La verdadera tragedia en París

A mí nadie me lo cuenta: yo lo vi. Durante la semana pasada estuve en París, gracias a una amable invitación del gobierno francés, para dialogar con distintos actores de la vida pública de este país unas semanas antes de la visita a México del presidente Sarkozy. Fue así como, junto con tres colegas periodistas, me encontré, el miércoles pasado, sentado frente al secretario de Economía en el marco de un desayuno organizado por la embajada mexicana en la capital de Francia. Gerardo Ruiz Mateos estaba acompañado de Bruno Ferrari, director de ProMéxico, y la comitiva de ambos. La intención del viaje era continuar con el ambicioso proyecto que encabeza Ferrari para llevar inversión extranjera a tierras mexicanas. El desayuno, mientras tanto, estaba pensado como una oportunidad para que Ruiz Mateos explicara la situación de México a un pequeño grupo de paisanos que viven y trabajan en París. Me consta que la intención original del secretario de Economía era hablar de las cuestiones que le atañen: después de todo, los comensales eran, en su mayoría, hombres de empresa. Pero como le ocurrió al presidente Calderón en Davos, entre mexicanos, la coyuntura pesa mucho más que la prospectiva. Todavía no se habían acabado los chilaquiles cuando Ruiz Mateos ya enfrentaba la primera pregunta sobre seguridad. Y después vino otra más. Al final, nadie le preguntó sobre la relación con inversionistas franceses ni sobre la necesidad de elevar la competitividad de México. Nadie.

Fue en ese contexto que el secretario de Economía se aventó al ruedo —como bien lo explicara Carlos Puig en su columna del sábado— como “un espontáneo”. ¿Exageró Ruiz Mateos? Sí. ¿Podría haber usado otras palabras que comunicaran de manera más sutil y eficaz el mensaje en turno? También. ¿Fue una catástrofe de comunicación política usar la frase del famoso narcopresidente? Quizá. Pero lo que es un hecho es que, más allá de lo que opinen los francotiradores mediáticos, Ruiz Mateos explicó, en Paris, lo que muchos periodistas le hemos escuchado decir (en privado, claro) a un buen número de funcionarios del gobierno federal: la guerra contra el crimen organizado era impostergable, porque México ya tenía dentro un país paralelo: un sistema de gobierno alterno con sus propias reglas fiscales, su sistema de apoyos sociales y, por supuesto, su propio aparato de seguridad. Dicen los que saben que, de habérsele dejado en paz, ese anti-Estado podría haber impuesto sus intereses —y sus candidatos— en los procesos electorales en nuestro país. Por eso, más allá de críticas ociosas a la “sintaxis” del secretario o de sesudas observaciones sobre si “ya se había echado su cafecito en la mañana”, lo cierto es que Ruiz Mateos puso el dedo en la llaga.

No obstante, lo peor de lo ocurrido en París no es la tunda (en gran medida injusta, creo yo) que se ha llevado el titular de Economía. Lo realmente lamentable es que, con la cortina de humo de la discusión sobre seguridad, nuestro país aún no se anima a comenzar la discusión que realmente importa en tiempos de la crisis global: ¿cómo atraer más y mejor capital extranjero a México? En estos tiempos en los que la producción y el consumo están en crisis, y el mercado interno resulta tan fundamental, el debate para elevar la competitividad mexicana es indispensable. Cuando se piensa en atraer empresas internacionales a nuestro país, la pregunta no debería ser: ¿cómo hacemos para disimular nuestros problemas con el crimen organizado? Las cuestiones que de verdad pesan en Francia y en muchos otros países con intenciones de seguir invirtiendo en México son el marco jurídico, las condiciones laborales, los incentivos fiscales y, sobre todo, la urgencia de proseguir con las reformas estructurales. A los franceses no les interesa hablar del Chapo Guzmán o de Los Zetas. Les interesa, por ejemplo, que uno les explique por qué México parece tan reacio a permitir la inversión extranjera en materia energética (tremendo susto se va a llevar Nicolas Sarkozy cuando le hable de inversión en energía nuclear al presidente Calderón). Quien diga que lo que importa en Francia es la guerra contra el narcotráfico y no el ambiente económico y legal para invertir simplemente no ha cruzado palabra con un empresario francés interesado en México. Punto.

