artículo no publicado
  • En semanas recientes, la renegociación del TLCAN dio pie a debates sobre el lugar de las industrias culturales mexicanas en el marco de la relación económica trilateral. Este texto aborda el lugar particular que ocupa la cultura en las negociaciones comerciales y analiza el estado de la discusión en nuestro país –misma que, todo parece indicar, no llegará a la mesa de los negociadores.
  • Las acusaciones que rodean al ámbito cultural parecen centrarse en el reconocimiento: a quiénes benefician los premios, las becas y las ediciones financiados por el Estado. Una mayor transparencia en las decisiones es la mejor forma de terminar con las prácticas deshonestas.
  • La reciente creación de la Secretaría de Cultura ha despertado reacciones antagónicas. Definir una noción moderna de cultura es esencial para entender sus retos y limitaciones.
  • Ibargüengoitia –que supo revisitar con mordacidad las páginas de oro de nuestra historia y exponer los rituales ridículos de la sociedad mexicana– fue también un despiadado crítico de teatro y un minucioso cronista de viajes. Los siguientes retratos acuden a ese otro Jorge: hablan del polemista, del trotamundos y del autor que puede ser “descubierto” por lectores de otras latitudes.