Dos chilenos en la FIL

Diciembre 3, 2012 | Tags:

 

Chile, un país de cronistas, poetas y novelistas, fue este año el invitado de honor en la FIL de Guadalajara. Al menos dos generaciones de chilenos presentaron sus libros en la Feria. Jorge Edwards, testigo y protagonista de la turbulenta historia chilena del siglo XX, dio a conocer el primer tomo de sus Memorias en la FIL. Círculos morados, el título del libro que se inspira en las largas juergas envinadas de su adolescencia, le viene como anillo al dedo al recuento de Edwards: una vida temprana que fluye en una nación que produce, exporta y nada en buen vino.

Chile no fue siempre el país que es ahora. Antes del boom económico y de la globalización que ha sostenido la incorporación comercial chilena al mundo, Chile era un país ensimismado. Cautivo entre el desierto y la Antártida y entre el Pacífico y los Andes, las fronteras chilenas no fueron nunca vías de comunicación y tránsito, sino espacios inhóspitos o intraspasables que propiciaron el aislamiento del país. Las percepciones colectivas son difíciles de medir, pero habrá que creerle a los escritores que afirman que los chilenos han vivido desde siempre con una zozobra existencial. Bajo la amenaza de que el serpentino y sísmico territorio chileno pueda hundirse en el mar en cualquier momento.

En su prosa profunda y transparente, Edwards describe con honestidad su tránsito de la infancia a la juventud. Tuvo que enfrentar varios desafíos que brincan en el libro como fantasmas en busca de un exorcista: un padre iracundo y autoritario, un apellido que lo empujaba, no a las letras, sino a una vida comodina y frívola; un jesuita pederasta, una amante suicida y una sociedad profundamente conservadora.

Las batallas de Edwards con los primeros cuatro dilemas de su vida temprana son, en efecto, parte de su historia personal. Biografía que se derrama a los muchos que han vivido tragedias amorosas, familias desgarradas y el abuso de pedófilos incrustados en y protegidos por la iglesia católica.

La historia de la sociedad en la que vivió hasta los años sesenta, y que recupera con un detalle que invita a recorrer de nuevo Santiago o Valparaíso con su libro en la mano, es también la historia de todos: la de Allende y la de Pinochet. La sociedad chilena de clase alta, dice Edwards sin prescindir de un solo adjetivo, era racista, y xenófoba y estaba convencida de ser la Inglaterra o la Suiza de América del Sur. Edwards describe a los de arriba, pero los de abajo asoman en el otro polo de una sociedad clasista y desigual. Los círculos morados de este primer tomo de Memorias, anuncian otros círculos morados: los de una violencia que nadie pudo predecir.

Para conocer los círculos morados que Jorge Edwards dejó pendientes, los bibliófilos de la FIL tenían tan sólo que moverse de estante y generación y darle la mano a Roberto Ampuero. Ampuero necesitó más de una década para llenar el vacío del gobierno de Allende que había dejado Nuestros años verde olivo. Una novela autobiográfica, como él la llama, –publicada en 1999– que inicia con el golpe militar y narra su larga estancia en Cuba como exilado político. Un libro tan opresivo como la dictadura de Castro, que recuerda las historias del escritor claustrófobo por excelencia, el japonés Kobo Abe (con su Mujer de Arena y su Arca Sakura)

La más reciente novela de Ampuero, El último tango de Allende, regresa al pasado anterior a los años verde olivo: a los turbulentos últimos meses que destruyeron la libertad de maniobra del presidente de la Unidad Popular. Unidad Popular, que para 1972 había dejado de ser Unidad (las acciones de los partidos radicales de la coalición gobernante se convirtieron en una invitación abierta al golpe militar) y había dejado de ser Popular (cuando no hay nada que comer es imposible alimentar las lealtades políticas). Y ahí está Allende, en las páginas del libro de Ampuero,lidiando, inteligente e ingenioso, al son de tangos y de largas conversaciones con Rufino (su chofer/panadero y un personaje inolvidable), con su propia esquizofrenia: la del amante de la buena vida –y de las mujeres que se le pusieran al alcance– y la del médico marxista, solidario con las clases bajas y dispuesto a entregar su vida por un proyecto imposible. El proyecto imposible ganó al final y Salvador Allende se suicidó defendiendo La Moneda.