Para muestra, un botón. Rumbo al final de nuestra estancia en París, los periodistas invitados a Francia nos reunimos con un importante promotor de inversiones francesas en México y viceversa. Nos platicó la historia de Evo Morales, que justo en estos días daba vueltas por la capital francesa para intentar encontrar una empresa que le ayude a explotar la enormes reservas bolivianas de litio, material fundamental para las baterías recargables que impulsarán los automóviles del mañana. A Morales —que de capitalista tiene lo que Sarkozy de inglés— parecen no importarle los atavismos soberanistas. Lo que le interesa (igual que a Hugo Chávez, por cierto) es aprovechar —con inversiones públicas y privadas, nacionales y extranjeras— la riqueza en materias primas de su país. “¿Por qué México no emula a Evo?”, nos preguntó nuestro anfitrión francés. Sorprendidos por la comparación, preferimos callar. Y eso, y no lo de Ruiz Mateos, es la auténtica lección de lo que viví en Francia: a qué grado es una desgracia escuchar a un inversionista francés referirse a México como un enigma enamorado de sus propios mitos antes que como la tierra de oportunidades que el país debería ser.

- León Krauze

Si te gustó, quizás te guste
Comentar ›

Comentarios (8)

Mostrando 8 comentarios.

Para nada de acuerdo en atraer inversión extranjera a México cuando lo que realmente se necesita es desarrollo interno (que es mucho más sólido y duradero pero más complicado e impopular para la clase política). Véase el ejemplo de empresas españolas en la banca Mexicana.
Al menos poner de ejemplo a Evo Morales o a Chavez es una acertada visión de lo que México seria si estuviera a merced de la benevolencia extranjera. Moraleja, mas vale solos que mal acompañados…

buen punto solo le faltaria comentar que a méxico le falta la legalidad de un estado fuerte como para poder soportar criticas, creo que la posibilidad de que exista inversiono o no recide en el estado y el control de país , por lo que en méxico se pierde el estado de derecho y con esta oportunidades para atraer dinero por parte de Europa.... gracias

Estimado señor Krauze, me resulta difícil seguir algunos puntos de su artículo y me hago las siguientes preguntas:
¿Qué peso puede tener la opinión de un empresario francés que considera que la inseguridad pública y la erosión del monopolio del estado sobre los tres poderes no son factores decisivos para el “ambiente económico y legal para invertir en México”?
¿Qué peso puede tener la opinión de un empresario francés que a estas alturas sigue pregonando las consignas neoliberales que son, y no es porque lo diga yo, basta con leer la prensa de cualquier país occidental, la causa principal de la crisis económica mundial?
¿Qué peso puede tener la opinión de un empresario francés que pregunta seriamente porqué Calderón no emula a Evo?
¿En que sentido a Evo Morales, y de paso a Chávez, no le importan los que usted llama despectivamente “atavismos soberanistas”? Dudo que alguien, independientemente de que los favorezca o aborrezca, niegue que el elemento principal de sus propuestas ideológicas, es precisamente el ejercicio de la potestad popular sobre el patrimonio nacional.
Creo que su artículo no carece de interés, y creo que la oportunidad que tuvo de presenciar la situación de cerca fue muy valiosa. En lo que difiero es en la conclusión que saca de sus observaciones; la que saco yo es menos transcendental, y es esta: En Francia sigue habiendo algunos empresarios que no se enteran y no están al tanto de lo que ocurre en el mundo, en general, y en México, en particular.

Un saludo cordial,
Andrés Paniagua Curiel.

El asunto este de la guerra frontal contra el narcotráfico es que no está suficientemente explicado, por un lado el gobierno insiste en que el problema era mayúsculo y que es la actual administración la que decidido tomar al toro por los cuernos, pero no da para nada datos que nos permitan ver que lo que a su juicio pasaba antes ya no está pasando o no va a volver a pasar es más ni siquiera nos ha dicho que pasaba antes.
Por otro lado parece que la estructura financiera del narcotráfico no está sufriendo la acometida que en teoría si está padeciendo el narco en las calles, sin embargo es el dinero confiscado lo que le preocupa a un capo y no la muerte o la aprensión de uno de los suyos.
Usted estuvo allá en París y pudo presenciar lo que nosotros no, por ello nos dice que entiende mejor lo que sucedió con lo dicho por el secretario de economía, seguramente es así, lo que nos ocurre y es donde los periodistas hacen leña es que difícilmente se nos olvidan los traspiés en los que incurren nuestros funcionarios cada que olvidan el guión y se ponen a improvisar.

