artículo no publicado
  • Existe el peligro de abusar de categorías como posverdad o perdedores de la globalización: podemos convertir en una explicación para todo algo que solo es un tópico.
  • En el café de los existencialistas (Ariel, 2016) es una biografía coral y la historia de un movimiento: es un libro sobre filosofía y también un libro de aventuras. Sarah Bakewell (Bornemouth, 1963) sigue las trayectorias de un puñado de personajes, estudia sus influencias y su relación con los acontecimientos históricos. Explica sus ideas y también sus vidas: el peso de la libertad, el tejido de amistades y enemistades, las ideas prestadas y transformadas, el rescate de manuscritos amenazados durante la catástrofe europea, las actitudes ante el sexo y el amor, y la importancia de la política y las lealtades.
  • Para alguien que haya crecido en los noventa es fácil pensar que está en un paradigma distinto, y bastante peor.
  • Mary Beard (Shropshire, Reino Unido, 1955) es una de las expertas en la Antigüedad clásica más prestigiosas del mundo. En libros como SPQR. Una historia de la antigua Roma, La herencia viva de los clásicos o Pompeya –publicados en Crítica– combina la erudición y el rigor con el talento divulgativo. La obra de Beard –que también participa en los debates contemporáneos y ha reivindicado la voz pública de las mujeres– ofrece un panorama amplio: incluye la forma de vida de los ricos y los pobres, de los libres y los esclavos, estudia la literatura y los chistes, muestra lo vigentes que están los clásicos en algunos aspectos, y lo anacrónicos que resultan en otros, y contiene pequeñas revelaciones y serias advertencias contra las conclusiones precipitadas y las leyendas. En esta entrevista hablamos sobre las mujeres y la Antigüedad.
  • El rechazo al liberalismo une a la derecha ultracatólica y a la extrema izquierda.
  • La tarea de un líder político en una democracia es guardar un respeto escrupuloso con los procesos legales, reconocer la derrota y educar a su electorado con el ejemplo.
  • Hillbilly Elegy ofrece una mirada desde dentro a la clase blanca empobrecida de Estados Unidos en un momento en el que se ha popularizado el relato de los perdedores de la globalización.
  • Dylan ha revolucionado la cultura contemporánea. Pero el premio no descubre a un autor, no hace que se lean más libros ni ayuda a la literatura.