No hay tiempo que perder

 

La toma de posesión de Enrique Peña Nieto como presidente marca una coyuntura importante tanto por razones estrictamente locales como por el entorno en el cual ocurre. Terminan doce años de presidencias panistas que, con sus aciertos y fracasos, mostraron que la alternancia es posible, y que el manejo económico técnicamente correcto y la seriedad fiscal no tienen por qué tener colores partidistas.

Ahora, PAN y PRD tienen que redefinirse como partidos de oposición. El primero porque después de una abrumadora derrota electoral tiene que decidir si quiere ser un partido moderno de derecha, evitando ser el partido proteccionista y provincial de antaño, que promueva una economía más competitiva, alejada de condiciones oligopólicas y dispuesto a sumarse a las iniciativas del gobierno cuando estas sean sensatas. El liderazgo de un funcionario serio como Ernesto Cordero en el Senado es motivo para ser optimista con cautela en tanto no quede claro qué facción dominará el futuro del partido.

El PRD tiene un reto más grande. ¿Será capaz de constituirse en una izquierda moderna, responsable y propositiva que se aleje del colosal y creciente lastre implícito en la formación de Morena y la retórica de López Obrador? Marcelo Ebrard demostró ser un gobernante capaz en la ciudad de México y ahora Miguel Ángel Mancera tratará de dar continuidad a un proyecto interesante y pragmático que pudo desarticular a mafias que parecían intocables, como la del transporte público y la de los vendedores ambulantes. Si el camino del PRD es ese, más le valdrá quitarse de encima a gente con el perfil de Dolores Padierna, quien afirmó que Hugo Chávez es “un ejemplo para todo el continente”, y desconoció la firma del Pacto por México que hizo su coordinador en el Senado Miguel Barbosa, con el apoyo de Jesús Ortega y Graco Ramírez.

López Obrador marcó el tono que mantendrá en los próximos años: “resistencia pacífica, pero activa” y, la irresponsable actuación de Ricardo Monreal acusando desde tribuna la primera muerte de la administración peñista señala no solo la desesperada y peligrosa búsqueda de mártires que legitimen su causa, sino también un distanciamiento con el gobierno de la capital que, de hecho, es a quien se le hubiera “colgado” el muerto.

Las batallas políticas de Peña Nieto quedan de manifiesto desde la formación de su gabinete, la firma del Pacto por México y las trece decisiones señaladas desde el primero de diciembre. Es positivo empezar por la reforma educativa, aunque no es claro si el camino más corto para conseguirla pasa por una guerra campal entre Emilio Chuayfett y Elba Ester Gordillo. Por otra parte, el alcance de la indispensable reforma energética parece peligrosamente acotado por el lenguaje utilizado en el Pacto por México, y eso es motivo de preocupación y alarma.

Las pensiones para las personas mayores de 65 años me parece una mala implementación de una idea justa. Cuando la edad de retiro se estableció en 65 años en Estados Unidos, la esperanza de vida era de 63; hoy es de 78 años y otorgar ese tipo de derechos es siempre más fácil que financiarlos una vez que la población envejece. La de México va en ese camino y parece miope echarse la soga al cuello cuando las estructuras de pensiones están quebrando al Estado. El costo político de hacer cambios más adelante será colosal. Alemania, de hecho, acaba de incrementar la edad de retiro a 67 años y podrían buscar aumentos subsecuentes. En México, sería mucho más sensato y responsable establecer 70 años como punto de partida (la esperanza de vida es de casi 77 años), y de una vez ajustar la edad de retiro a la evolución futura de la esperanza de vida en un mundo donde no solo se vive cada vez más, sino que la provisión de salud se encarece conforme la ciencia avanza y las terapias se personalizan. Al reducirse la escala en los tratamientos médicos estos se vuelven más efectivos, pero también exponencialmente más costosos. El gobierno de Peña Nieto daría un buen ejemplo de responsabilidad evitando caer en la tentación populista, a sabiendas de que en una o dos décadas la provisión del subsidio se complicará irremediablemente.

