Patricio Navia | Letras Libres
artículo no publicado
  • Independientemente de quién gane las elecciones el próximo domingo en Chile, el próximo presidente comenzará su gestión en un contexto de debilidad. Con todo, los chilenos no darán un giro radical ni hacia la izquierda ni hacia la derecha. El país seguirá por el mismo camino de reformas moderadas y pragmáticas que han sido la norma desde el retorno de la democracia en 1990.