Quiza por que, como la historia ha enseñado, cuando México se aventura a ser la tierra de oportunidades que debía ser, salen unos aventajados y corruptos amiguitos llamados políticos y convierten esas oportunidades exclusivas para una pandilla de ladrones de cuello blanco.
Por cierto, sabe alguien
¿Como andaran las finanzas y los servicios de las carreteras consecionadas?, ¿Que harán los funcionarios de la CONDUSEF ante el alto cobro de comisiones de los oportunistas banqueros?

Salud.

¿Las reformas estructurales? ¿Todavía hay gente que cree en eso? Chateaubriand pensaba que la Revolución Francesa no era más que una guerra civil más. Era un hombre del siglo XVIII: no entendía lo que estaba viviendo.

De acuerdo con todo menos con la ligera defensa del secretario que haces León.

POLIZONTE EN LA IZQUIERDA

Diga lo que diga la falsa izquierda de las ONGs derechistas financiadas por el imperio, la realidad imposible de ocultar es que el obispo Fernando Lugo ganó las elecciones del 20 de abril con notorio respaldo de la embajada norteamericana ocupada por James Cason, y con el apoyo de la prensa vinculada a la Secta Moon. Su plataforma política la constituyeron grupos de activistas vinculados a ONGs derechistas relacionadas con el NED, IAF, USAID, etc., neoliberales como el sector de Luis Alberto Castiglioni y los partidarios del desaparecido dictador Alfredo Stroessner, todos ellos disidentes del partido colorado que presentó una candidatura que no era del agrado de estos grupos de extrema derecha.
Algunos grupos que se autoproclaman izquierdistas alegaron razones de coyuntura para seguir como furgón de cola la candidatura del obispo. La presencia de ellos constituye parte del libreto de la derecha, que los utiliza para fustigar sobre supuesta infiltración marxista en el gabinete del clérigo, aunque en realidad esté constituído en su totalidad por personeros del neoliberalismo y la embajada norteamericana.

IZQUIERDA GESTADA EN LA EMBAJADA NORTEAMERICANA

La totalidad los integrantes del gabinete del obispo Fernando Lugo provienen del sector de las ONGs financiadas por la embajada norteamericana. Se cuentan entre ellos a Gloria Rubín (referente en Paraguay del NED y la CIA), Camilo Soares (beneficiario de fondos de IAF y NED, favorecido del gobierno de George W. Bush) Rafael Filizzola (signatario de acuerdos con Alvaro Uribe a instancias de la ex operadora del plan Colombia Liliana Ayalde), Karina Rodríguez (de la Casa de la Juventud, que recibió 127 mil dólares de la Inter American Foundation), Liz Torres (referente de las logias de ONGs dependientes de la embajada norteamericana), Esperanza Martínez (del movimiento Tekojojá, financiado por USAID, hoy envuelto en escándalo por corrupción), Canciller Hamed Franco (del Pmas, un movimiento financiado por James Cason), el Vice-canciller Jorge Lara Castro (recibe dólares de la embajada a través de la ONG fantasma Alter Vida), Ministro de Defensa General Bareiro Spaini (hombre de la embajada norteamericana, educado en las escuelas de golpistas de Estados Unidos) o el ministro de Hacienda Dionisio Borda, antiguo responsable de las finanzas de los gobiernos corruptos y agente de la embajada norteamericana y del FMI.
Asimismo, Fernando Lugo ha anunciado que se mantendrá la política de sometimiento al imperio nortemericano en Paraguay, y se desconoce lo tratado por Lugo en New York con referentes de la mafia ítalo-norteamericana como John Tonelli, o con el heredero del imperio petrolero que en la década de 1930 llevó a la matanza a cien mil bolivianos y paraguayos, David Rockefeller. Lo único cierto es que ofició de guía turístico en la gran manzana Conrado Pappalardo, un personaje conocido por haber operado para el Plan Cóndor y haber proveído pasaportes para el asesinato en Washington de Orlando Letelier.
Otros cónclaves nunca aclarados por parte del obispo fueron sus reuniones con James Cason y Roger Noriega, pocos segundos después que Aleida Guevara March, hija del Che Guevara, haya abandonado la misma oficina por la misma puerta por la que entraron estos grandes amigos de Cuba y los hermanos Castro.
No se sabe el motivo de las visitas de Christopher McMuller, subsecretario norteamericano de Asuntos del Hemisferio Occidental, al viceministro de Relaciones Exteriores paraguayo, Jorge Lara Castro, un viejo favorecido de la embajada norteamericana de Asunción.