En mi opinión, la mayor razón para sentirse optimista es el lenguaje que Enrique Peña Nieto eligió en su primera visita a Washington y el nombramiento de José Antonio Meade en la Secretaría de Relaciones Exteriores. Peña Nieto decidió, acertadamente, resaltar el componente económico de la relación con el vecino del norte, evitando caer en la estéril retórica de los temas de migración y narcotráfico. México es el socio que exporta mil millones de dólares diarios de manufacturas a Estados Unidos y produce 40% de todos los bienes que ellos exportan al resto del mundo. Meade deberá apuntalar esa condición y formar equipos fuertes que aprovechen la negociación del TPP (la alianza transpacífica) para renegociar NAFTA (TLCAN) “por la puerta trasera” (como dijera el embajador Arturo Sarukhán, el mejor que ha tenido México en décadas), sin generar oposición legislativa en un lado u otro de la frontera.

Es en el entorno internacional donde está la gran oportunidad para el gobierno peñista. Estados Unidos está inmerso en un enorme problema económico. Después de crecer a tasas promedio de 3.3% anual por las últimas seis décadas, el crecimiento potencial estadounidense (quizá alrededor de 2% en este momento) se encuentra mermado por el alto endeudamiento de las familias (y ahora también de su gobierno), por el envejecimiento de su población, y por el agotamiento del proceso de incremento en la productividad que tanto benefició a las empresas de ese país en los últimos años. Si Obama quiere tener la más mínima esperanza de reducir el alto, persistente y preocupante desempleo, la única alternativa realista proviene de una agresiva política energética combinada con una revolución en materia de manufacturas. En ambos de esos factores, México es un socio indispensable.

Obama tendrá que olvidar sus sueños de energía renovable y resignarse a la explotación de shale gas (gas de esquisto) que le permitirá acceso a energía también limpia, pero no renovable. Esa explotación generará decenas de miles de millones de dólares de inversión y le dará a Estados Unidos acceso a energía barata y les permitirá ser autosuficientes en términos energéticos, lo que geopolíticamente no podría ser más oportuno dado el escenario actual de Medio Oriente. Tan solo en el shale gas que está en el subsuelo del estado de Pennsylvania hay más BTU que en todo el petróleo del subsuelo saudiárabe. Estados Unidos podría producir energía a la quinta parte del costo que Europa paga por gas ruso. De hecho, las empresas alemanas Bayer y BASF anunciaron públicamente su preocupación porque les será imposible competir con empresas estadounidenses una vez que estas tengan acceso a gas a ese costo.

Ese costo de energía permite que sea factible y realista el desarrollo de una nueva capacidad manufacturera estadounidense. Sin embargo, Estados Unidos no puede hacerlo solo. Los procesos productivos de ambos países están irreversiblemente integrados y la creciente competitividad mexicana, en relación a competidores como China, es evidente e incuestionable. Si además hacemos lo propio para permitir inversión privada cuando menos en la producción de gas y en la industria petroquímica, el crecimiento de la economía mexicana se irá por las nubes. Consideremos también que esto ocurre cuando México, por primera vez en años, está recibiendo más inversión de portafolios que Brasil, cuyo crecimiento ha decepcionado a los mercados internacionales y además no aprovechó sus años de bonanza para quitarse de encima lastres estructurales.

Peña Nieto tiene poco tiempo. Su luna de miel será breve y los retos políticos son evidentes. Podrá echar mano de experimentados políticos –Osorio, Coldwell, Rojas- y de técnicos capaces –Videgaray, Meade, Lozoya, Guajardo-, con Rosario Robles en Sedesol puede articular una política social eficaz, “robándole” algo de agenda social a la izquierda. Pero para ello primero tiene que atreverse. Es momento para forjar alianzas públicas y privadas, internas y externas; tiene que redefinir, pronto, la relación con Estados Unidos y aprovechar que ellos también tienen prisa. Al hacerlo, sentará sólidas bases para resolver problemas migratorios y de seguridad a los que les vendría muy bien quitarles el reflector de encima para permitir encontrar soluciones que beneficien a todos.

La oportunidad está ahí. A Peña le sonríe la suerte, ahora es momento de mostrar que sabe cómo aprovecharla. Al final del día, requerirá de una mezcla de valor y visión. Ojalá se lance, la recompensa potencial rebasaría las más optimistas expectativas.

