Un agradecimiento público

El senado de la república transmite por la televisión un anuncio que dice:

Los mexicanos merecemos vivir seguros, con tranquilidad, en paz.

Por eso el Senado de la República se reunió con los secretarios encargados de la seguridad del país. Para darle prioridad a los temas de atención social que garanticen tu tranquilidad y la de tu familia. Porque sólo así crearemos ese México seguro y próspero que todos queremos.

Con responsabilidad, trabajo y acuerdos...

Cámara de Senadores.

LXII Legislatura.

Gracias, señoras y señores senadoras y senadores de la LXII Legislatura.

Muchas gracias.

En serio.

Gracias, en serio.

Que no, que es en serio: muchas gracias.

Esta legislación o lo que sea, llega en el mejor momento.

Se agradece que seguramente luego de mucho pensarlo, hayan concluido que los mexicanos merecemos “vivir seguros, con tranquilidad, en paz”.

Lo único que puedo decir es: gracias.

Se agradece también que acto seguido hayan pasado de las palabras a los hechos reuniéndose con los secretarios encargados de la seguridad.

Una sola palabra: gracias.

Y por si fuera poco, decidieron darle prioridad al asunto.

Gracias.

Respiro aliviado.

De hecho es la primera vez que respiro en años.

Es que estoy muy agradecido.

Al terminar de ver el anuncio, mi tranquilidad de mexicano aumentó aproximadamente en un 94%.

Gracias.

Como que se aclaró todo.

¿Saben qué? Gracias, gracias, gracias.

Gracias en especial al Sr. senador Navarrete, presidente de la Cámara de Senadores, no sólo por regresarnos la tranquilidad sino por la gentileza de avisarnos por medio de la tele.

Aunque entiendo muy bien que esto no es logro de individuo, sino de todos ustedes.

Gracias.

Dar las gracias es prioridad.

Creo que es así, organizando reuniones entre ustedes y los secretarios encargados de la seguridad del país, como crearemos “ese México seguro y próspero que todos queremos”.

Gracias, deveritas.

Y felicidades por la precisión con que le atinaron al México que todos queremos: "seguro y próspero”.

No les faltó nada.

Es que ustedes son como bien humanos.

Gracias de nuevo.

Me cae que si pudiera los abrazaba a todos.

Es más: permítanme enviar un agradecimiento particular muy respetuosamente a cada uno de ustedes, miembros de la LXII Legislatura: gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias gracias y gracias.

Bueno, adios.

Si te gustó, quizás te guste
Comentar ›

Comentarios (28)

Mostrando 28 comentarios.

si como ayuda el sarcasmo para expresar tantas cosas me inclino con el comentario de Rosa en el que dice que no hay que dejarlos salir, yo digo aparte bajarles el salario que da pena.
En fin, cuanto llevamos molestos con los los senadores y diputados mucho tiempo...
y eso a ellos no parece molestarles.

Ayer los legisladores le dieron las gracias a Chabuelo... Hoy aprovecho para darles las gracias y desearles felicidades... es dia del niño!

Me parece que escribí mal Guiú em mi comentario anterior, espero que sólo esa palabra. No tengo forma de saberlo pues mi comentario está en Aduana. Lo bueno es que Liborio no ha regresado.
Saludos.

Que la risa sea un remedio infalible para muchos males es algo alentador. Pero no deja de ser lamentable que lo único que podamos hacer en cuanto a la actuación de nuestros gobernantes sea hacer chistes especialmente acerca de Diputados y Senadores. Tal vez este sea otro motivo de agradecimiento. GRACIAS TAMBIÉN POR ESTO.

Por ahí alguien sugirió cerrar las puertas de las Cámaras y no dejar salir a nadie hasta verlos trabajar, mejor aún, hasta ver los resultados de su trabajo. No es que fueran a padecer mucho los dueños (Elmer les ha llamado de otra manera) de las curules pues hasta saunas, parece, hay por esos lares (habrá que preguntarle al Dr. Giú si a sus espaldas se ha dicho o visto algo de esto). Yo me inclino por los bulldozers. Ahora ya ni a Arizona nos podemos ir algunos.

Saludos.

P.D. ...sigo pensando en los bulldozers.

Espero que el Senado reciba la humilde muestra de agradecimiento aquí expresada. Y que no se molesten en el siguiente diseño de imagen, ya Elmer se encargó. Los veremos en la siguiente piyamada.

Estimado Carlos, ya andaba yo haciendo pucheritos. Intenté publicar un WANTED en el oasis en el desierto, pero ahí los clasificados ya están llenos para el 2012.
Saludos afectuosos.

Genial comentario, Elmer.

Bienvenido don Carlos, se le echaba de menos.

Pues ya que de agradecimientos se trata, vaya éste para los cuatro compañeros que, tanto durante mi ausencia -provocada por una encomienda senatorial para investigar si los habitantes de otras naciones tienen merecimientos, semejantes a los nuestros, para vivir seguros, tranquilos y en paz- como ahora que regreso al paraíso de la tranquilidad, han tenido para su servidor expresiones de aprecio: Romántica, Rosa Martha, Martín Balderas y Federico Zertuche... muchísimas gracias, muchas gracias, muchas gracias y muchas gracias, respectivamente.

Al gran mamarracho (destapado en mi ausencia, afortunadamente) también lo aprecio y saludo. Que haga su luchita, a pesar de sus elotes.

Que dicen esos güeyes que DE NADA. Que para eso están.

