
hombres del planeta, a los pocos meses
regresaría en manos de quien lo sabe
manejar"

Probablemente haya llegado tarde a esta discusión. No tanto me refiero a llegar a este comentario en esta fecha, sino a revolver un tema como lo es el Estado de bienestar, que yo ya consideraba superado. El "subsidio" probablemente no sea mi tema particular de interés como para volver a revivirlo. Trabajos de la década pasada, ya han dado múltiples ejemplos de cómo la teoría keynesiana dio serios dolores de cabeza a los gobiernos que lo ensayaron. Un ejemplo: en los años sesentas el Tribunal constitucional de la Alemania Federal, prohibió mediante sentencia que los partidos políticos fueran subsidiados. En su lugar, Alemania Federal desde antes de la reunificación decidió emplear la figura del "anticipo". ¿Les suena familiar el término "clientelismo"? El estructural funcionalismo con Claus Offe como exponente, dedicó una fuerte crítica al estado de bienestar y a la tesis democratizadora que occidente emplea para ilustrar su propia alucinación de "capitalismo".

Si la lucha es reorientar el planteamiento de crecimiento acelarado, no veo con buenos ojos emplear el subsidio para que los menos favorecidos con la distribución de la riqueza, ejerzan sus libertades. En todo caso, dejemos que la heterogeneidad cultural y el efecto de las minorías resuelva como decisión propia algo que a ellos mismos les afecta. Desde luego, Occidente ya ha dado claras muestras de que Oriente le importa un bledo. Ahí están los casos de Bangalore y Gujarat, en la India, regiones donde la economía depende del ensamblaje de computadoras, así como ser la responsable de generar a una clase media embutida. De esto ya dio cuenta Daniel Bell en 2003, en una de sus aportaciones a esta revista. Occidente también es responsable de basureros industriales en Filipinas, en una sociedad que ha sufrido de todo, incluída la calamidad de tener como gobernantes a los "Marcos". Meter la mano para componer las cosas, es como dejar que el felino africano más salvaje sea domesticado siendo un cachorro y luego al lanzarlo a la sabana, estemos pendientes de que en caso de estar en peligro su supervivencia, extendamos la mano para ayudarlo.

Desde Oaxaca, alguien que sigue tus comentarios Bartra.

Estimado Abelino Ramos Parra:

Tocas un punto importante en la vida económica del país: el campo-los campesinos. Los campesinos en Inglaterra comenzaron a cercar sus propiedades y a gozar del derecho de propiedad sin necesidad de un pacto (constitución) como en México; eso ocurrió hace siglos. En contraste, en nuestro país la tierra no les pertenecía: latifundios, haciendas y por último el ejido. Éste no permitía que los campesinos invirtieran en sus tierras, ¿quien iba hacerlo si únicamente tenias que sembrar para que no te despojaran?. Además que no se podía vender. Apenas con Salinas se reformó el ejido... apenas en 1994, lo que en Inglaterra sucedió hace siglos.

Saludos cordiales,

Atentamente,

Un Liberal Guerrerense

En economía todo es verdadero, solo es falso las circunstancias.

La libertad se logra siempre que luchemos por ella, e inicia donde inicia la lucha, y la igualdad la da el grada de libertad de los individuos, los campesinos se liberarón en el momento que los dejaron libres, el sistema los tenía bajo su control, todos tienen las mismas oportunidades para lograr el bienestar, me refiero a los campesinos por estar haciendo negocios con ellos, y tienen un sentido de responsabilidad fuerte, el problema de ellos es la poca superficie que tienen de cultivo, son más libres sin Crédito Oficial como antes, y tienen las mismas opostunidades de negocios, y tienen la libertad para fomentar sus costumbres, algunos se dan cuenta que existen otras formas de mantenerse, como puede ser la cultura en general, y lo fantastico que ellos mismos pagan a sus maestros como es el Caso de la música, creo que la igualdad se debe de conquistar,nadie la regala cuando menos en el medio rural
Felicidades por el Libro

