¿Reforma o autodeportación?

En mi primer artículo después de las elecciones estadunidenses de noviembre, sugerí que, a pesar de la larga historia de decepciones y promesas incumplidas, habría reforma migratoria en 2013. Las razones me parecían evidentes: la importancia del voto hispano y la demografía en ciertos estados fundamentales en el mapa electoral de Estados Unidos. Para los demócratas era –y es– clave consolidar la filiación del voto hispano, que favoreció de manera abrumadora a Barack Obama en 2008 y 2012. Pero no solo eso. Los demócratas ahora calculan que, de la mano de la curva demográfica hispana, su partido podría hacerse del control de bastiones tradicionalmente republicanos, como Texas. Y aunque el camino no está tan claro (un porcentaje de latinos texanos son votantes conservadores a los que les importan otro asuntos antes que la migración), lo cierto es que el partido demócrata está tan entusiasmado con la posible cosecha política de la reforma migratoria que ya han puesto en práctica un proyecto encabezado por Jeremy Bird, uno de los más célebres operadores de campaña de Barack Obama, para hacerse de Texas. Para los republicanos, el cálculo es el opuesto: saben que no pueden darse el lujo de ver pasar otro ciclo electoral con el tema de la reforma migratoria encauzando votos a granel para los demócratas. Es tal la desesperación republicana que varios de sus estrategas han insistido en que, tratándose de migración, el partido debe dejar de lado los estrictos valores conservadores y optar por el pragmatismo. Por todo lo anterior, la aprobación de una reforma migratoria parecía probable hace seis meses y resulta casi inevitable ahora.

La pregunta interesante (además de quién se llevará el crédito tras la aprobación) es exactamente qué tipo de ley saldrá de Washington. El principal problema es que la reciente conversión republicana podría toparse con el inmenso poder del ala más conservadora del partido. El asunto es especialmente complejo para aquellos miembros del partido que ven la reforma migratoria como un elemento indispensable en sus propias carreras políticas, pero al mismo tiempo saben que es casi imposible hacerse de la candidatura presidencial republicana sin el apoyo de los ultraconservadores, opuestos por principio a cualquier reforma de este estilo. De ahí, por ejemplo, que el senador de Florida Marco Rubio —que depende por completo del éxito de la reforma para seguir soñando con la candidatura republicana— se haya negado por semanas a hablar de un camino hacia la ciudadanía para los indocumentados. Rubio sabe que camina en la cuerda floja y que un mal paso podría convertirlo en persona non grata para los conservadores de su partido, acabando contadas sus aspiraciones. Lo peor es que la preocupación de Rubio es la preocupación de muchos otros republicanos, que no están dispuestos a inmolarse políticamente en aras de la reforma al sistema de migración.

La dificultad de servir a dos amos —conservadores opuestos a la reforma e hispanos ávidos de la misma— podría hundir a los republicanos en una serie de contradicciones que podrían convertir a la ley en una quimera. El ejemplo perfecto es el camino hacia la ciudadanía que, de acuerdo con varias versiones, incluirá la propuesta que presentarán hoy los senadores que forman el llamado “grupo de los ocho”. Hasta donde se sabe, la reforma propondrá una ruta tortuosa, que podría durar hasta 13 años, para que un indocumentado pueda convertirse en ciudadano estadunidense. El proceso incluirá el pago de multas, una larga lista de exámenes y pruebas cotidianas y hasta reportes frecuentes con un oficial de migración que verificará que el indocumentado no haya cometido infracciones. En suma, algo muy parecido a lo que enfrenta un preso puesto en libertad condicional. Rubio, por ejemplo, lo tiene claro. “Para ellos va a ser más fácil, barato y rápido regresar a sus países de origen y esperar allá diez años”, dijo en una entrevista el domingo. ¿Reforma migratoria auténtica o invitación a la proverbial “autodeportación”? Ya veremos.

 

Comentar ›

Comentarios (22)

Mostrando 22 comentarios.

Creo que el obejtivo es que quienes se queden se disocien completamente de sus paises de origen, especialmente en el casod e los mexicanos.