"Hombres de paja que usan la colonia y el honor
para ocultar oscuras intenciones;
tienen doble vida, son sicarios del mal.
Entre esos tipos y yo hay algo personal.

(...)

Pero, eso sí, los sicarios no pierden ocasión
de declarar públicamente su empeño
en propiciar un diálogo de franca distensión
que les permita hallar un marco previo

que garantice unas premisas mínimas
que faciliten crear los resortes
que impulsen un punto de partida sólido y capaz
de este a oeste y de sur a norte,

donde establecer las bases de un tratado de amistad
que contribuya a poner los cimientos
de una plataforma donde edificar
un hermoso futuro de amor y paz..."

*Es la letra de Joan Manuel Serrat que evoco GRACIAS a todos los mensajes que auspiciamos para que nuestros 'representantes' políticos nos 'informen' [publiciten] sobre su labor MISERICORDIOSA...

Hail mary... Hail Mary!

¡Uy! Cuántas gracias.

Que des gracias, pues.

Pero qué desgracias.

No, sí hay que darlas.

Por esas incontables gracias, gran palacio se están construyendo con cargo al dinero público...¿cabrá todo nuestro agradecimiento en cada uno de los rincones del marmol y del oropel con que se rodean?

Cuál Senador será el encargado de elegir, de entre las seguramente muchas propuestas, la publicidad de la Cámara? Acaso será Don Ingenuino de la Gracia, Senador de la República de Sexelandia?
Gracias.

o sea que ahora sí recibiremos nuestro merecido?

El recordatorio de FPuma resulta asombroso.

no hay porque darlas...

No manchen, pero si parece que vivimos en algun programa de Chespirito... por eso tenemos esta clase de politicos, los mediocres medios de comunicación, etc. Tenemos el país que merecemos... pero "Sí podemos" cambiar.

Pero ¿cómo?, ¿tantas gracias
a los legislatoreadores,
a los legisladradores,
a los legisladeadores,
a los ilegisladores,
a los legislaempeoradores,
a los legislatonteadores,
a los legislabusadores,
a los legislaestafadores,
a los legislavividores?

Hace unos dos meses se tranmitía otro anuncio. Yo lo escuché en la radio y era más o menos así con actores bastantae malitos (hasta a los actores les costó trabajo hacer el anuncio):

VOZ DE UN HOMBRE DESESPERADO: ¡Quiero trabajar! Tengo una familia que mantener.

VOZ DE UNA MUJER DESESPERADA: ¡Necesito un doctor! ¡Que alguien me ayude!

VOZ DE LOS SENADORES (alguien que habla TRANQUILO malctuando el papel de un padre que da tranquilidad a su hijo): No te procupes, en el Senado sabemos cómo te sientes. Responsabilidad, trabajo, acuerdos. En la Cámara de Senadores trabajamos por tí.

Gracias también por esto. Podemos confiara en que si necesitamos un doctor no tendremos problemas y que el trabajo lo tenemos seguro gracias a ellos. Sí GRACIAS, GRACIAS, por todo. ¡Qué lindos!

Saludos.

P.D. Qué bueno que ya anda por estos rumbos otra vez Sr. Carrillo.

Gracias.

“Las que te adornan”, se dice a una mujer hermosa, que contesta: “pocas para servirte”, y se le replica: “suficientes para adorarte”.

También puede decírsele: “Gracias da quien gracias tiene”.

O también, a otra persona, menos agraciada: “las que haces arriba del cilindro”. O simplemente: “no tienes por qué darlas (y al buen entendedor, pocas palabras).

Gracias... gracias las que hacen nuestros legisladores.

Gracias...

Ya!!!!! Basta!!!! Callate Sheridan Callateeeee!!!!! Letras Libres por favor ya no publique a este señor o me va a matar......

¿Y cómo se darían cuenta de que los mexicanos merecemos vivir seguros, con tranquilidad, en paz.? ¿Por qué hasta ahora? No me digas lo vieron en la tele...

Por la ironía presente Maestro, muy bien.

Tal vez se piense, por parte de los legisladores (senadores), que representan a una población mentalmente castrada, o bien, que no hay capacidad de discernir la realidad del país, la cual, evidentemente, no es la misma en la que ellos viven.

¡Qué gran alivio verdad, el que los soñadores, digo senadores, hayan decidido reunirse con los secretarios encargados de la seguridad del país!. Se acabaron las balaceras, los colgados en los puentes peatonales, los decapitados, la ola de secuestros y extorsión, y todas esas linduras que habíamos padecidos. ¡el remedio se ha dado! y es gracias a nuestros legisladores, ya que han se han reunido y han hablado con Gómez Mont, Genaro, y cia. Se han reunido para hablar en el lenguaje de barandilla acostumbrado por "El Feo", ahora, como dice el Maestro, palabras más, palabras menos, ¡podemos respirar tranquilos!.

En fin, el espectáculo debe continuar.

Un saludo don Carlos.

Chihuahua!,hasta voy a llorar; a mis mostrencos legisladores: MUCHAS GRACIAS CANIJOS!!!!

De primera, maestro.

Me adhiero a su reconocimiento y a la nunca suficiente expresión de agradecimiento a nuestros ínclitos senadores.

Mi tranquilidad aumentó en 93.1%, que resulta muy semejante a la por usted cuantificada.

Enviar un comentario nuevo

Comentar

Si ya eres usuario registrado o crea tu cuenta ahora
To prevent automated spam submissions leave this field empty.
Términos y condiciones de participación