Excelentes comentarios con profundidad en los temas y ademas los dotan de contexto. Quisiera exponer otro tema que tambien entra en la discusion de la riqueza y la igualdad. Me refiero al tan ansiado crecimiento. Alguien alguna vez ha cuestionado al crecimiento y la dependencia que las economias tienen hacia el?, pricipalmente como medio de distribucion de riqueza?. La pregunta no es menor. Damos por hecho que el crecimiento siempre sera posible de lograr. Lo mostraron los paises desarrollados en el pasado. Cuando los grandes corportativos encontraron restricciones de crecimiento en su propia economia y buscaron expandirse hacia otros regiones. Encontrando asi que sus paises vecinos menos desarrolados podrian ser no solo una fuentes de insumos mas barata que mejorara el margen costo-precio para aumentar las ganancias. Sino que tambien podrian ser un nuevo mercado con clientes potenciales que resolverian su problema de crecimiento en ventas. Sin embargo el mundo economico esta restringido por el mundo fisico. Existen limites para el crecieminto. Uno por ejemplo, es el grado de industrializacion de los asentamientos humanos en el planeta. No podemos esperar que los continentes sean urbanizados por completo. Ni pensar que la poblacion crecera por siempre. El planeta tiene un limite para sustentar la vida y por supuesto tambien aplica para las actividades economicas del ser humano.Tan solo una de sus millones de especies. Obviamente hoy cualquier economia desarrollada se alarmaria si dejara de crecer, porque todo el mecanismo economico depende de tal crecimiento. En otras palabras la economia mundial da por hecho que siempre sera posible crecer y hoy somos dependientes a ello. Hay que recordar que las dependencias no son buenas principalmente en lo economico, la muestra a la dependencia del petroleo es un buen ejemplo. Nunca se pensaron las consecuencias de su agotamiento, tal incapacidad de vision al futuro parece repetirse con el crecimiento.

Ojalá sea muy pronto Jose Angel de Monterrey.

Saludos cordiales.

Ya lo dijo Friedman:Impuesto Negativo.

Lo bueno es que muy pronto vamos acabar con este "estado clientelar" que tenemos por sistema economico.
En unos cuantos años el petroleo se va a terminar y la pesadilla de corrupcion clientelar generada alrededor del monopolio estatal de ese recurso se terminara.
El pueblo tendran que aprender a ser mas independientes y a crear riqueza, los votantes tendran que pensar muy pero muy bien antes de ir a las urnas y no habra taco ni tamal que les convenza de votar por alguno en especial, aprenderan a elegir mejores gobiernos y exigiran a sus gobernantes que les dejen crear la riqueza por si mismos ya que ningun estado jamas a creado riqueza ni mucho menos la distribuido en la historia de la humanidad, eso en el mejor escenario, porque el otro sera hecharle la culpa a los gringos ooooooootra vez, o al mercado oooooootra vez y abandonarse a la noche caotica del populismo aberrante que cunde por sudamerica.
Nuestro supremo gobierno de imbeciles recibe cada año alrededor de 70 mil millones de dolares que ya quisieran cualquier estado moderno europeo.
A donde se va todo eso? A mantener partidos politicos, burocracia, senadores, congresistas, presidentes de todos los niveles, universidades publicas que cada vez piden mas y mas y ahora hasta quieren pagarle a sus alumnos por asistir a clases, empresas estatales en bancarrota por al corrupcion interna jamas auditada, etc. etc. etc.

José David, creo que tienes mucha razón. En México,pienso yo, estamos aún muy lejos del famoso Estado de Bienestar; al parecer el estado clientelista, paternalista, compadrista no nos deja desarrollarnos; la mezquindad en la cosa pública es verdaderamente desesperante. Hoy, por lo menos yo, estoy en huelga individual.

¿Estado de Bienestar?, ¿bienestar para los familiares, compadres y amigos?.

Prefiero un estado (con e minúscula) limitado por los iguales derechos de la sociedad. No podemos negar lo "afrancesado" que está México. Pero es de reconocer que el sistema keynesiano llegó a su fin y las élites politicas deben repartir más el poder para seguir gobernando. Es tan nefasto el sistema económico mexicano, que las PYMES quedan rezagadas y prefieren irse a la informalidad.

No debemos olvidar la religión que tanto ha influido desde hace cientos de años en los mexicanos. En México, pregonar la religión católica es parte del quehacer público; cuando la práctica de cualquier acto de fe es sumamente privado.

¿estado de bienestar cuando los políticos han privatizado en quehacer público?. ¿Por son los políticos quienes definan la ruta a seguir de los mexicanos?, ¿no tenemos la suficiente libertad para elegir lo que más nos convenga?. Parece que no; debemos "alinearnos" con los "decretos" que bajan y suben los precios a diestra y siniestra. La oferta y la demanda no sirve de nada en éste país. El propio "estado de bienestas" promueve y protege los monopolios-duopolios, pues el cobro de facturas electorales está a la orden del día. Mencionan que el problema inicia desde arriba (nivel federal), pero revisemos como se manejan los municipios; aquí podemos encontrar el arrastre de la época colonial, cuando los cargos públicos se subastaban al mejor postor. En campañas electorales municipales, vemos como empresarios de la construcción, principalmente, "invierten" sumas importantes de dinero en su "gallo", para que éste, una vez llegando a la administración municipal, los beneficie con licitaciones, direcciones, secretarias y demás prebendas e incentivos muy a la mexicana.