La situación de los migrantes hatsa ahora, al menos de los emxicanos, era que ellos iban a norte, trabajaban un tiempo, mandaban remesas y después regresaban a méxico, al siguiente año, rregresaban a eeuu para el tiempo de las cosechas. Parece ser que con la reorma migratoria este fenómeno de una comunidad practicamente binacional se va a terminar. ¿por que cuando habland e la reforma se sobreentiende que todos quieren ser cuidadanos de eeuu? ¿que ocurre con los trabajadores temporales?

Por los comentarios de Krauze y los requisitos que muestra carlos gamboa, se pudiera inferir que la reorma está diseñada para terminar la migración ilegal y obligar a quienes están viviendo en eeuu a decidirse si se integran como ciudadanos de eeu o si no que se vayan. Por supuesto reconocen la labor de los jornaleros y de la gente preparada, así que los requisitos para ellos son menores. de tal manera que en lugar de tener una poblacion de trabajadores flotante, se convierta en autóctona.

El reuisito de pagar impuestos pero sin poder usar el sistemna de seguridad social disminuirá el margen de dinero que se podría enviar como remesas. 

 

El ejemplo que pinta usted, don luis enrique, es uno de los varios posibles.  No me queda muy claro que quiere decir usted con lo de: comunidad practicamente (sic) binacional.  A ver.  Pues sí.  De lo que se trata es de que los indocumentados dejen de serlo, adquiriendo documentos migratorios en regla.  Si a la larga quieren hacerse ciudadanos, que sea su prerrogativa (así está escrita la propuesta de ley).  Al adquirir documentos migratorios y si son mexicanos podrán moverse libremente entre los dos países (lo que no era posible para aquellos que, como usted menciona, no tenían la intención de residir permanentemente en los Estados Unidos: volver a ingresar sin documentos era peligroso).  Si adquieren la ciudadanía norteamericana no serán "practicamente", sino realmente binacionales, ya que la ciudadanía mexicana no se pierde al adquirir otra nacionalidad, como antes ocurría.  ¿Que no todos los que deseen ir a trabajar a los Estados Unidos se verán beneficiados?  Bueno, a veces olvidamos que el problema de la migración al norte es también, y sobre todo, un problema mexicano...

Mi hipótesis resumida es que hoy existen rdes reales de solidaridad intercomunitaria a uno y otro lado de la frontera, y lo qu ela reforma migratoria buscaria es romperlas o al menos encauzarlas legalmente y disminuir su tamaño. quizá or razones de seguridad nacional de las esgrimidas por Friedman en "los próximos 100 años".

Tanto para efectos de pago d eimpuestos o participación en elecciones o servicio militar. o en qué pais van a invertir su dinero.

Como comentario extra, no creo que legalizaf a 11 millones automaticamente beneficie la partido demócrata. los republicanos tienen politicos de origen latino que pueden jalar parte del elctorado. además, no olvidarán recordar que bush relamente quizo aplicar una reforma migratoria. y la población migrantes es tradicional en muchos aspectos, más cercano a algunas posiciones republicanas, auqneu en lo económico pudieran ser cercanos a los democratas. quizá se conviertan en una población con una lealtad dividida y voten diferenciado. si en estas elecciones se volcaron a apoyar  a obama fue por las actitudes racistas que habia adoptado el partido republicano.

cierto que la migración es un problema mexicano por la incapacidad qu hemos tenido en crear los suficientes empleos bien remunerados para la población. pero o por eso hay que negar los enormes beneficios en mano de obra barata que eeuu ha tenido gracias a la misma. incluso es posible que ciero margen de inmigración ilegal se mantenga para mantener precios competitivos en el sector agrícola.

No es o mismo tener formalmente una doble nacionalidad que tener fuertes lazos a uno y otro lado de la frontera. los migrantes mandaban remesas a sus paises de origen y viajaban de ida y vuelta, además de que servían de enlace para quienes deseaban ir por primera vez a los eeuu. lo que creo que va a ocurrir con la reforma migratoria en los terminos porpuestps es que estas dinamicas poblacionales se van a reducir a cero, así que en la practica los migrantes, aun teniendo doble nacionalidad, se verán obligados a escoger una u otra .