Previsiblemente, los escritores chilenos regresarán una y otra vez a los setenta y a la dictadura militar, porque Chile enfrenta el mismo dilema que otras sociedades –como, toda proporción guardada, la alemana y la japonesa de preguerra– que se veían como el clímax de la cultura y la civilización y se hundieron en una violencia brutal e impredecible. Sabemos qué pasó en Chile entre 1973 y fines de los ochenta: conocemos la represión, las delaciones, la tortura y el asesinato de decenas miles de partidarios de la Unidad Popular, que fueron el sello característico de la cruenta dictadura militar. Pero tal vez sólo la literatura pueda develar algún día los por qués. 

Si te gustó, quizás te guste
Comentar ›

Comentarios (18)

Mostrando 18 comentarios.

A través de sus novelas , Ampuero ,  da sus visiones de Corín Tellado de los años perversos de la dictadura chilena. Nada que ver con la brillante obra de Jorge Edwards , que en su novela persona non grata ,  dejó la visión más verosímil y honesta de aquellos años ,  tan manoseada por la novela rosa de Ampuero y otros inverosímiles. 

Saludos, espero me disculpes por usar este espacio de esta manera.  Queria mostrar testinmonios de algunos  hechos lamentables que ocurrieron afuera de la sede de la FIL este sábado. Puede uno no estar de acuserdo con las motivacionesd de los marchistas, pero ciertos detalles del despliegue policial da mucho en que pensar:

http://nuestraaparenterendicion.com/index.php?option=com_k2&view=item&id...

"La Secretaría de Seguridad Pública confirma que hay 27 detenidos después del fin de la marcha de repudio ante la Imposición de Enrique Peña Nieto como Presidente. Entre los detenidos hay mujeres, algunas de ellas tan jóvenes que no rebasan los 18 años de edad. Los policías sistemáticamente golpearon y provocaron a los manifestantes. Haciendo una pinza, cerraron los carriles de la avenida que llevaba a la Feria del Libro y liberaron un carril exclusivamente que constantemente, durante horas, mantuvo un flujo nutrido de refuerzos. Entre policía estatal y municipal, en patrullas y motocicletas, un gran contingente de fuerza pública fue mandado a reprimir y dispersar la manifestación. De la Feria del Libro salieron personas con botellas de vidrio para arrojarlas desde atrás de la valla de policía a los manifestantes.

Desde el comienzo de la marcha, el comportamiento de la policía fue inusual. Al llegar a la sede estatal del PRI, no más de 5 individuos arrojaron botellas y piedras a las ventanas, quebrando algunas. La policía no se inmutó, continuó escoltando la marcha sin detener a nadie, sin hacer nada. Afuera de la sede de Televisa, más vidrios rotos, policías a pie observando a gente arrojar piedras – ninguna reacción. No hay detenidos a pesar de cometer un delito en flagrancia. ¿Cómo identificar a estos individuos encapuchados? ¿Cómo aislarlos entre nosotros? ¿Cómo detener a alguien, si no es la policía? Vialidad y unidades de policía nos escoltan pacientemente, cuidando nuestro camino a pesar de haber atestiguado actos de violencia en flagrancia de personas que nadie ha logrado identificar.

Al llegar a la valla de metal que separaba a la policía estatal, los policías comienzan a arengar a la multitud. “Ándale, vente. ¡No te atreves!” le gritan a un manifestante. La gente comienza a retirar las vallas. Vuela gas lacrimógeno, golpean mujeres, una de ellas se rompe una pierna, la llevan cargando a un lugar seguro, los policías golpean en una batalla campal a los que llevan a la mujer herida. Rodean a todos los manifestantes, cierran todas las calles aledañas. Detienen a personas que tratan de irse cerca del Parque de las Estrellas cuando van caminando solas. No se retiran. Una hora después, estamos en la explanada de la Expo Guadalajara. Sin embargo, la policía no se retira. Nos observan. Las calles siguen cerradas. Nos mezclamos con la multitud que sale de la Feria del Libro, que no sabe nada de la batalla campal que acaba de terminar. Se suben más de 9 policías a la cabina trasera de una camioneta de la policía estatal que arranca a toda velocidad, para irse rápidamente con rumbo desconocido.
Ahora mismo, estoy redactando esto afuera de la Comisión Estatal de Derechos Humanos. Afuera de ella, hay 2 camionetas negras con vidrios polarizados, con 4 personas en cada una con radios. Todas ellas sin placas."

 

https://www.facebook.com/pages/Servicio-Jesuita-de-J%C3%B3venes-Voluntarios/340261366320

https://www.facebook.com/photo.php?fbid=517011091650369&set=a.369451379739675.88043.295944587090355&type=1&theater


"Hoy (ayer) alrededor de las 5.30 PM en la marcha del 1D, miembros del movimiento Colectivo Guadalajara y Más De Cientotreintayuno Iteso fuimos agredidos por policía estatal cerca de la Expo Guadalajara. Estábamos desarmados y en el piso. No había justificación. 
Ya interpusimos una denuncia ante la CEDHJ y esperamos noticias de nuestros compañeros desaparecidos a los que se llevaron patrullas."