¿estado de bienestar y una sociedad civil rebasada por los intereses de la partidocracia y su monopolio para acceder a los puestos de eleccion popular y cargos en la administración pública de los tres diferentes niveles de gobierno?

Atentamente,

Un Liberal guerrerense.

José Ángel, excelente recomendación, no conocía esa obra. Ya leí una síntesis en la famosa “Wikipedia”. Muchas gracias, Sal-U-2

Aurelio:
Jean François Revel es uno de mis más leídos autores.
François Revel entendía mejor que nadie, casi desde Tocqueville, la naturaleza libertaria e individualista de la sociedad norteamericana.

También te recomiendo que leas Ayn Rand, su obra maestra “"La Rebelión de Atlas" (Atlas Shrugged).

Saludos

¿No les parece que el primer derrotero de los países pobres y ni hablar de los que están "en vías de desarrollo" es tener una política demográfica sustancial? Para distribuir mejor la riqueza hay que tener menos bocas que alimentar. Sin embargo, aquí las religiones juegan un papel fundamental, y en países donde existe el fundmentalismo religioso, como el católico hispanomericano, eso es impensable.

José Ángel, creo que le deberías mandar el texto a George Bush, para que enderece su camino. Por otro lado, no sé si leíste “Ni Marx, Ni Jesús” de Jean Francois Revel, creo que el sentido de esa obra la compartiríamos los dos. Sal-U-2

Aún considerándome "de izquierda"... no, precisamente a causa de considerarme de izquierda, se me hace imprescindible preguntar: ¿Igualdad de QUE? ¿Igualdad de recursos? ¿Igualdad de oportunidades? ¿igualdad política, económica?
Cada respuesta diferente invoca un tratamiento político y económico distinto.
¿Como podemos tener un discurso con sustancia si palabras tan fundamentales en el discurso político como es "igualdad" no tienen ni definición ni contexto claros?

Yo creo que los Estados Unidos estan lejos de ser una obra acabada por supuesto, pero creo que son, por mucho, uno de las mejores experiencias socioeconomicas y la historia, poco a poco, les ha dado la razon, pues Europa, Japon, China y muchisimas sociedades estan siguiendo el mismo modelo federalista que esa gran nacion decidio seguir hace siglos, division de poderes, banco central independiente, regulaciones anti-monopolicas, proteccion y garantias a la propiedad privada, sistema juridico independiente y solido, etc.
Creo que las formulas para que las naciones se enriquezcan no son un secreto de nadie hoy en dia, estan alli y hay naciones que han decidido a segurilas como Corea del Sur, España y muchas otras.
El debate en Estados Unidos y en los paises con sistema economico liberal es que tanta injerencia y bajo que limites debe tener un Estado en mercado. No que un estado deba asumir un rol de otro jugador mas en la carrera economica por el bienestar.
Pero ningun estado debe dictarte como debes vivir, que debes comer, a que doctor debes acudir, y que debes aprender.
Pueblos enteros han aceptado eso alegre e inocentemente, y han terminado sin ningun bienestar, y ademas sin libertades y viviendo bajo el yugo de una elite, de un solo partido, de un caudillo convertido en dictador.

A José Ángel de Monterrey:
Entonces ¿sí o no al welfare state? Le sugiero, si me permite, revise “The New York Times” para que le eche un ojito al debate que se está dando por allá sobre lo mismo. Creo que los E.U. no es una obra acabada y viva “Green Day”, yes
Sal-U-2

Querido Aurelio González:

Un sistema regulatorio eficiente, algo que en latinoamerica nuestros gobiernos han olvidado por completo, es lo que deberia asegurar el derecho de todos los individuos a competir en condiciones igualitarias y justas.

Los E.U. subsidian e intervienen en ciertos mercados o industrias, es cierto, pero casi siempre lo hacen bajo un sistema regulatorio, aprobado por el congreso de ese pais, para compensar a los pequeños granjeros o agricultores cuando los precios de sus productos bajan y asi que no se vayan a la quiebra o no sean absorbidos por las corporaciones que dominan esas industrias, o cuando granjeros o agricultures de otros paises, como Europa o Japon, tambien reciben subsidios a su vez. Muchas veces subsidian por rezones politicas o por populismo tambien.