Por lo que respecta a la nacionalidad, insisto, los mexicanos ya no tenemos que elegir: podemos tener dos o más.  Me parece que está usted más preocupado por la residencia de los capitales que de las personas.  Por lo que respecta a las reformas migratorias: se refiere usted a un asunto no menor, su naturaleza unilateral.  Esto no es ni ilegal ni injusto, estrictamente hablando.  Estados Unidos, como país soberano, tiene pleno derecho a regular los movimientos transfronterizos.  Pero es inconveniente para el vecino del sur, y sintomático de las limitaciones diplomáticas del gobierno mexicano, que no se hayan retomado las negociaciones para llegar a acuerdos migratorios benéficos para ambas naciones.  Saludos.

Usted deberia leer con más atención. jamás dije que los migrantes se verian obligados a renunciar a alguna nacionalidad, sino que para efectos practicos lascomunidades hispanas en uno y otro lado dela frontera van  a ver sus lazoscortados.

Y si es importante el asunto del diner. ,uchas comunidades en mexico dependen del envio de remesas,y aparentemente eeuu obtenia beneficios de esta situación gracias los bajos costos de la mano de obra agrícola. entonces estaba en el interes de ambos canalizar esta situación a través de pactos de migración, para regularla y evitar el peligro de la ilegalidad. 

Es un asunto interno deeeuu y no seria alarmante, excepto por la presion sobre mexico para desarrollar fuentes de trabajo aquí.PEro si situamos la discusión dela reforma migratoria dentro d eun discurso soterrado pero visible dentro de la élites en eeuu, que ve a méxico como una potencia mediana que podria amenazar los intereses de eeuu en un futuro, entonces si es para alarmarse.

Un breve resumen del contenido de la actual propuesta de inmigración.

 

El comité bipartidista del Senado pospuso la conferencia de prensa, debido a lo que sucedió en Boston, para presentar su proyecto de ley [1](texto original), que reestructuraría el sistema de inmigración, si es aprobado.

 

Aquí está un resumen de los puntos más relevantes:

 

i. Solo serán elegibles aquellos que muestren que han vivido en el país, por un tiempo, antes de diciembre del 2011. Todos aquellos que entraron por primera vez después de esta fecha no serán elegibles.

 

ii. Los indocumentados, que no hayan cometido delitos graves, podrán solicitar la regularización temporal de su estatus bajo el Registered Provision Immigrant (RPI). Algunas de las condiciones son el pago de multas e impuestos y someterse a una verificación de antecedentes penales.

 

iii. El estatus temporal permitirá que las personas puedan: obtener un número de seguro social, trabajar legalmente y viajen dentro y fuera del país. Sin embargo, no serán elegibles para obtener servicios sociales, como el de la medicina socializada, u otros servicios destinados para personas de bajos recursos.

 

iv. Después de diez años de haber obtenido su estatus, mostrado buen comportamiento, aprendido inglés y habiendo pagado impuestos podrán, entonces, solicitar la residencia permanente. Tres años después, serán elegibles para solicitar la ciudadanía.

 

v. Para los que son elegibles como parte del DREAM Act y los jornaleros el proceso será más rápido.  Ellos podrán solicitar la residencia permanente en solo cinco años e inmediatamente solicitar la ciudadanía.

 

*Es importante notar que, de ser aprobada esta legislación, una de las condiciones para que la reforma entre en vigor es el que gobierno federal debe tomar pasos para incrementar la seguridad en la frontera (incrementando el número de agentes de inmigración y extendiendo el muro fronterizo) y, en los lugares de trabajo (exigiendo que todos los empleadores verifiquen electrónicamente el estatus legal antes de contratar personal).

 

** Esta es solo la propuesta del Senado, la cual va a ser debatida el próximo mes. Después de eso tiene que ser aprobada en la cámara baja (que actualmente están discutiendo su propia versión), y finalmente firmada por el presidente. En el mejor de los escenarios esta legislación se materializaría a finales de junio o en julio.