"A Peña le sonríe la suerte, ahora es momento de mostrar que sabe cómo aprovecharla"

Comentar ›

Comentarios (24)

Mostrando 24 comentarios.

Considero que la reflexión que hace el autor Jorge Suárez con respecto a que Peña Nieto no tiene tiempo que perder, me resulta algo creíble, justifica a los estadounidenses del problema tan grave que tienen de desempleo y que la formula que los americanos tienen, es aplicar una agreciva política energética, que les ayude a superar su déficit de empleo y todo la problemática que de ello deriva, es aprovechar el gas de esquisto y abaratar los costo a una quinta parte de como les cuesta a los europeos, por ende Peña Nieto tendria que aprovechar esta oportunidad de negocio para resolver la problematíca en el rubro migratorio que tiene México con la Unión Amerícana. Me parece que el problema migratorio proviene de una falta de atención al campo mexicano, que se viene arrastrando practicamente desde los tiempos de la conquista, y que si bíen, la revolución Mexicana quiso aportar una solución a la desigualdad que imperaba, desafortunadamente lo que sucedio fue un cambio de actores latifundistas y las cosas siguierón igual, creo que uno de los temas fundamentales donde se necesita poner mucha atención es el tema de la instrucción pública.    

Si bien comulgo con la idea, de que Estados Unidos no es la ùnica alternativa que existe para crear  pactos que convengan a nuestro paìs, cabe señalar que el paìs vecino aporta  en gran porcentaje para que la actividad econòmica no se estanque, por ese motivo,  nuestros gobernantes procuran siempre una buena relaciòn  con este paìs.

 

Sin embargo, ya sea esta u otras naciones las que ayunde a impulsar nuestra economìa, pareciera que solo es una realidad para los gobernantes, por que durante los gobiernos del PRI, como en los sexenios del PAN, los pobres somos màs pobres y somos màs y los de clase alta, seguiran prosperando; Claro hasta que la poblacion afectada que somas la mayorìa, nos eduquemos de forma integlal y oportemos para mejoras y no como lo hemos hecho siempre afectando  a los demàs, para que los representantes y encargados de hacer valer nuestros derechos, pongan atenciòn y resuelvan una de tantas necesidades de la poblaciòn.

 

Att: Claudia Duran

Tampoco hay que subestimar a brazil. según algunas predicciones llegaráa tener un pib tres veces mayor a méxico debido a su mayor población y territorio.

habría que dejar de competir en un juego de suma cero por la inversión foránea. De hehco, de los países de latinoamerica, brasil es donde más invierte méxico. las inversiones cruzadas ayudarian a depender menos de la inversión foránea, siempre y cuando brasil resuelva su problema de divisas sobrevaluadas y el proteccionismo. aunque para ser justos, la revaluación del real es producida porque los mercados de divisa están apostando al alza.

Jorge, estoy de acuerdo con tu ensayo y respecto a los partidos de oposicion en mexico es lo mismo de los ultimos sexenios a diferencia de que el pan llego a la presidencia y aporto al pais lo mismo que hace de oposicion, nada, por otra parte el hermano mas pequeño y latoso el PRD no ha cambiado ni aportado nada sigue con uso oposicion efimera y cuando el gobierna hace lo mismo y peor asi, que la llegada del PRI al gobierno nuevamente es el reflejo de que miles de mexicanos ya nos dimos cuenta de que es lo mismo todo hasta el PRI, con la llegad de EPN la incognita surge desde el centro, derecha e izquierda, si son buenos sus resultados, se buscara hasta el mas minimo error y si el daño es grande se acusara de nepotista y mentiroso a EPN, no cambiamos, por eso yo me uno a los trece puntos de este gobierno y no por el presidente sino por mi pais, su presente y futuro.

Si el pan no hizo nada por el pais, ¿cómo se crearon entonces las condiciones para que el gobierno actual pueda detonar el crecimiento mexicano? algo debieron haber hecho bien los gobiernos panistas.