Tu dices que la mano de obra latinoamericana es baratisima para los norteamericanos, es cierto, la mano de obra de inmigrantes latinoamericanos es muy barata para los norteamericanos cuando se le compara con lo que les costaria contratar a un norteamericano para hacer el mismo trabajo, pero los salarios que reciben los inmigrantes que levantan cosechas o trabajan en la construccion en Estados Unidos son mucho mas altos que los que reciben la mayoria de los profesionistas en Mexico, latinoamerica e inclusive en ciertos paises de Europa como España, Polonia o Grecia entre muchos otros. Asi que eso es muy relativo.

Tu dices: “Creo que el ser humano, por el simple hecho de serlo, tiene derecho a educación, salud, alimentos y vivienda, mínimo. A lo mejor a usted le parece que los “homeless” se merecen su destino por huevones. Su visión, más que liberal, me parece espartaca, al diablo con los mediocres y los débiles de carácter, que se mueran ¿no? quien los necesita….”

Para tu informacion, el sistema de seguridad social norteamericano (que tiene muchas fallas y existe una fuerte debate al respecto en ese pais para solucionarlas) tampoco abandona a su suerte a los ciudadanos en desventaja economica, social o fisica, al contrario de lo que muchos pseudo-analistas Mexicanos dicen, el estado norteamericano provee asistencia a la mayoria de las personas que necesitan ayuda economica o medica por no tener empleo o no contar con seguro, como el “Social Security Program” que existe desde hace muchisimo tiempo, desde 1935, mucho antes que casi todos los paises en el mundo siquiera pensaran en seguridad social, y precisamente para dar beneficios y proteccion a trabajadores sin empleo, de muy bajo ingreso y sus familias, ancianos y sobrevivientes. Estos beneficios se entregan al individuo o su familia en base al historial de empleo y contribuciones del trabajador al sistema y dejame decirte que ningun pais en el mundo gasta tanto en sus ciudadanos de esa forma como Estados Unidos, por mas que cacaren los europeos social democratas.
La Social Security Administration (SSA) (http://www.ssa.gov) administra estos programas y desde 1965 (gracias a Clinton) incluye seguro medico bajo el programa Medicare. (http://www.cms.hhs.gov/) El sistema Medicare provee servicios medicos a los ciudadanos que no cuentan con seguro, inclusive, este sistema representa una bendicion para millones de compatriotas mexicanos sin seguro, legales o ilegales por igual, que se enferman o accidentan o que requieren servicios medicos porque sus esposas se embarazan o vacunas y vitaminas y alimentacion para sus hijos, razon por la cual dificilmente vas a ver a un mexicano con o sin papeles regresar a Mexico a atenderse medicamente o a dar a luz a su bebe en el IMSS, porque reciben mucho mejor calidad de servicios alla. De hecho, los miles de millones de dolares que el Medicare gasta en proveer, gratuitamente, servicios medicos y medicinas a inmigrantes es uno de los mas fuertes y socorridos argumentos utilizados por los grupos anti-inmigrantes en ese pais para convencer a la mayoria de los contribuyentes a apoyar su agenda anti-migratoria.

Por otro lado, el Federal Old Age, Survivors, and Disability Insurance(OASDI) (http://www.ssa.gov/policy/docs/microdata/mbr/) apoya mensualmente a adultos no pensionados o de bajo ingreso, a familias que perdieron la fuente de sustento (padre, madre, etc.) y a trabajadores sin empleo debido a enfermedad o accidente.

Asi como ves, el liberalismo economico no significa el abandono de las responsabilidades del estado para con sus ciudadanos.

Por otro lado, el problema con el socialismo es que primero destruye la riqueza estatizando y controlando la economia, y despues institucionaliza la limosna, porque el estado, en Europa lo mismo que en E.U, por mas ricos que esos estados sean, nunca podran ayudar a sus ciudadanos mas que con limosnas. Por eso el sistema economico debe concentrarse en ayudar solamente a aquellos que realmente lo requieren por no poder competir en dentro del mismo sistema economico.

El populismo es un claro ejemplo de un estado que institucionaliza la limosna a costa del futuro de sus ciudadanos.