 

 

 

Saludos,

 

Carlos Gamboa

 

 

 

 [1] 113th Congress. Border Security, Economic Opportunity, and Immigration Modernization Act.

 

 http://personal.crocodoc.com/3X0IoJe

La reforma migratoria es un tema muy controversial pues muchos de nuestros paisanos dejan su tierra no con la idea de volverse cuidadanos de otro país sino para mejorar la vida de sus familiar que se quedan en su tierra y forjarse un futuro sin tantas carencias para ellos mismos pero de vuelta en casa.

Esta reforma pareciera tener ventajas sin embargo los tiempos para sus actividades y su arduo trabajo dejan poco espacio para todas las formalidades que exige la ley y cuantos hispanos imagino que solo aquellos que lograr una prosperidad no solo económica sino tambien social, querrian que sus seres amados se sujeten a todas estas normas estrictas y hasta cierto punto incomodas pues estando en su país con todo y los puntos en contra tienen una "libertad" donde pueden ir, hacer y conocer sin tantos protocolos.

Falta mucho por trabajar en el terreno migratorio, abría que tomar mas en cuenta la opinion no solo de los gobiernos sino de los hombres y mujeres que buscan en sueño americano.

Saludos.

León,

 

La obsesión por incluir un camino a la ciudadanía, como parte de la reforma migratoria, es una de las mayores amenazas para su codificación. La mayoría de personas que residen ilegalmente en EU, no están preocupados por obtener la ciudadanía, a ellos, primordialmente les interesa poder vivir y trabajar legalmente en ese país, lo cual lograrían si obtuviesen la residencia legal permanente.

 

A pesar de que los dos partidos tienen claros incentivos políticos para apoya una reforma, la urgencia del partido Demócrata en otorgarles la ciudadanía, se puede traducir en que: [la reforma] convertirá unos once millones de demócratas en ciudadanos americanos.

 

Saludos,

 

Carlos Gamboa

Señor Gamboa:

 

En su cruzada anti-demócrata IGNORA usted la ley actual, que establece la concesión de la residencia permanente como un tránsito (si así lo decide el solicitante) a la ciudadanía por naturalización, siempre y cuando se cumplan ciertos requisitos.  Esta ley no es ni demócrata ni republicana: es simplemente LA LEY.  La propuesta actual hace mucho más difícil ese tránsito para los indocumentados.  Del sitio de USCIS:

 

"Si ha sido poseedor de una tarjeta de residencia por al menos 5 años, debe cumplir con los siguientes requisitos para poder solicitar la naturalización:

 

Tener 18 años o más en el momento de la presentación

 

Ser titular de una tarjeta verde por lo menos durante los 5 años inmediatamente anteriores a la fecha de presentación de la Forma N-400, Solicitud de Naturalización

 

Haber vivido en el estado o distrito USCIS con jurisdicción sobre el lugar de residencia del solicitante, durante al menos los 3 meses anteriores a la fecha de presentación de la solicitud

 

Haber residido continuamente en los Estados Unidos en posesión de una tarjeta de residencia durante al menos los 5 años inmediatamente anteriores a la fecha de presentación de la solicitud

 

Estar físicamente presente en los Estados Unidos por lo menos 30 meses de los 5 años inmediatamente anteriores a la fecha de presentación de la solicitud

 

Residir continuamente dentro de los Estados Unidos a partir de la fecha de la solicitud de naturalización y hasta el momento de la naturalización

 

Ser capaz de leer, escribir y hablar Inglés y poseer conocimiento y comprensión de la historia y gobierno de los EE.UU. (educación cívica)

 

Ser una persona de buen carácter moral, adherida a los principios de la Constitución de los Estados Unidos, y con buena disposición para el buen orden y la felicidad de los Estados Unidos durante los períodos pertinentes en el marco de la ley"

 

Lo que se negocia es que los indocumentados tengan la misma oportunidad que aquellos que solicitaron la residencia permanente de manera legal de convertirse en ciudanos si así lo desean, pero pagando un precio por haber ingresado y permanecido ilegalmente en el país: no es una AMNISTIA.  No puede ser de otra forma: la ley no puede crear una casta de contribuyentes fiscales sin representación (aunque se dan casos, como los habitantes del Distrito de Columbia).  La obsesión de llamarle AMNISTIA, y de oponerse a cualquier solución a un problema que no va desaparecer por él mismo, por parte de algunos elementos extremistas del partido Republicano, es lo que lo está conduciendo a representar casi exclusivamente a los hombres anglosajones.