"se llevaron detenidos a 27 compañeros, la procuraduría fijó una fianza de $135mil pesos"

 

https://www.facebook.com/photo.php?fbid=10151331691151321&set=a.444197366320.223381.340261366320&type=1&theater

 


Hola, Luis Enrique:

Ésta sí no me la contaron. ¿Porqué decidieron ir a la FIL y no al Palacio de Gobierno?
La Feria estaba atiborrada en un día que no se cobró el boleto. Llena de familias, niños que van a sus talleres... Los salones donde se presentan libros se llenan al tope. ¿Te imaginas el terror colectivo si ingresan a la Expo como pretendían? Tal vez hubiera cientos o miles de personas aplastadas.
¿Crees qué se podría hacer un enfrentamiento adentro de un estadio repleto? ¿Con qué consecuencias? ¿Para qué? ¿Es la población inerme un rehén, carne de cañón?

"Que tu mano izquierda no sepa lo que hace la derecha"... Qué perverso retorcimiento de las causas genuinas.

¿por que crees de antemano que pretendian crear desmanes?

esa no era su intención. ni pretendian ingresar por la fuerza. lo que querian era que, ya que la fil es un foro a nivel internacional, mandar un mensaje amplio.

Precisamente loq ue denuncian en los blogs es que habia individuos que causaban la violencia , cuyas actividades fueron toleradas por la policia y que sirvieron de excusa para reventar la manifestación.}

No eran porros. Tal ´parece que regresamos al 68, cuando un grupo de estudiantes revoltosos intentaron reventar las olimpiadas, ¿no te parece?

¿viste los enlaces que puse? los vuelvo a poner:

El hombre de la foto a la derecha es alfredo, quiense encuentra detenido por ejercer su derecho a manifestarse. Noten que su gesto es conciliatorio en un intento por detener la agresión anónima. El agresor no fue detenido, el que intentó detener al agresor si.

https://www.facebook.com/photo.php?fbid=10151331213350937&set=a.18457753...

Grupo de estudiantes intentando evitar una confrontación con la policía:

https://www.facebook.com/photo.php?fbid=10151331691151321&set=a.44419736...

crónica de los hechos:

http://www.nuestraaparenterendicion.com/index.php?option=com_k2&view=ite...

En un comunicado el centro PRODH y la red nacional de organismos civiles todos los derechos para todas y todos, calificarton como graves estos acontecimientos, que constituyen un fuerte llamado de atención a la sociedad mexicana.

http://ww2.noticiasmvs.com/noticias/nacionales/organizaciones-civiles-en...

En el siguiente video se ve que quienes rompen la valla son los policias. Los manifestantes no se acercaban a las vallas, un embozado arroja algo y es en ese momento que la plicia sale de detras de la valla. Noten en loc omentarios cómo se burlan algunos por la "inutilidad" de las marchas pacificas, y se burlan porque en gdl "nole entraron a los chingadazos".

https://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=pZYZKpOP8ng

 

Las narraciones me parecen muy sesgadas y no corresponden a un medio "neutro". En el video, sólo se vé un fragmento del tiempo que los granaderos estuvieron siendo insultados y amenazados. Uno de ellos, indisciplinadamente, responde a un insulto. Los compañeros de ambos bandos intervienen, naturalmente; lo que siempre daría lugar a una escalada de violencia y se convierte en una batalla campal, se disipa. Los granaderos no salen a desquitarse a lo loco (cosa reprobable pero natural en un humano), inician los arrestos.

¿Se supone que deben de aguantar todo? ¿Qué opinas?

 

En La Cumbre en Guadalajara, ví cómo los granaderos aguantaron 45 minutos de golpes. Los "globalifóbicos" reían de cómo levantaban el escudo para protegerse la cabeza y entonces les daban en las espinillas y cuando lo bajaban, les volvían a dar en la cabeza. C U A R E N T A  Y  C I N C O

M I N U T O S.  Dejo el link a tu consideración; los diarios publicaron otra versión totalmente falsa:

 

http://www.youtube.com/watch?v=1Jv-gp7ka-E

 

Todo esto no cuadra con el imaginario social que dejó el 68, Luis Enrique. Ya es hora de desmitificar los hechos actuales y dejar de interpretarlos como si el tiempo se hubiera detenido. Ignoramos todo lo que hay tras bambalinas, pero es el momento de empezar a indagarlo.

