artículo no publicado
  • Para Coetzee la censura es la “pasión por silenciar”. Antes que razones políticas, morales o religiosas, se trata de un afecto que nace de sentirse ofendido y querer callar las voces que provocan la ofensa.