artículo no publicado
  • En lo que va del año, la primera ministra del Reino Unido ha tenido más errores que aciertos: al Brexit y las elecciones habrá que añadir la paz en riesgo en Irlanda del Norte. Un conflicto que ella contribuyó a agudizar.