A José Ángel de Monterrey:
“The economic race should not be arranged so that everyone ends at the finish line at the same time, but so that everyone starts at the starting line at the same time”
¿Cómo hacerle para que todos empiecen al mismo tiempo? Será el Estado el que pueda asegurar tal derecho o las grandes corporaciones. Por otro lado, el liberalismo económico de los E.U. no es tan liberal. Olvida usted los subsidios al sector agrícola y también la mano de obra baratísima (latinoamericanos), y otras tretas para no liberalizar ciertos mercados. Yo pienso, que son muy pocos los que alegremente se entregan a la vagancia, y si los hay, yo no los dejaría a su suerte. Creo que el ser humano, por el simple hecho de serlo, tiene derecho a educación, salud, alimentos y vivienda, mínimo. A lo mejor a usted le parece que los “homeless” se merecen su destino por huevones. Su visión, más que liberal, me parece espartaca, al diablo con los mediocres y los débiles de carácter, que se mueran ¿no? quien los necesita….

“The economic race should not be arranged so that everyone ends at the finish line at the same time, but so that everyone starts at the starting line at the same time”

La igualdad debe existir a la hora de competir, al comienzo de la carrera por el bienestar, no puede ser un fin ni puede ser tampoco dictada por ningun estado.
La igualdad de patrimonio y la "distribucion de la riqueza" son un concepto falso en naciones bananeras y con poblaciones sin educacion como Cuba, Mexico, Brasil, Argentina y muchas otras mas, pues se le asocia con el tener los mismos privilegios economicos pero no los mismos esfuerzos individuales, se le asocia con repartir los recursos naturales como si estos fuesen un enorme y eterno pastel que determinase la riqueza o bienestar de un pueblo entero.
Todos sabemos que ni Japon, ni California, ni Nueva York, ni Alemania tienen petroleo y sin embargo, los ciudadanos de esas naciones y comunidades gozan de un nivel de vida infinitamente mas alto que el de los paises que tienen petroleo, oro, minerales en enormes cantidades. Rusia cuenta con enormes reservas pero decadas de comunismo destruyo el poder de generar riqueza de sus ciudadanos.
Aun en los retrogrados sistemas comunistas siempre existieron elites asociadas con el poder, familias inclusive, con muchisisimos mas privilegios que las mayorias, como es el caso de la familia de Castro en Cuba. La igualdad como un fin genera odio, complacencia y corrupcion porque es inalcanzable y supone que otros gozan de mayores privilegios porque unos no los tienen, como si Estados Unidos fuese rico por explotar a Mexico y sabemos que no es asi, esa nacion es rica porque sus ciudadanos generan riqueza, conocimiento y tecnologias.

Milton tambien una vez dijo:
“A society that puts equality before freedom winds up with neither”

La riqueza de una nacion comienza con las libertades del individuo para competir. Hablar de igualdad de patrimonio, de estado benefactor, es demagogia aqui y en China. Los estados Europeos que visionaron un estado benefactor e intentaron crearlo como Francia, Alemania y otras estan ahora metiendo reversa y pidiendole a sus ciudadanos que trabajen mas tiempo antes de retirarse y que pagen mas impuestos y ahora esas esas naciones se encuentran huyendo de esas peligrosas nociones economicas, pues crearon generaciones de ciudadanos pusilanimes y dependientes de la generosidad del gobierno, mientras el ciudadano norteamericano, mas independiente economicamente y mas competitivo creaba empresas y generaba mas riqueza, empleos y tecnologias. El hecho de que Alemania, Francia y demas paises Europeos que adoptaron ese tipo de medidas populistas (en un claro esfuerzo de los partidos de eternizarse en el poder) nunca alcanzaron crecimientos economicos mas alla de los raquiticos 1 y 2 % durante el tiempo que han intentado esas politicas populistas tambien nos demuestra la falacia que significa un “estado benefactor” y el concepto tonto de “distribucion de la riqueza”.

Pero bueno, hasta cuando los izquierdistas terminaran con sus masturbaciones economicas y terminaran por aceptar que Marx estuvo equivocado y que Smith tenia razon?