 

Celebro que no seas un cínico posmoderno e inútil; es refrescante leer a quien toma las cosas importantes en serio.

La verdad si es su deber aguantar. ya si les tiran una bomba molotov es otra cosa.

hay una ética en el uso de la fuerza. los policias son mas fuertes que los manifestantes por su entrenamiento y tácticas grupales. Pero alguien que usa su fuerza en forma irrestricta contra alguien más debil es un tirano. es como si pusieran a pelear a un niño con un adulto y el adulto le  soltara un golpe con todas sus fuerzas. 

Me sacas un video del 2004, digo son otros manifestantes  y otras circunstancias, no puedes igualarlos. las persona que participaron en la marcha del 2012 eranunos niños en 2004, ¡por favor! Ese argumento es un mero sofisma, estás construyendo un monigote sin hacer las distinciones pertinentes, construyes un chivo expiatorio y estás apoyando que se creen las condiciones para futuras represiones.

Me uno a tu comentario. Saludos.

Saludos, Rosa Martha y agradezco la respuesta, después del silencio del supuesto interlocutor.

Da mucho que pensar...

 

En realidad, como ya lo he expresado, me preocupan mucho más los anarquistas en el poder, aquellos que pueden acabar con la Banca, postularse para diputados y gobernadores con todo y antecedentes criminales, anarquistas que bloquean avenidas, que se apropian de todos los estímulos (con cargo del erario) al desarrollo cultural del país, que son capaces de endeudar al país completo, con sólo incrementar la obra pública a lo loco, quienes tienen tomada la segunda universidad pública del país desde hace dos décadas, traficantes de armas, de niños...

 

And yet and yet. 

Por eso me caes bien, tus inquietudes corresponden muchas veces con las mías, jejeje.
Todo lo que acabas de exponer corresponde con un hecho innegable: la corrupción imperante entre la clase política ha alcanzado niveles impensables en otros tiempos. El regreso del PRI a los pinos debemos tomarlo como una catastrófica muestra de amnesia colectiva, pues nos remonta a la época en que nuestro desarrollo intelectual como nación estaba entre el orangután y el hommo sapiens; no sólo a los 70 años que antecedieron la añorada “alternancia”.
¿Se te ocurre algo antes de que la decepción quebrante mi espíritu y me endurezca los sentimientos?

Justamente eso te iba a preguntar, Jacinto; y ahora, ¿qué hago?

 

No olvido una melodiosa recomendación que sugeriste una vez: "Amor y lectura". Por mi parte, estreno "La escuela del aburrimiento", que espero esté a la altura del título; "Tres ideas seductoras" -estupendo-, "Representaciones del intelectual" de Said, más moderado que su tono habitual y "44 cartas", de Bauman: cada una, un tratado para divagar. Reeleo "Conversaciones" de Cioran y un libro precioso: "El Silencio".

 

Es mi personal forma de resistencia gozosa, mientras no reclamen por mi presencia mis más amados. La equilibro con música, cine y trabajo (Liebe und Arbeit, recomendaba Freud). Y pocas cosas como una charla con los amigos entrañables... ¿Qué más se puede pedir? Ah, cocinar la receta más exótica,  olvidar la dignidad persiguiendo gatos racistas, un poco de ballet y evitar los noticieros. El humor, fundamental.

 

Seguramente ya se te ocurrieron mil cosas. Ya sé, es imposible voltear a otro lado y hacerse el loco: la decepción es una respuesta cuerda, pero los sentimientos se cuidan con sencillez.

 

Te saludo afectuosamente y te deseo una temporada muy a tu gusto. Unas vacaciones siempre son posibles ("vacar", ¿hacer "vacío"? ¿en ésta época?!!!).

Punto a tu favor: la temporada decembrina es insufrible y si algo evoca en la actualidad es un obsceno mercantilismo. Nos hacen creer que el puente Guadalupe Reyes saca nuestros mejores sentimientos, (que deben estar ocultos los otros meses del año), y nos convierte en inadaptados sociales si no sucumbimos a su influjo. Supongo que se debe a uno de esos impulsos primarios de nuestra niñez -allá, cuando el mundo era en blanco y negro- y todavía no establecíamos la diferencia entre mito/sueño/esperanzas/adoctrinamiento vs. realidad, cuando teníamos la candidez natural de un niño y no la ingenuidad manipulada de adultos maduros. Pero esa es una de las funciones de la psicología; develar nuestra recóndita debilidad, y la mercadotenia es el principal aliado de su santidad el dinero.