Excelente como siempre, aunque encuentro las opiniones del autor en favor del shale gas y en contra de las "energias alternativas" demasiado fuertes. Entiendo que la explotación del shale gas demanda muchisima agua e impone costos ambientales altos que no pueden ser ignorados. Espero que el nivel de avance actual de la tecnología ya permita la extracción con daños lo bastante reducidos para poder ser compensados y tolerados por la población de Estados Unidos, y sobre todo que dichos daños sean reparables en el mediano plazo, de otro modo solo se estará aplazando el agotamiento inevitable de los combustibles fósiles y terminaremos con un medio ambiente aún más insalubre del que ya tenemos. Ojalá el Sr. Suárez Vélez pudiera dedicar una columna a analizar los pros y contras del shale gas, ya que de ser ciertas las promesas de independizar energéticamente a Estados Unidos sería un factor que cambie el juego y el equilibrio para muchos aspectos de la vida de ese país y por ende de sus paises satélites - dentro de los cuales cuenta México nos guste o no - .

Corrijo, se necesita una tercera parte para cultivo,otra tercera para biocombustibles y la otra para actividades industriales incluyendo la extracción de gas shale

Me falta investigar sobre el fracking, ningun artículo dice que hacer con el agua contaminada por el proceso.Tambien hay reportes de contaminación de la atmosfera, por la expulsión de gases de invernadero y otros contaminantes como las bencinas. auqnue al aprecer la emision de gases nocivos puede limitarse con filtros especiales.

Lo que me llamo la atención es que, a pesar de las enormes ventas, la mayor parte de las empresas trabajan en numeros rojos. incluso exxon, quien entró tarde al negocio del hgas shale, admite que tardarán más de 20 años en ver ganancias. Los precios bajos son un efecto del mercado por la abundancia momentánea de gas, pero no reflejan los costos de producción. incluso se ha hablado de subsidiar la industria para mantener los precios bajos.

Es posible que en un futuro los precios aumenten al comenzar a quebrar las empresas, o fusionarse para sobrevivir. además, la mayoria de los pozos decaen más rapidamente de lo previsto, quizá solo 30% de los pozos sean rentables en el largo  plazo. exxon está apostando a durar más que sus competidores para al final comprar los pozos rentables a un bajo precio.

En méxico podria haber gas de esquisto en la costa del golfo de mexico, desde tamaulipas hasta veracruz. quizá por eso están pidiendo inversión privada en gas, lo que permitira que los yacimientos mexicanos sean explotados por empresas estadounidenses y aspi ayudarles a sobrevivir.

Si, además del uso de agua engrandes  cantidades, queda fuertemente contaminada ¿que ocurriria si se filtra a los mantos freaticos? Segun algunos estudios se necesita el equivalente a tres veces la tierra cultivada actualmente en eeuu; dos terceras partes harian la funcion de una zona de amortiguamiento para evitar daños a la población por contaminación, incendios o explosiones. ¿quien absroberá los costos de los procesos de descontaminación y/o almacenamiento de agua contaminada?

 

Precisamente, ¿cómo dejar de ser un pais satelite? diersificando el comercio. el mundo no comienza ni termina en washington. México tiene otras opciones.

Considero que las propuestas dl presidente son sensatas y que se lleven acabo, ya que varias o la mayoría tiene que pasar a las cámaras, en donde los señores tienen que decidir de la mejor manera, esperamos que sean sensatos y no busquen su beneficio o la de sus grupos parlamentarios, ya que es ahí en donde se quedan estancadas las iniciativas por que a algunos no les conviene.

Es un excelente ensayo, pero me quizá faltó agregar las opciones que méxico tiene fuera de la órbita estadounidense. por ejemplo la alianza del pacifico; está a punto de ampliarse ya que méxico y lso paises de centroamérica firmarán un tratado de libre comercio, como paso previo a su unión ala alianza delpacífico (México, Chile, Perú, Colombia). El proyecto consiste en crear una zona de libre circulación de mercancias, capitales y personas. 

http://www.economia.gob.mx/comunidad-negocios/notas-relevantes/9141-reun...

Por otro lado, me llama la atención que se propone disminuir el desempleo basado en aumentar la productividad en base a una energía barata. Pero, ¿eso no exportaría desempleo a otros paises?

Además que no es seguro que el crecimiento manufacturero cree los empleo necesarios.