UNA OPERACION ENCUBIERTA DE LA CIA PERFECTA

Todo el andamiaje de la CIA y sus extensiones y derivados, como USAID, la National Endowment for Democracy y la prensa adicta al imperio, se jugó por el obispo Fernando Lugo el 20 de abril.
En Paraguay, llamó la atención que las ONGs recibieran fuertes donaciones a partir de la llegada al país del embajador James Cason, un conocido desestabilizador apadrinado por Otto Reich. El objetivo de la operación encubierta era sufragar la alternancia en el poder, ubicando al obispo Fernando Lugo en la presidencia de Paraguay.
Entre las numerosas organizaciones beneficiarias de estos dólares distribuidos por la administración de George W. Bush que apoyaron a la campaña del obispo, sobresalieron Gestión Local y la Casa de la Juventud, que financiaron con fondos de USAID e IAF a los movimientos Tekojoja y Pmas, como en Nicaragua la NED y otros organismos alternativos de la CIA propiciaron la elección de Violeta Chamorro en 1989.
Las organizaciones no gubernamentales y voluntarias –lo que hoy conocemos por sociedad civil— son conocidas como una extensión de las políticas neoliberales de EE UU en todo el mundo.
La CIA y la US Agency for International Development (USAID ó AID) tienen un protagonismo central en el esquema de promover las ideas y hechos políticos favorables al imperio, y a ellas se añadió un nuevo organismo, creado en 1983, bautizado como The National Endowment for Democracy (NED).
En Paraguay, la NED ejerce un control total sobre la prensa mediática, a la que presenta listas indicando cuáles son los referentes políticos que puede promocionar. Son los principales referentes de la NED los propietarios de ABC color y radio Ñandutí, Aldo Zucolillo y Humberto Rubín, dueños de gran parte de lo que en el país se puede decir. En Brasil, a comienzos de los 60, se utilizaron idénticas operaciones de la CIA junto a las de la sociedad civil opuesta al gobierno, con el resultado de provocar el golpe militar de 1964 contra el presidente Joâo Goulart, que dio comienzo a 20 años de una represión política indescriptiblemente brutal.
En fechas más recientes coordinaron un golpe mediático contra el gobierno de Raúl Cubas en Paraguay (marzo de 1999) y aceitaron a la sociedad civil de oposición al gobierno venezolano de Hugo Chávez, donde el papel de organismos gubernamentales estadounidenses, la CIA y otros como la AID y la NED detrás del fallido golpe de estado de abril de 2002 fue evidente.
El embajador norteamericano James Cason, como un flautista de Hamelín dedicado a cantar folklore paraguayo, fue determinante para alinear a todas las ONGs y fundaciones que reciben dólares americanos detrás del clérigo-presidente, sobrino del agente de la CIA Epifanio Méndez (delatado por Agee) y que perpetúa hoy la tradición familiar.
Entre las organizaciones aparecieron incluso grupos de feministas, que se vieron obligadas a impulsar una candidatura de un obispo católico, a pesar del clásico antagonismo con el Vaticano.
Entre estas supuestas organizaciones civiles estuvieron las feministas de convicciones subsidiadas por USAID como las Mujeres Políticas en Red, Parlamento Mujer, Red de Mujeres Políticas, Red de Mujeres Munícipes del Paraguay (RMMP), Coordinadora Interpartidaria de Mujeres del Paraguay (CIMPAR),), Mujeres Políticas por la Democracia y el Desarrollo,etc.
Son sufragadas desde la embajada norteamericana además de las redes de mujeres, Ideco (Roberto Ferreira), el Partido Demócrata Cristiano, Partido Encuentro Nacional, Patria Querida, el grupo de adherentes del Partido Unace que lidera Emma Rolón, la Red de Contralorías ciudadanas del Paraguay, la Contraloría Ciudadana de Ypané, Afosci, CIDSEP, CISNI, Fedem, Transparencia Paraguay, Semillas para la Democracia, radio Los Angeles, Radio Comunitaria de Villa Elisa, Fundación Tierra Nueva y GEAM, todos estos grupos aglutinados en el Grupo impulsor para la Regulación del Financiamiento Político en Paraguay.