Liborio (lea con cuidado),

 

La narrativa de León y mi comentario claramente son acerca de la reforma migratoria, y no del sistema actual. 

 

Tener una provisión para la ciudadanía, como parte de la reforma, ha sido uno de los puntos de contención más fuertes, tanto que el acuerdo bipartidista casi se ha desmoronado varias veces. Mi punto es que la insistencia de los demócratas por incluir un proceso para la naturalización, arriesgando con esto que haya una reforma, es meramente política, está claro que los nuevos ciudadanos representan futuros votos para el partido Demócrata.

 

***

 

En cuanto a mi cruzada anti demócrata, es más bien una cruzada contra la toxica demagogia política que, históricamente, ha destruido democracias.  De ahí que critico de igual manera a los republicanos y sus inconsistencias filosóficas. Por ejemplo, su postura en cuanto a la reforma migratoria, esta es un claro contraste de valores Cristianos que predican. Además, ellos se ufanan de proteger la dignidad de la vida de ahí que hasta ahora son pro-vida, sin embargo no tiene problemas con la tortura o la detención indefinida de extranjeros, aunque no haya evidencia de su envolvimiento con algún grupo extremista. Más aun, la guerra de Irak fue un acto de defensa preventiva, sin embargo le llamaron ¡Operación Liberación de Irak! Esto es un tanto absurdo.

 

No obstante, el partido Demócrata es la antítesis cabal del desarrollo legítimo de la democracia. Mi mayor querella contra esta entidad política es su sagacidad para disfrazar el elitismo político, el paternalismo, el populismo y el libertinaje fiscal argumentando que es en defensa de los intereses del pueblo, especialmente de los más débiles. Estas políticas son especialmente nocivas para las minorías, quienes, a pesar de todo, han manifestado una fidelidad manchuriana a este partido.

 

El hecho de que la filosofía política Demócrata es gestionar por un gobierno cada vez más grande y centralizado es un acto directo de condescendencia para todos los ciudadanos; esta filosofía política inherente mente profundiza la desigualdad social ya que cimienta e incrementa el poder de los políticos en relación al pueblo independientemente si son ricos o pobres.

 

Otra de las maniobras cuestionables de este partido está ocurriendo en este momento. La deuda publica ya rebaso el PIB, el gobierno federal está gastando 30% más de sus ingresos anualmente, la administración se rehúsa a recortar el gasto y adoptar medidas fiscales sobrias que beneficiarían al país, porque no son políticamente populares, en otras palabras: mantener el poder es más importante que el bien del país. El costo de la irresponsabilidad fiscal lo van a pagar los jóvenes quienes, irónicamente, votan mayormente por el partido Demócrata. 

 

Curiosamente en el 2006, Obama entonces senador de Illinois dijo: “El hecho de debatir el límite de la deuda es una clara señal de ausencia de liderazgo……el hecho de que el gobierno no pueda pagar sus propias facturas es resultado de desastrosas políticas fiscales…” Curiosamente, Obama se niega a ser consistente (y ni los medios ni la población lo cuestionan); solo hace unos meses la administración de Obama acusaba a los republicanos que estarían actuando en contra de los intereses del país si se negaban a aumentar el límite de la deuda pública.

 

***

 

Por otra parte, los Demócratas “defienden” a las minorías promoviendo su auto exterminación.

 

Las estadísticas indican que las mujeres Negras y latinas tienen el mayor porcentaje de abortos en la nación. En algunos estados como en NY más del 55%  de los embarazos terminan en abortos.  Este partido se ha definido por su ardua defensa de “los derechos de las mujeres,” no solo promoviendo los abortos (por cualquier motivo y en cualquier etapa), sino gestionando para que se sigan subsidiando con el dinero de los contribuidores.