Por poenr un ejemplo, DARPA lleva años apoyando la creación de coches autónomos, capaces de conducir en carretera y en ciudad. Se tiene la esperanza que el auto autónomo haga más eficientes los traslados, reduzca el consumo de combustible y disminuya los accidentes. Dará trabajo a la industria automotriz y a la electrónica, pero ¿serán empleo capaces de compensar la perdida de empleo de los conductores de taxis y trasnporte público o trasnportes mas pesados? Sobre todo porque conducir un vehiculo requiere una experticia diferente a la de los empleos creados. 

Con el aumento del rendimiento en la agricultura, los campesinos desplazados encontraron empleo en la industria. Cuando la indsutria se fue eficientando, los obrero hallaron trabajo en el sector servicios. Pero con el surgimiento de la sociedad del conocimiento, mucha gente se está quedando fuera y la brecha entre quienes están dentro y los que se quedan afuera se ha estado incrementando. En méxico deberiamos cuidar que nos pase eso, hacuiendo más flexible nuestro sistema educativo. Pero aun asi, ¿cómo sortear este problema?

Finalmente, me queda la duda de si el TPP va funcionar sin incluir a China, y si no hay peligro de entrar en colisión con la organización de Cooperación de Shanghai.

Se espera que este sea un buen cambio para el país, con mejores oportunidades de empleo, mas aporte financiero para la educación, mayor seguridad y menos violencia que en el sexenio pasado.

Esto sera el mayor reto que tendra que enfrentar el nuevo presidente.

Se espera que en este gobierno sea un cambio para el bien de nuestro país

y que se apoyen en las mejoras de la educacion, desempleo, pobreza y que haya más

seguridad en el país y menos violencia que el sexenio pasado.  

Es un reto para el nuevo Presidente Enrique Peña Nieto

Esto es un buen comienzo, por otra parte hay mucho por trabajar y no solo lo digo por EPN, sino también la colaboración del PAN y PRD, es bastante complicado pero si bien hay una realidad para los mexicanos, estamos como país realmente mal, esperamos que trabajen realmente en grupo, por otro lado, a lo mejor no es el  suficiente tiempo pero si para lograr avances, su separación de Obrador en el PRD será un poco más ligero, y para el mas dificíl , EPN se encontrara com más obstaculos como lo vimos el pasado 1° de diciembre, por parte de Monreal, decir que ya había un muerto, pero bueno, México tiene que trabajar mucho, esperando que así sea y que el Gobierno de Peña traiga mejoras y avances para nosotros los mexicanos.

Considero que esta es una oportunidad para Mexico de resolver problemas historicos que son una barrera, y digo para Mexico porque como sociedad tambien tenemos que cambiar, entender que dentro de la democracia hay un proceso de eleccion en el que tenemos diferencias y apoyamos a a uno y otro candidato, pero pasado ese proceso tenemos que buscar las coincidencias con el que resulte ganador y privilegiar las mismas con el objeto de que Mexico avance y no tomar la democracia como un pretexto para detener el avance de nuestra de nacion, siempre he pensando que es mejor tomar las decisiones aun y cuando no ser las mejores a no tomarlas y quedarnos estancados.

Espero que de verdad este sexenio sea para mejorar ahora si, ya que empieza a su vez un nuevo año y una nueva era, solo esero que EPN tenga la suficiente sabiduria para guiar al pais por bien o por lo menos no decaiga.

Por otro lado espero tambien, que los demas partidos politicos aporten mas cosas buenas y no los torrentes que nos han dejado por varias decadas.

Solo espero que con este cambio se empieze por la educacion ya que es lo mas importante para un furturo Mexico con conocimiento y verdad.

Espero vivir para verlo. Vamos Mexico, depende de cada uno de nosotros el poder del cambio!

Saludos!

Me parece que es una epoca de cambios asi como una nueva era; solo espero que sea para mejorar y que EPN aparte de proponer lleve hasta el final dichos cambios.

Por otro lado espero que los demas partidos aporten algo bueno y no solo torrentes de espectaculos de los cuales ya estamos acostumbrados.

Lo que necesita en realidad Mexico es n cambio empezando por buen camino, ya que la educacion es lo mas importante desde mi punto de vista; y

Solo espero vivir para contar el cambio.

Saludos!!