Pipitone, al cesar sus colaboraciones a La Jornada luego de 17 años. (extracto)
Al tiempo que pasa, si se quiere permanecer en él, hay que responder con nuevas ideas, con reflexión crítica acerca del propio pasado, con el esfuerzo para entender a sí mismo y al mundo y a sí mismo en el mundo. Pero los mitos son más poderosos. Una persistente fuerza gravitatoria que traba en muchos la capacidad de filtrar lo mejor del propio pasado sin satanizar al presente.
Obviamente, no es fácil para nadie vivir la historia en tiempo real. Pensemos en México. Algunos, que gobiernan, parecen creer que las cosas se compondrán con apenas algunos arreglos. Y no hay forma de hacerles entender que 70 años de PRI podrían ser un juego de niños frente a la cantidad de huevos de dinosaurio que, como minas terrestres, infestan el México contemporáneo. Algunos gobiernan sin entender la gravedad de la tarea que les tocó, mientras otros van por ahí anunciando el Apocalipsis, en días alternos. De una parte, una cultura de manuales de superación personal, de imágenes televisivas y encuestas de opinión. De la otra, antiguas reminiscencias de un marxismo moralista, incapaz de entender el presente. Un moralismo anclado al pasado, que no reconoce los mapas y pasa el tiempo extraviándose. Un extravío que se transmite a millones de personas.
Lo diré en forma brutal: este país necesita crecer por lo menos a 5 por ciento en los próximos 20 años y, sin embargo, nada parece moverse en ese sentido. Mucha sensatez financiaria y pocas ideas que nos acerquen al objetivo. Y, para complicar todo, mucha renuencia a comenzar en serio la reforma del Estado, cuando es evidente que, con las instituciones que tenemos, nuestro futuro camino de crecimiento (si algún día llegara) será corto e igualmente discriminador que los anteriores. 24sept 02.

Excelente reseña. Justamente esta mañana releía Una Teoría de la Justicia, de John Rawls. Filósofo Anglo Sajón que sin abdicar de su estirpe liberal, aclara que es necesario que existan las condiciones estructurales para garantizar que los miembros más débiles de una sociedad, tenga sus necesidades mínimas cubiertas. Esto es, legislar no para hacer un poco más grande a la élite, y con esto paliar el descontento social, sino legislar considerando a los miembros más desfavorecidos por las circunstancias sociales. Rawls propone una fórmula muy sencilla para esto que no tiene nada que ver con el paternalismo ni con la caridad: formular las leyes como si se entrara en una situación contractual en la que no se sabe cuál será nuestro papel (el le llama el Velo de ignorancia). Es decir, no se sabe si después de acordar en qué consiste el bien común, uno va a terminar siendo mujer, hombre, negro, blanco, mestizo, pobre, rico, deficiente mental, ciego, leproso, esclavo, libre, extranjero, etc. Además, Rawls contemplaba que no solamente este sector de los más desfavorecidos existe, sino que constantemente se alimenta con gente nueva que viene de los sectores que caen en desgracia. Así como las clases medias (las más) se alimentan de gente que estuvo en desgracia y que debido a las políticas de balance de oportunidades, pudo salir de esta situación. Como lo dice Pipitone, no se puede sostener eternamente una sociedad tan polarizada sin tener consecuencias invivibles no en el futuro ya, sino ahora mismo. Las discusiones en México en estos momentos respecto a la desigualdad social y a las creencias morales se parecen mucho a las del siglo XIX (liberales, conservadores, ricos, pobres). ¿cuánto tiempo más puede seguir así? Especialmente cuando pensamos que el advenimiento de la democracia iba a traernos más que libertad de elección, un arreglo social más justo.

El tema es bueno, además de importante y urgente, por lo que es triplemente bueno. Desde perspectivas un tanto distintas es tratado también por Stephen Toulmin (Cosmopolis: The Hidden Agenda of Modernity, University of Chicago Press, 1990) y por Danilo Zolo (Cosmopolis: perspectiva y riesgos de un gobierno mundial, Paidós, 2000). Las dualidades justicia-libertad, política-ecología y global-local parecen requerir un tratamiento diferente (¿sistémico?), tratamiento al que parece contribuir el libro reseñado. Habrá que leer a Pipitone e insistir en la visión pesimista: la política ES una negociación de intereses privados, y DEBERÍA ser un intercambio público de razones. No parece haber elementos que permitan sustituir lo que ES con lo que DEBERÍA ser; y sin embargo...

Yo creo firmemente en el Estado de Bienestar. Pienso que el estado debería cubrir, a todos los individuos que lo precisen, “las necesidades de Maslow”, para que cada uno pueda emprender el camino a la autorrealización.
Excelente reseña Sr. Bartra. Fui alumno de Ugo Pipitone y, en efecto, creo que es una luz. Dicen por ahí que los pesimistas en realidad son realistas informados.
Sal-U-2

Enviar un comentario nuevo

Comentar

Si ya eres usuario registrado o crea tu cuenta ahora
To prevent automated spam submissions leave this field empty.
Términos y condiciones de participación