La nómina sigue con Sakã (transparencia, en guaraní), integrada por cinco organizaciones no gubernamentales, Gestión Local, vinculada al Moviendo Tekojoja. Los "proyectistas" son Raúl Monte Domecq y Guillermina Kanonnikoff).
Otros grupos paraguayos financiados por extensiones de la CIA son Decidamos, Instituto de Geopolítica y Estudios Internacionales (IPEGEI), Radio CARITAS, Mujeres Por la Democracia, Centro Paraguayo de Estudios Sociológicos Fundación Paraguaya para la Cooperación y Desarrollo, Centro de Estudios Democráticos (CED), Centro de Información y Recursos para el Desarrollo, Instituto de derecho y Economía Ambiental, Centro de Estudios y Formación para el Ecodesarrollo, Asociación de Empresarios, Comité Paraguay-Kansas, Asociación Afro Paraguaya Kamba Cua, Centro Interdisciplinario de Derecho Social y Economía Política, Fundación Arlequín Teatro", Casa de la Juventud – Paraguay, cuna del Pmas de Camilo Soares, Cooperativa La Norteña y la Escuela Agrícola de Carumbey, Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales y Sociales.
En el marco de la campaña pro-obispo, maletines de George W. Bush ingresaron en forma encubierta en Paraguay, yendo a parar a los bolsillos de los partidarios del obispo de los pobres y teólogo de la liberación, el marxista clérigo-presidente Fernando Lugo.
Por ejemplo, los 45,226.96 dólares que en nombre del Plan Umbral recibió recientemente la guevarista Casa de la Juventud (ONG que recauda para el PMas) de mano de organismos imperialistas bajo control de George W. Bush, supuestamente para enseñar a estudiantes secundarios algo fundamental: "identificar la corrupción" en Paraguay. Se suma el dinero a los 127.000 con que anteriormente les benefició la IAF. Se añaden en el mismo contexto las fuertes sumas que recibe Gestión Local, ONG cuyos responsables son a la vez financistas de Tekojoja, o los 132.700 dólares que en el 2006 recibió la Fundación Arlequín Tetro (refugio de organizadores de manifestaciones contra la actual administración municipal) para objetivos tan relacionados con el arte escénico como "ayudar a adolescentes de centros educativos a identificar, estudiar, discutir y atender las prioridades de la comunidad". Debemos agregar los 116.300 dólares de George W. Bush recibidos en el 2006 por el CIDSEP, los 95.000 dólares recibidos por la Fundación paraguaya para la Cooperación y Desarrollo del ex intendente Martín Burt, los 94.000 depositados a nombre de la ADEC, los 27.500 donados a la CPES de Domingo Rivarola, los 164.404 aportados a la CED, o las importantes donaciones que reciben el CIRD de Agustín Carrizosa para "apoyar a las organizaciones de la sociedad civil", la IDEA de Patricia Abed, o los sensibles ecologistas de Alter Vida como Jorge Lara Castro.
Como puede advertirse, la lista es bastante extensa y garantiza un amplio control sobre la "sociedad civil" paraguaya. No es la victoria electoral del Obispo Fernando Lugo la primera operación exitosa de la NED, USAID y la CIA en Paraguay, que ya actuó en Paraguay con eficacia varias veces. Por ejemplo, cuando en 1989 se derrumbaba la Unión Soviética, y con ella la propaganda con que el dictador Alfredo Stroessner justificaba sus abusos, se aseguró de promover un cambio a la medida de los intereses imperialistas, limpiando expedientes y ubicando en la presidencia a un célebre narcotraficante.
El mismo año el gobierno norteamericano invirtió mil millones de dólares en el triunfo de Violeta Chamorro en Nicaragua, imponiendo así una jefa de estado con los billetes provenientes de la National Endowment for Democracy, un inofensivo organismo llamado a tomar la posta de la CIA desde 1983.