 

***

 

El oportunismo político y el relativismo moral afligen más profundamente, hasta ahora, al partido Demócrata. En 1996 Bill Clinton, justo antes de las elecciones, apoyo y firmo el DOMA Act (una legislación que protegía la definición del matrimonio, como heterosexual, a nivel federal). En ese entonces tanto el presidente como Hilary Clinton hablaban de la “santidad” del matrimonio y la importante obligación de protegerlo. Bajo esa premisa el entonces presidente Clinton hizo campana como campeón defensor del matrimonio heterosexual, Clinton gano la reelección. Regresemos ahora al presente. Recientemente, primero Bill y luego Hilary anunciaron que habían cambiado de opinión, que ahora estaban en contra dela definición del matrimonio que habían defendido con celo (y aprovechado políticamente) unos años atrás.

 

Mi predicción: Hilary Clinton comenzó la campaña presidencial  para el 2016.

 

En suma, el problema más serio del partido Demócrata su burda “defensa” de los derechos individuales rechazando en la praxis  las responsabilidades individuales que vienen con estos. Además, fomentan la dependencia económica e intelectual, sobre todo de las minorías. Ganan elecciones instigando el miedo y fomentando la división social (como la “guerra de clases”, “guerra contra las mujeres” y las a minorías, típicamente utilizando el tema del “racismo” y/o la “discriminación”).

 

 

 

Saludos,

 

Carlos Gamboa

Mi "narrativa" consiste en mostrar que, en apoyo a los republicanos, usted pretende ignorar los antecedentes de la reforma: es precisamente una reforma porque ya existe una ley que le da opción a un residente permanente a convertirse en ciudadano estadounidense.  La idea de que los nuevos ciudadanos necesariamente votarán por candidatos demócratas no habla muy bien sobre el atractivo de la plataforma del Partido Repuplicano, o sus métodos de reclutamiento.  Es muy divertida su autoproclamación de combatiente contra la demagogia política (¿hay de otra?).  Los números no mienten:  vierte usted 102 palabras contra los republicanos y  ¡659! contra los demócratas (sin contar estrellitas, saludos y predicciones presidenciales).  Fácil. al menos para mí, ver de que lado masca la iguana...

Liborio,

 

Muchos de los problemas que afligen a nuestra civilización disminuirían significativamente si los individuos tomaran tiempo para reflexionar en el viejo adagio “gnóthi seautón,” inscrito en el pronaos del templo Apolo, en Delfos.

 

La minoría no es excelente es analoga a la mayoria, sin embargo,civilizadamente nos dicta hasta las morales. [1] El éxito literal de La Rebelión de las Masas (1929)[2],  deja cada vez menos espacio para andar, intelectualmente, al natural y, eso conlleva, como en mi caso, emular la naturaleza anádroma del salmón.

 

No hay ambigüedad en mis convicciones, las cuales van más allá de la política: soy católico y conservador, en ese orden. Si es de ese lado del que masca la iguana, estas en lo correcto.

 

Saludos,

 

Carlos Gamboa

 

 

 

 [1] http://jme.bmj.com/content/early/2012/03/01/medethics-2011-100411.full

 

[2] http://www.amazon.com/Rebelion-Las-Masas-Spanish-Edition/dp/8420641014

 

Disculpe, Carlos, pero es que calificar a un comentarista de "perro" que más bien "parecía cerdo en agonía", no tiene nada de anádromo ni católico. Es más bien MAINSTREAM.

Saludos.

¡Ah! Cito la fuente:

Carlos Gamboa (no verificado) - Enero 25, 2013.

"Hace unos meses me encontraba en una conocida taquería callejera debatiendo con Alex Borges acerca de la posibilidad de la existencia de orificios sin nada alrededor. Amenizábamos el debate al ritmo que no servían y consumíamos, golosamente, la especialidad del changarro: tacos de sesos.