Cuando me doy cuenta de que ese niño todavía existe en mis recuerdos, que reclama no haberle brindado el tiempo suficiente para una adecuada maduración y que está en vida latente, hibernando y esperando que lo invite a salir de su letargo para poder realizarse a plenitud. El cuento es que sucumbí, mandé temporalmente al rancho del peje a todos los autores contemporáneos (la mayoría desechables, con pocas partes rescatables) y me he dedicado a releer a los autores de mi niñez. Tal vez de ahí viene mi tendencia a buscar refugio en realidades alternas o en universos paralelos, cuando la realidad se torna depresiva, porque las novelas de evasión y de ciencia ficción eran las que me disparaban el surtidor de dopamina y la producción de endorfinas, a pesar de que en ese tiempo eran lecturas de segunda intelectual, porque los "bestsellers" eran H. Hesse, B. Russell, A. Huxley, Lobsang Rampa, Freud, D. Morris, A. Toffler y muchos, muchísimos otros que también tenían lo suyo.

Sirva todo este rollo como preámbulo para recomendarte que también descanses un poco de los autores contemporáneos, si les otorgas mucha relevancia corres el riesgo de llegar a pensar como ellos y ello llevaría a la pérdida de un excelente espíritu rebelde.

Saludos, cuidado con lo que le pides a Santa porque podrías obtenerlo. Por mi parte le pedí ayudarme a aceptar que en el fondo soy esencialmente ese niño, que permite surgir ocasionalmente al adulto maduro que me regresa el espejo.

Quedé encantada, azorada y... ¡muda! ¡MILAGRO!

 

Te escribiría toda la tarde, pero sé que estamos en un blog de gente seria y crecida y me portaré bien.

 

Sabio y clarividente Jacinto, me ruborizo de pensar que he sido presa del "decadentismo". Vivimos tiempos muy interesantes, sí, el fin de un mundo... La sabiduría es cómo sobrellevar ésta nata con estilo y buen ánimo.

Intuyo que te encantaría leer a Verdú, pero no me pondré a necear.

 

Por la brevedad obligada te diré: tomo nota. Hoy, justamente, he traído conmigo los dos tomos del "Manual de monstruos caseros"; pero lo mío eran los cuentos de hadas, las "Crónicas Marcianas", y un cuento ya todo maltrecho que me hizo reír toda la infancia: "Biografías de duendes inútiles". 

Y ya jovencita, Ibargüengoitia y Monterroso me curaron de todo. Siempre me han encantado los ensayos, eso sí, pero nunca me deprimen, al contrario. Y Ciorán me enseñó la estética del vértigo y la desdicha... arte fundamental y herramienta para todo lo que se ofrezca.

 

Me desvié, y todo lo que quiero escribirte se queda ahí, todo mudo. Que no se diga.

 

Le pediré a San Nicolás que me ayude a recuperar mi ritmo, porque la prisa es como un vestido que me queda muy mal, me aprieta y no tiene nada que ver conmigo. Y ahora le pediré que la niña salga a jugar: "¡A QUE NO ME ALCANZAS!".

¿y tu por que crees que no? ¿como aseguras de su intención? ¿El mensaje amplio es propio de principiantes? Supones que son unos provocadores inexpertos, que dicen la verdad. ¿sera?

Y por favor no compares con el 68, ahi fue mas genuino, por lo menos en lo que corresponde a la bola, a los pazguatos de siempre. Ahora casi todos, no buscan respuesta a la denuncia, solo pretenden "provocar algo mayor" ¿o sera amplio?

No soy ninguna autoridad, Luis Enrique, y estoy llena de preguntas, más que de certezas. Lo que es inédito es que los hechos quedan registrados y grabados de manera múltiple; es más fácil interpretar los sucesos desde diversos puntos de vista. Con un poco más de tiempo, escribiré sobre mi humilde experiencia.

 

Me asombra que nadie comenta la situación de la UdG a manos del capo Padilla. La plagiadora   Poniatowska y demás puercos, se dedican ahora a lavado de imagen. Es un drama total para la segunda universidad pública de México. Y para todo el país.

Todo el asunto me parece repugnante (mi única certeza).

Si, aun falta recolectar mas testimonios y ver si se puede sacar algo claro. 

Enviar un comentario nuevo

Comentar

Si ya eres usuario registrado o crea tu cuenta ahora
To prevent automated spam submissions leave this field empty.
Términos y condiciones de participación