Considerando inminente el fin de Stroessner, el imperio norteamericano se movilizó en ese entonces para impedir que sus adversarios tomen las riendas a su caída, para lo cual se apresuró a ganar para su causa a los disidentes con una muy buena remuneración.
El encargado de distribuír los dólares para "el cambio" fue el Dr. Carl Gershman, presidente de la NED. La Freedom House funcionó como un embudo por donde pasaron los fondos que concedía la NED, y gran parte de ellos fueron a parar a los bolsillos de los comunicadores destacados.
Radio Ñandutí, a través de la Casa de la Libertad, recibió importantes sumas de dinero de la National Endowment for Democracy (NED). Leonard Sussman, agente de la CIA y Director Ejecutivo de la Casa de la Libertad, realizó una visita a Paraguay a fines de 1987, guiado por Humberto Rubín, estableciendo contactos con varias organizaciones que luego recibirían fondos de la NED. El objetivo era "madurar" la idea del cambio.
A partir de entonces, estos organismos promovieron la estructuración de un andamiaje que hoy controla todo lo que en Paraguay se puede decir, paradójicamente con la coartada de que defienden la libertad de expresión.
Un organismo es la Cámara de Anunciantes del Paraguay (CAP), a la que acompaña Cerneco. Reciben con frecuencia los auspicios de USAID. Por ejemplo, el "Foro por la libertad de expresión", organizado por la Cámara de Anunciantes del Paraguay (CAP) y CERNECO en noviembre de 2004, fue auspiciada por la USAID (Agencia Internacional de desarrollo de los Estados Unidos). A este "Foro" asistió el señor Kevin Goldberg, "experto norteamericano en Libertad de Expresión y Derecho a la Información". Otro apéndice de la embajada norteamericana es el Centro de Regulación, Normas y Estudios de la Comunicación (CERNECO), fundado en 1990. Humberto Rubin, vinculado con la Nacional Endowment for Democracy (NED), fue presidente de CERNECO entre 1992-2002.
CERNECO proclama que "Surgió como un medio para canalizar inquietudes, ideales y el espíritu de servicio y progreso de un grupo de personas vinculadas al campo de la comunicación masiva".
Se formó una línea de acción que enfocaba el tema del Código de Ética, que regulaba la conducta de los propios medios de comunicación, de las empresas anunciantes y de las agencias de publicidad. Integraron la comisión pro-Código de Ética: Carlos Jorge Biedermann, Rufo Medina e Ilde Silvero. Rufo Medina e Ilde Silvero son empleados de Aldo Zuccolillo, dueño del diario ABC Color. En cuanto a Carlos Jorge Biedermann, basta con señalar que es yerno del general de la "Operación Cóndor", Guillermo Federico Clebsch, egresado de la Escuela de las Américas, detalle que alcanza para conocer cuál es la tendencia de su "ética"
Otra organización vinculada a este grupo es CONAR: Consejo de Autorregulación Publicitaria de CERNECO, un ente privado cuyo objetivo es la autorregulación de la publicidad, proponiendo a través de sus recomendaciones, que los mensajes publicitarios se encuadren dentro de los principios de la legalidad, honestidad, decencia y veracidad".
Toda esa estructura estuvo al servicio del Obispo Fernando Lugo, en una operación magistralmente coordinada por el desestabilizador estrella de George W. Bush, James Cason, y presentada ante la prensa mediática y los incautos como "un gran triunfo de la izquierda". Lo que se dice una perfecta operación encubierta de la CIA en Paraguay.

Enviar un comentario nuevo

Comentar

Si ya eres usuario registrado o crea tu cuenta ahora
To prevent automated spam submissions leave this field empty.
Términos y condiciones de participación