Nemo, el taquero -un tipo acerbo pero bien intencionado-, cuando servía los tacos aprovechaba para hacer comentarios irrelevantes. Lo único que sabíamos de él era su fanatismo por Rene Magritte y su entusiasmo por lo trivial.

Nosotros proseguíamos a finalizar la discusión pero pausamos abruptamente al escuchar el chillido penoso de un perro, mas parecía un cerdo en agonía, el cual había sido pateado en las costillas por un fulano excéntrico ¿anunciando su arribo?"

Hablando de vocaciones anti intelectuales...

Cold,

 

En Marzo 14, 2013, esta fue mi respuesta a tu comentario (y no ha cambiado):

“Cold,

Esta fue una sátira de la vulgaridad narrativa de Guillermo…

….Mi narrativa (por obvias razones), nunca hace ninguna referencia o analogía, ni alegoría de cerdo u otro animal con un ser humano. La mención del perro es literal, no se refiere a ninguna persona. Yo, tampoco, no utilizo narrativa de doble sentido a la "mexicana" donde practicante todo tiene una connotación sexual. Es obvio que mi narrativa, noes digna del premio nobel y, admito que intencionalmente coquetea con la vulgaridad por el propósito de claridad contextual, por la razón que ya mencione.

…En suma, aprecio el comentario, aunque lamento, de verdad, la errónea interpretación del texto. Además, mis convicciones son claras de ahí que nunca uso anónimos, u nombres que nos sean el mío en mis comentarios.

Saludos,

Carlos Gamboa”



¿Cuál es la persistencia del acoso, malinterpretar mi comentario y adjudicarme cosas que claramente nunca dije?

¿Con que propósito promueves las ponzoñosas y deliberadas calumnias?

¿Te olvidas que el engaño y la mentira, desde el principio [1], fueron y siguen siendo la causa de división y la discordia?

 

[1] Génesis 3.1

 

Saludos,

Carlos Gamboa

 

Ya entendí: El comentario que desconozco no lo escribí yo, tomaron "prestado" mi nombre (una vez más). No me había dado cuenta. Y me parece que Alex Borges tampoco escribió el comentario bajo su supuesto nombre. Veo porqué tu percepción de "acoso"... La sola idea me parece vñabsurda.

¿Resultado? Hace mucho que ni las moscas se paran por ahí.

Saludos.

P. D. Ya ni porque "Cold" es lo más neutro e impersonal que encontré...

Carlos, no sé dónde encontrar la respuesta que mencionas, no la he leído.
Realmente desconozco de qué "ponzoñosas y deliberadas calumnias" hablas. El tono que empleas para concluír tu "respuesta" es realmente desmotivante y contrasta con la mesura que siempre demuestras; pero es el tono predominante, no contra la corriente, como apuntas. Y es justamente el tono que más evito: vulgar, inútil, hueco.
Me desentiendo en mi fuero interno.

Saludos.

La minoría no es excelente es analoga a la mayoria, sin embargo,civilizadamente nos dicta hasta las morales.

 

Ahora que si lo escribe en castellano, puede que se le entienda.  ¿O lo escribió en lenguaje anádromo?

Liborio,

Lo siento por la falta de claridad, aquí está la traducción: actualmente enfrentamos un problema más latente (que no se subordina a la política). En las últimas décadas en la cultura del Oeste ha estado experimentada una paradigmática reevaluación de valores aes téticos culturales morales (lo cuales son la antítesis del fomento de la virtud). Esto se manifiesta claramente, también, en los sistemas de educación superior.  En el nombre de la tolerancia y el progreso, irónicamente, este nuevo paradigma impone un dictadura no solo para el estancamiento del desarrollo humano, sino para su un drástico avance a él barbarismo sofisticado y políticamente correcto.

Saludos,

Carlos Gamboa

¿Usted me va a recomendar, como luis enrique, que lo lea con más cuidado?  Francamente: me doy por vencido...

Enviar un comentario nuevo

Comentar

Si ya eres usuario registrado o crea tu cuenta ahora
To prevent automated spam submissions leave this field empty.
Términos y condiciones de participación