 

Esperemos que este sexenio sea bueno y traiga mejoras para el país, Enrique Peña nieto  ha sabido cumplir, ya lo demostró en el estado con la creación de hospitales materno infantil ( el cual ya tuve la oportunidad de comprobarlo), los cuales cuentan con una infraestructura moderna, tecnología de punta y servicio y atención  profesional, donde desde la puerta de entrada donde te reciben los policías se nota una calidad humana. La creación del circuito bicentenario el cual acorta el tiempo de desplazamiento de la zona oriente ( la caseta México- puebla) a la zona norte, que si su costo es relativamente alto pero si nos ponemos a pensar en el tiempo y la gasolina que se gasta en dicho trayecto  con el trafico atravesando el DF si es remunerado, al menos para mí el dinero regresa el tiempo no y esta obra cumple esa  mención, y por último la creación de universidades  el cual cuenta con las mismas características que los hospitales materno infantil.

Ahora  lo tendrá que aplicar en todo México, echando  una vista al pasado miremos como los pasados  sexenios a partir  de salinas, si salinas robo mucho, pero al igual durante ese periodo la economía de México creció ya que  eso es lo que hoy en día  necesita México.

Es increíble que tengamos una deuda externa multimillonaria si contamos dentro del país con el 50% de magnates del mundo y con el hombre más rico del mundo.

Esperemos, que este sexenio en verdad sea de cambio sobre todo en la Reforma educativa, que en verdad les interese en formar mejores estudientes y se unan para logar mejores resultados.

Peña Nieto, tiene un gran reto. y que en verdad superen al pais por que cada vez Mexico esta Peor.

Jorge,

no puedo dejar de mencionar lo que me decia un Viñatero Frances en un opiparo almuerzo el fin de semana...

“AT THE END, IT WILL BE ALL RIGHT – IF IT IS NOT ALL RIGHT, IT’S BECAUSE IT’S NOT THE END”

Saludos.

Hola Jorge,

a principios de Enero voy a Mexico, despues de 2 años de ausencia. Yo no soy tan optimista, en 100 años mas y si el mundo resiste, nuestros hijos, nietos...estaran hablando de lo mismo. Me parece mas real lo que dice Pepe Mujica.

Un abrazo.

Ambos partidos tienen grandes desafios, sin embargo el Presidente Enrique Peña Nieto tiene uno mucho mayor puesto que llega con una sombra de fraude electoral tal como lo hizo su antecesor Felipe Calderon Hinojosa, asi lo demuestran los actos del 1 de Diciembre en la resistencia pacifica.
Recordemos que dicha sombra sigue polarizando a la sociedad Mexicana y obstaculiza el llegar a consensos de manera rapida, sin embargo tambien tiene que demostrar que gobernara de manera diferente a como lo venian haciendo y como lo hacen los gobernadores y presidentes emanados de ese instituto politico.

El más grande reto del PRD es la supervivencia, pues el arrastre de la personalidad de AMLO le ha desgarrado y parece terminará por aniquilarle
En cuanto a USA, realmente no tiene esperanza de que el desempleo disminuya si no reduce significativamente su colosal déficit comercial, especialmente con China que compite haciendo trampa mientras subsidia indirecta pero brutalmente el Factor Labor subsidiando TODO lo que la gente necesita para vivir: alimentos, agua, transporte, ropa... así puede pagar salarios bajísimos a sus empleados y robarle el empleo al resto del mundo. Mientras no se solucione éso el desempleo crecerá en cualquier país fuera de China.
En cuanto a México - si USA empieza a explotar el shale gas sí nos perjudicaría mucho, pues el precio del petróleo bajaría, incluso al grado de provocar baja importante del valor de nuestra moneda.

Ojalá que el nuevo presidente sea capaz de hacer frente a los problemas de crisis actuales ya que tiene muchos retos por resolver,como lograr la unificación de los diferentes partidos y que luchen a su lado y a su favor, por que la unión es la fuerza y todos deben jalar para el mismo lado en primer lugar, si quieren llegar a un mismo objetivo,de lo contrario seguiremos en el mismo hoyo y jamás podremos salir d la crisis. 

Enviar un comentario nuevo

Comentar

Si ya eres usuario registrado o crea tu cuenta ahora
To prevent automated spam submissions leave this field empty.
Términos y condiciones de participación